Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las contradicciones de Soria desatan la alarma en La Moncloa y el PP

La revelación de que fue administrador de una sociedad en un paraíso fiscal deja al ministro de Industria en una situación política crítica

José Manuel Soria, el miércoles en el Congreso.

El caso Soria y las contradictorias explicaciones del ministro de Industria sobre su participación en sus empresas familiares ha dado un giro en las últimas horas y le ha dejado en una situación política crítica. Gobierno y PP se habían armado del argumento de que José Manuel Soria no había cometido ninguna ilegalidad, no tenía una sociedad opaca  y sus actividades privadas se remitían a más de 20 años para aguantar hasta su comparecencia el lunes en el Congreso. Hoy no irá al Consejo de ministros, empiezan a dejarle solo y Rajoy está preocupado.

Desde La Moncloa se había asegurado durante toda esta semana que Mariano Rajoy había recibido explicaciones directas y claras del ministro de Industria y Turismo sobre su supuesta implicación en los papeles de Panamá y sobre su actividad en las empresas familiares, y había quedado totalmente convencido de su inocencia. En la dirección del PP se mantenía, oficialmente, la misma postura. Este jueves, tras publicarse que el ministro fue también administrador junto a su hermano Luis de la compañía Mechanical Trading Limited, una sociedad en la isla británica de Jersey, considerado un gran paraíso fiscal, la situación varió radicalmente.

Ni La Moncloa ni la dirección del PP quisieron pronunciarse en público este jueves sobre la situación en la que queda ahora Soria, que durante toda la semana ha ofrecido un variado abanico de exposiciones e interpretaciones ante la irrupción en los medios de comunicación de distintas empresas familiares que al principio negó incluso conocer.

Extraoficialmente, fuentes de la dirección del PP y cercanas a Rajoy admitieron que el panorama había dado un vuelco al destaparse que también tuvo una compañía con su hermano en el paraíso de Jersey: “El desconocimiento por nuestra parte y por parte de Rajoy era absoluto, eso nunca lo contó y desde luego su situación política no está hoy (jueves) igual que ayer (miércoles)”.

La confusión se agravó anoche sobre las 22.15, cuando La Moncloa confirmó por un mensaje de whatsapp y por un correo electrónico que el ministro había "disculpado su asistencia a la reúnión (hoy) del Consejo". Fuentes oficiales de su equipo explicaron que ya desde ayer Soria barajó evitar esa cita para prepararse mejor la sesión del Congreso del lunes que puede determinar su futuro político.

En La Moncloa y en el PP existe el convencimiento de que Soria no miente cuando defiende que nunca cometió actividad ilegal o irregular con esas empresas familiares pero también de que se ha enredado con el paso de los días y que ahora está mucho más débil. El equipo de Rajoy se reunió en la tarde de este jueves para evaluar la situación. La consigna ahora es esperar y que el lunes Soria pueda despejar todas las incógnitas en el Congreso, para lo que se está preparando concienzudamente aunque también con muchas lagunas sobre en cuántas empresas familiares puede tener aún firma.

Qué es corrupción

El presidente en funciones aportó durante su reciente entrevista con Jordi Évole en el programa Salvados su criterio sobre cuándo se vería personalmente afectado por un escándalo de corrupción para desmarcarse del caso Bárcenas, que considera un exceso de confianza y una traición: “Sería responsable por un caso de corrupción si lo hubiese cometido yo o alguien nombrado por mí”, dijo.

Rajoy y Soria, que mantienen una buena relación personal, tienen ahora una conversación pendiente, apuntan fuentes del PP. Rajoy ha defendido muy visceralmente durante la legislatura a Soria cuando le han saltado varios casos polémicos de su etapa de gobierno en Canarias y le ha puesto de ejemplo de político imputado e investigado que luego sale limpio pero no indemne tras una lenta investigación judicial.

El presidente en funciones y la cúpula del partido se tropezaron con la última revelación, totalmente por sorpresa, durante una reunión en Cuenca que llevaban semanas preparando para cuestionar la propuesta del  PSOE y Ciudadanos de suprimir las Diputaciones y los municipios pequeños. Miembros de la dirección del partido admitieron allí, en privado, que las explicaciones de Soria habían sido hasta ahora “demasiado confusas”, aunque confiaban en que el lunes las aclarara en la comparecencia a petición propia que tiene prevista en el Congreso. 

Escondidos de la prensa

La cúpula del PP se encerró primero durante la cita de Cuenca a consultar las últimas informaciones. Y acto seguido, Rajoy, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, la secretaria general, Dolores de Cospedal, y los vicesecretarios de Organización, Fernando Martínez- Maillo, y de Política Autonómica, Javier Arenas, evitaron a la prensa. Estaba previsto que Maillo compareciera ante los medios de comunicación, pero el partido lo anuló.

El caso Soria le ha estallado al PP en el peor momento de la recta final para la negociación de un Gobierno en España, con el fuerte rechazo del PSOE y Ciudadanos a permitir o pactar nada con los populares por sus constantes implicaciones en casos de corrupción. El miércoles fue detenido e imputado por 10 delitos el alcalde de Granada desde 2003, José Torres Hurtado, al que se ha querido apartar de urgencia en contraposición con lo que sucedió en Valencia con la exalcaldesa Rita Barberá y con nueve ediles que se niegan a dejar la corporación.

Un senador pide a Soria que deje su cargo

EFE

Dentro de las filas del PP también se escuchan voces que piden más respuestas al ministro. El senador popular León Luis Aznar ha asegurado este jueves, durante una entrevista en la radio, que el ministro debería dejar su cargo tras las informaciones publicadas en las últimas horas. “Simplemente con que fuera cierto lo que hoy se está sabiendo yo creo que debería irse”, ha apuntado, después de que se publicara que el ministro fue administrador de una empresa radicada en el paraíso fiscal de Jersey.

Además, la vicepresidenta y portavoz de la Junta de Castilla y León, Rosa Valdeón, cree que Soria debe explicar "con mayor profundidad" su presunta vinculación con los papeles de Panamá. "Se trata de una situación personal que exige explicaciones porque hablamos de un responsable público y la indignación social es mayor", ha insistido, tras lo que ha recordado el principio ético de "pagar impuestos en el país" y "rechazar argucias".

Más información