Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torra y la líder de Escocia defienden un referéndum pactado en Cataluña

Nicola Sturgeon ha recibido esta tarde al presidente de la Generalitat en un viaje oficial a la región que perdió la consulta de independencia en 2014

Quim Torra y Nicola Sturgeon se dan la mano en Escocia
Quim Torra y Nicola Sturgeon se dan la mano en Escocia Europa Press

La ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, ha recibido esta tarde en su residencia oficial a Quim Torra, presidente de la Generalitat catalana, y ambos han reivindicado un referéndum de autodeterminación pactado para Cataluña, meses después del que se celebró unilateralmente el pasado 1 de octubre. “En el siglo XXI, los conflictos vinculados con la autodeterminación se tienen que resolver por la vía de referendos democráticos, con las condiciones que acuerden las dos partes implicadas y con el reconocimiento internacional correspondiente”, han afirmado en un comunicado conjunto, después de una reunión que han calificado de “cordial” y “destinada a fortalecer los lazos y la amistad entre Escocia y Cataluña”.

“Los términos de tal referéndum deben ser pactados entre las dos partes y contar con el correspondiente reconocimiento internacional”, prosigue el comunicado, que señala la consulta sobre la independencia escocesa de 2014, acordada entre Edimburgo y Londres gracias a un mecanismo constitucional que permite a la primera ministra británica autorizarla, como “el mejor ejemplo para tal proceso”.

Los dos líderes han debatido sobre “la desafiante y compleja situación en Cataluña”, y han coincidido en que el camino pasa por “soluciones pacíficas y democráticas que incluyan el diálogo entre las autoridades catalanas y españolas, respetando el derecho de autodeterminación del pueblo catalán”.

La reunión con Sturgeon marca el final del viaje de Quim Torra a Escocia, donde este miércoles por la mañana se ha reunido con la exconsejera de Educación Clara Ponsatí, a la que la justicia española imputa los delitos de rebelión y malversación de fondos públicos, y que está pendiente de si Reino Unido la extradita o no. El tribunal de Edimburgo ha fijado para el próximo 23 de julio una nueva vista preliminar en el proceso de extradición de Ponsatí. El comunicado conjunto, un texto de apenas cuatro párrafos, no hace referencia a los políticos independentistas catalanes presos o huidos de la justicia española.

A pesar de que los independentistas escoceses reclaman a sus líderes una defensa más explícita de la causa secesionista catalana, el Gobierno nacionalista de Sturgeon se ha mostrado, hasta la fecha, cuando menos discreto en sus muestras de apoyo. Su prioridad pasa por mantener buenas relaciones con el Gobierno español, cuyo respaldo sería necesario, eventualmente, si una Escocia independiente quisiera ingresar en la Unión Europea. El enfado de los independentistas escoceses ha crecido en los últimos días al saberse que la fiscalía británica pedirá la extradición de Ponsatí en base a una "ley contra la traición" de 1848.

El independentismo escocés perdió el referéndum de 2014 y el Gobierno nacionalista de Edimburgo ha dicho desde entonces que una nueva consulta sería procedente si se produce un cambio sustancial en las circunstancias. Después del referéndum del Brexit de 2016, en el que los británicos decidieron salir de la UE pero los escoceses votaron mayoritariamente por permanecer, Sturgeon ha considerado que ese cambio en las circunstancias ya se ha producido, y ha amagado varias veces con volver a plantear una consulta, algo a lo que la primera ministra británica se niega en estos momentos. Los independentistas tampoco tienen claro que podrían ganar una segunda consulta, y de momento el tema está aparcado. En la reunión de Torra y Sturgeon, según explicó el presidente de la Generalitat a la salida, no se abordó la cuestión.

Recibir a Torra ha costado algunas críticas a Sturgeon dentro del Parlamento escocés, debido a ciertos textos de carácter xenófobo sobre los castellanohablantes de Cataluña escritos por Torra antes de ser presidente. “A Nicola Sturgeon y al SNP [Partido Nacional Escocés] les gusta siempre hacer ver su indignación ante cualquiera que use un lenguaje divisivo o intolerante. Pero todo eso queda a un lado cuando se trata de sus amigos separatistas, como lo demuestra esta bienvenida con honores”, dijo el diputado escocés conservador Maurice Golden. Torra ha asegurado, a la salida de la reunión, que Sturgeon ha aceptado su invitación para visitar Barcelona en el futuro.

Más información