Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
JOSEP RULL / Coordinador general de Convergència Democràtica

“Si el presidente Pujol no se hubiese apartado lo habríamos hecho nosotros”

Josep Rull es el hombre que Artur Mas ha designado para dirigir Convergència Democràtica de Catalunya

El nuevo coordinador general de CDC, Josep Rull, en la sede del partido en Barcelona.
El nuevo coordinador general de CDC, Josep Rull, en la sede del partido en Barcelona.

Josep Rull (Terrassa, Barcelona, 1968) es el hombre que Artur Mas ha designado para dirigir Convergència Democràtica de Catalunya tras la dimisión forzada del exsecretario general Oriol Pujol. Su primer cometido ha sido lidiar con la crisis abierta por Jordi Pujol, fundador del partido, al reconocer que ocultó dinero en paraísos fiscales durante 34 años. Rull asegura que el objetivo es pasar página y refundar el partido.

Pregunta. Convergència ha expresado dolor y consternación por la confesión de Jordi Pujol. Pero no hemos visto un mensaje de condena de lo que ha pasado. ¿Es que no se atreven?

Respuesta. El mensaje de condena son las decisiones rápidas y fulminantes que hemos adoptado; en las que, debo decir, el presidente Pujol nos ha ayudado. Dijimos desde el principio que esto no era una situación aceptable y en 72 horas Pujol dejó todos los cargos. A partir de aquí, la indagación y la resolución de su situación fiscal corresponde a otras instancias. Nosotros ya hemos tomado las decisiones que teníamos que tomar. No participaremos en un espectáculo público que tiene mucho de venganza personal.

P. Mas pactó con Pujol sus renuncias. ¿CDC no podía apartarlo por sí misma?

R. No hizo falta. Si el presidente Pujol no hubiese tomado la decisión, lo habríamos tenido que hacer nosotros.

P. ¿Y no sería lógico que CDC apoyara la comparecencia de Pujol en el Parlamento para dar explicaciones?

R. Desde el momento en que los otros partidos lo hacen, nosotros lo aceptamos. No nos hemos opuesto. Pero no queremos hacer leña del árbol caído.

P. ¿Usted no sabía nada del caso al ser nombrado coordinador de CDC la semana pasada?

El caso acelerará la refundación de Convergència”

R. No.

P. ¿Habría aceptado el cargo de haberlo sabido?

R. Sí, habría aceptado porque el reto que tenemos es abrir una nueva etapa, y esto acelera la apertura de esta nueva etapa. Ya teníamos claro que teníamos que ir a un proceso de refundación. Evidentemente, me habría gustado saberlo.

P. ¿Cree realmente que el dinero de Pujol procede de una herencia?

R. Creo, quiero creer, que el dinero procede de una herencia. Pero lo determinará la Justicia.

P. ¿CDC espera alguna explicación amplia por parte de Oriol Pujol, dado que él conocía los hechos y fue secretario general hasta hace una semana?

R. Yo siempre he dicho que se tienen que dar explicaciones.

P. ¿Lo ha hecho?

R. Ha hablado con el presidente Mas, pero tendría que haber alguna comunicación, se tiene que explicar de alguna forma al partido lo que ha pasado. La gente del partido se merece esas explicaciones.

P. ¿Y no debería Oriol Pujol explicarse también en el Parlamento?

R. No tiene sentido que tenga que ir al Parlamento, cuando él no ha sido uno de los afectados porque quedaba excluido de esto.

P. ¿Qué quiere decir que quedaba excluido? La herencia se supone que era para todos los hijos, y es mayor de edad…

El proceso catalán no culmina con la consulta, sino con el Estado propio

R. Sí, pero es de naturaleza estrictamente privada. Es Jordi Pujol quien asume toda la responsabilidad y es lógico que si tiene que comparecer alguien sea él.

P. ¿Actúa Pujol como pararrayos de sus hijos?

R. No sé cuáles son las razones que le mueven. Lo cierto es que reconoce una actuación no procedente, asume la responsabilidad, pide perdón y toma decisiones de renuncia a sus cargos y prerrogativas. Nos merecemos explicaciones, pero centraremos los esfuerzos en abrir una nueva etapa.

P. ¿En qué consiste la refundación de CDC que busca?

R. Debemos refundarnos porque la sociedad ha cambiado. Convergència fue concebida para gestionar la Cataluña autónoma. Ahora debemos preparar la Cataluña soberana. Queremos una nueva CDC que priorice la construcción del nuevo Estado catalán, y queremos potenciar la idea de la justicia social. Durante muchos años Convergència ha tenido el pacto como objetivo. Ahora el pactismo debe ser un instrumento para el derecho a decidir.

P. ¿ERC no cubre ya ese perfil ideológico?

R. No. El panorama político ha cambiado, y lo ha hecho gracias a CDC. Lo que no entienden ni Rajoy ni Rubalcaba ni ahora Pedro Sánchez es que hace cinco años solo el 15% de los catalanes querían la independencia, mientras que ahora la quieren entre el 45% y el 60% de la población. Desde el statu quo estamos rompiendo el statu quo.

P. ¿Y estos cambios se pueden hacer con las mismas caras en CDC?

R. Hay una cara que es la básica, Artur Mas, el principal y gran activo que tenemos.

No estamos dispuestos a renunciar a la consulta del 9-N

P. ¿Mas debe seguir siendo candidato a la Generalitat?

R. Sí, porque este proceso es muy complejo y requiere los mejores activos. En estos momentos él genera un consenso amplísimo. Además, para Convergència el proceso no culmina con la consulta, sino con el Estado propio.

P. ¿Veremos elecciones plebiscitarias si no hay consulta?

R. Podemos utilizar ese mecanismo. Pero estamos tan convencidos de que la consulta es legal que no estamos dispuestos a renunciar al 9-N. Dentro de la Constitución y del Estatuto hay margen para poner las urnas, no es un problema jurídico, sino político y de radicalidad democrática. En España hay un problema de miopía política que ya inquieta a la comunidad internacional.

P. ¿La consulta podría acabarla organizando la Asamblea Nacional Catalana?

R. No, la consulta tienen que organizarla las instituciones, eso es lo que te da la garantía.

P. Y si la forma de poner las urnas son elecciones anticipadas, ¿están preparados en este momento para ir a unas elecciones?

R. Si esto se produce, ya hablaremos, pero ahora no nos lo planteamos; no queremos avanzar escenarios.

P. Pero el Gobierno ya ha anunciado que piensa impugnar esta consulta.

R. Impugnar algo que no se conoce es muy poco serio.

P. ¿Ve espacio para la tercera vía?

El presidente Rajoy ha cerrado la oportunidad para la tercera vía

R. La tercera vía no se puede plantear desde Cataluña, no tiene sentido. Es el Estado quien tiene que plantearla. La reunión Mas-Rajoy reflejó la incomodidad del presidente Rajoy de afrontar el día a día y dar respuesta a las 23 propuestas sectoriales que le hizo el presidente Mas. Rajoy también cerró la tercera vía al no ofrecer ninguna alternativa.

P. Pero esta tercera vía es la que le reclaman los empresarios.

R. Somos sensibles a lo que dicen los empresarios, pero no solo a lo que digan 20 de ellos.

P. ¿CDC puede desoír a esos 20 empresarios?

R. Nosotros escuchamos a todo el mundo. Pero estas empresas de quien deben preocuparse no es de Mas ni de CiU, sino del Madrid político, que revienta cada día cualquier opción de tercera vía. Nosotros pedimos votar, que pongan algo interesante encima de la mesa y que el pueblo de Cataluña pueda decidir. Este es el planteamiento de David Cameron en el Reino Unido. Los fuertes pactan, los débiles imponen, y en este momento, Madrid es débil. Si España tuviera un proyecto fuerte, no le daría miedo votar. El problema no lo tenemos con el pueblo Español, sino con el Estado español.