Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera se adjudica el pacto de los Presupuestos y el Gobierno rebaja su papel

Ciudadanos y PP cierran el acuerdo para aprobar las cuentas de 2018, que aún requiere el apoyo del PNV

Un día antes de que el Gobierno presente los Presupuestos Generales del Estado de 2018 tras un Consejo de Ministros extraordinario, Albert Rivera ha salido este lunes para anunciar el acuerdo con el Ejecutivo. "Han cedido a nuestras peticiones", ha celebrado, apenas unos minutos antes de que el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, haya rebajado el papel de Ciudadanos en el contenido del documento. "Es un recién llegado a la arena [política]", ha ironizado el ministro, mientras el PNV mantiene su veto a las cuentas hasta que se retire el 155 en Cataluña.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, este lunes en el Congreso.

Ciudadanos ha dado este lunes por cerrado el pacto con Mariano Rajoy para aprobar los Presupuestos de este año. Tras mantener congeladas las negociaciones desde hace meses, Rivera ha convocado una rueda de prensa para anunciar un acuerdo que incluye, según ha detallado, una subida de las pensiones mínimas del 2%. "El Gobierno sabe contar escaños y sin nuestro apoyo no podía ser", ha destacado el líder de la cuarta fuerza política, que ha comparecido apenas tres días después de que la senadora Pilar Barreiro dejara el grupo del PP en la Cámara alta para pasarse al Mixto. Una decisión que allanó el camino, aunque todavía queda por recabar el respaldo de los nacionalistas vascos, que lo vinculan a la retirada de la aplicación del 155 en Cataluña, aún vigente.

Rivera ha considerado este lunes que el Ejecutivo ha cumplido con las condiciones básicas exigidas por su grupo parlamentario: entre otras, una rebaja fiscal del IRPF a quienes ingresen menos de 18.000 euros, el complemento salarial para los jóvenes y una semana más de permiso de paternidad. Toda una batería de iniciativas que ya se habían anunciado en septiembre, cuando Ciudadanos avanzó que había alcanzado un preacuerdo con el Gobierno por 8.300 millones de euros. "Ya se había producido un avance [de las negociaciones] entonces", ha reconocido Rivera este lunes, antes de relatar que conversó la semana pasada con el presidente del Gobierno para retomar el acuerdo y que el pacto "exprés" se cerró este fin de semana entre los equipos económicos de ambas formaciones.

Pero la suma de los diputados de PP y Ciudadanos no es suficiente para sacar adelante el proyecto de Presupuestos. Ahora la presión se sitúa sobre el PNV, que ha recalcado en varias ocasiones su negativa a negociar las cuentas mientras siga en vigor el 155 en Cataluña. Más aún, tras la detención el domingo del expresidente Carles Puigdemont. "Doy por hecho el apoyo del PNV. Solo faltaría que Rajoy no lo tuviera atado. A nadie se le ocurriría dar el cuponazo sin tener cerrado los Presupuestos", ha subrayado este lunes Rivera.

Pero los peneuvistas no dan un paso atrás. La formación nacionalista ha reiterado este lunes que mantiene la misma posición que hasta ahora, informa Íñigo Domínguez. "Con el 155 ni nos planteamos emprender una negociación presupuestaria. Es más, viendo los últimos acontecimientos, estamos muy preocupados con la crisis abierta en España y en Cataluña, y ahora mismo hablar de Presupuestos nos parece un poco frívolo", han explicado este lunes fuentes de la formación vasca. "Que intenten buscar apoyos en otros grupos. Nosotros no estamos con la cabeza pensando en los Presupuestos".

Subida por encima del IPC

El acuerdo difundido este lunes por Ciudadanos incluye, además de la subida de las pensiones mínimas del 2%, una "deducción de 200 euros al año para los jubilados con pocos recursos" y una "mejora" de las prestaciones de viudedad. En total, según los cálculos del partido de Rivera, esta batería de iniciativas beneficiará a 7,2 millones de pensionistas. "Esto va a ser inmediato. Si se aprueban los Presupuestos, tendrán subidas por encima del IPC", ha apuntado el dirigente de centro-derecha, que ha aprovechado para colocar el foco de presión en el PSOE. "Vamos a bajar impuestos y Pedro Sánchez está en contra. Están en el no es no", ha destacado, antes de insistir en que el acuerdo contempla también la equiparación salarial de las fuerzas de seguridad y "una devolución fiscal de 1.000 euros al año por cada hijo que esté en una escuela infantil de 0 a 3 años".

Pero la izquierda ya ha valorado con recelos el pacto. Sánchez ha considerado que el acuerdo anunciado es una "mala noticia para la clase trabajadora". "Para llevarse tan mal, se entienden muy bien. PP y Ciudadanos vuelven a demostrarnos que son dos caras de la misma moneda: la desigualdad y la precariedad. No seremos cómplices de los recortes en el Estado del bienestar", ha dicho el secretario general del PSOE.

Por su parte, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha concluido que Rivera "no es de fiar porque ha faltado a sus palabras muchas veces". "Ciudadanos prometió en campaña no investir jamás a Rajoy y, no solo lo acabó haciendo presidente, sino que además le ayuda a sacar adelante una y otra vez los Presupuestos, que son la principal ley que se lleva al Congreso", ha dicho el dirigente del partido encabezado por Pablo Iglesias.

Tras meses de parálisis, los avances para cerrar el acuerdo entre Ciudadanos y PP se visualizaron el pasado viernes por primera vez. Barreiro anunció ese día que dejaba el grupo popular para pasar al Mixto. "Esta decisión obedece a mi intención de no perjudicar al partido y por el interés general de los españoles", apuntó la imputada en Púnica. Ciudadanos había vinculado su voto a favor a la salida de la senadora, ya que el pacto firmado para aupar a Rajoy a La Moncloa obliga literalmente a "separar inmediata de los cargos públicos a imputados formalmente o encausados por delitos de corrupción".

Ciudadanos se apunta como "logro" una mejora legal de 2011

Ciudadanos ha vendido este lunes como "logro" de su negociación con el Gobierno una mejora de las pensiones de viudedad. "La cuantía [para calcular la base reguladora] pasa de 52% a 60% para los mayores de 65 años sin otras fuentes de ingresos", ha detallado el partido de Albert Rivera. Pero esa medida ya la anunció la ministra de Empleo, Fátima Báñez, el pasado octubre. Y responde, además, a un compromiso legal recogido en la reforma de las pensiones de 2011 y que el Ejecutivo debía haber comenzado a aplicar en 2012. "Ya estamos trabajando en el reglamento que la desarrolla", dijo Báñez hace cinco meses.

El pacto difundido este lunes contempla también una serie de iniciativas previstas en las cuentas de 2017 y que nunca se ejecutaron. Un complemento salarial para menores de 30 años —que "beneficiará a más de 600.000 jóvenes", ha repitido Ciudadanos este lunes— que ya se incluyó en los presupuestos del pasado año y que nunca se ha llegado a desembolsar. Y un "aumento de 530 millones de los fondos para poner en marcha la Red Cervera de Transferencia Tecnológica para conectar mejor la Universidad y la empresa y ayudar a las pymes a ser más productivas", pese a que los datos de ejecución de la Intervención General del Estado revelaron que el pasado ejercicio no se gastó ni un solo euro de los 500 millones ya anunciados para esta Red.

El documento difundido por Ciudadanos también prevé un incremento de 126 millones del presupuesto de la Agencia Tributaria para luchar contra el fraude fiscal y otros siete millones más para modernizar la Justicia. En las cuentas de 2017 ya se comprometieron 100 millones para cada una de esas dos medidas y nunca se desembolsaron.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información