Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas aplaza la posibilidad de que peruanos y colombianos viajen sin visado

España no puede solicitar en solitario un cambio en la lista de países que pueden viajar sin cortapisas

Ampliar foto
Control en el aeropuerto de Barajas.

Los colombianos y peruanos que se llevaron una alegría al oír que el Gobierno español solicitará que puedan viajar a Europa sin visado deberán contener su emoción, por lo menos hasta el próximo año. La Comisón Europea dejó ayer claro que por ahora no ha recibido ninguna petición en este sentido y que la lista de países a los que se les retirará esta obligación no incluye por ahora ni Perú ni Colombia. Bruselas propone añadir nuevos candidatos, pero esto ocurrirá “en el futuro, posiblemente en 2014”, explican fuentes comunitarias. El proceso podría demorarse aún más.

España quiere revertir ahora una decisión que la Unión Europea tomó en 2001, y que provocó un enfado monumental en amplias capas de la población. El escritor colombiano Gabriel García Márquez amenazó con no volver a España mientras estuviera en vigor ese “despropósito”. “Nunca necesité permiso para ir a la casa de mi madre”, dijo entonces el premio Nobel. Ahora España quiere levantar la obligatoriedad de visado a colombianos y peruanos que deseen pasar hasta 90 días en alguno de los 26 países de la zona Schengen o en Chipre, Bulgaria y Rumanía.

Más facilidades para un micronesio que para un latino

“Viajar sin un visado no es solo algo simbólico, sino que tendrá un impacto directo en los ciudadanos de estos países y de la UE, en forma de más contactos interpersonales y oportunidades de negocio”. Quien pronunciaba estas palabras en noviembre del año pasado era la comisaria europea de Interior, la sueca Cecilia Malmström. Se refería a aquellos países que, según la propuesta de la Comisión Europea, librarían a sus ciudadanos de la obligación de tener un visado para pisar suelo europeo. Este listado contenía 16 miniestados del Caribe y del Pacífico y a los Emiratos Árabes Unidos. Así, según lo aprobado en Bruselas, viajar a España será más fácil para un micronesio que para un peruano o un colombiano.

Esto podrá cambiar si el año que viene los Veintiocho y el Parlamento aceptan la propuesta española de incluir a los dos países sudamericanos. Pero tardará tiempo en llevarse a cabo. En el listado que la Comisión aprobó hace nueve meses hay cinco islas del Caribe (Dominica, Granada, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas y Trinidad y Tobago), diez del Pacífico (Kiribati, Islas Marshall, Micronesia, Nauru, Palaos, Samoa, Islas Salomón, Tonga, Tuvalu y Vaniatu) y Timor Oriental.

La Comisión Europea fue la responsable de elegir a los países, en función de criterios como “la emigración irregular, la política de seguridad y las relaciones exteriores de la UE con terceros países”, según explican fuentes comunitarias. Si Bruselas acepta el año que viene incluir en el listado a Colombia y Perú, la decisión deberá ser aprobada por los Veintiocho y el Parlamento Europeo, lo que implica aún más demoras. Así que todo apunta a que los micronesios seguirán teniéndolo más fácil que los colombianos.

Pero el proceso amenaza con convertirse en una carrera de obstáculos, que será larga. Primero, porque todavía ni se ha solicitado oficialmente ni se tenía en cuenta en las negociaciones que ya se están desarrollando con los Veintiocho y el Parlamento. La propuesta que hizo la Comisión en noviembre del año pasado incluía un listado con 16 pequeñas islas del Caribe y del Pacífico y Emiratos Árabes Unidos, pero no a los dos países latinoamericanos.

Este listado podría modificarse en el futuro a propuesta de la Comisión y con el voto definitivo del Consejo y del Parlamento. Pero un Estado miembro solo no tiene el derecho a proponer esta medida: ha de hacerlo o el Consejo o el Parlamento. Así, el anuncio del Gobierno de Mariano Rajoy requiere el apoyo de sus socios europeos.

Fuentes comunitarias señalan que la revisión de la lista que tendrá lugar el próximo año podría ser la oportunidad para “reconsiderar” la política de visados respecto a peruanos y colombianos, u otros en situación similar. “Teniendo en cuenta los vínculos de estos dos países con España, la petición del señor Rajoy tiene un peso particular. La estudiaremos con atención cuando tengamos que hacer nuevas propuestas”, señalan fuentes comunitarias. Los ciudadanos de 11 Estados latinoamericanos —Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, El Salvador, Honduras, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá y Paraguay— pueden viajar ahora a la UE sin necesidad de visado.

Los ministros del Interior de la UE decidieron en 2001 imponer esta nueva política a 132 países, entre los que se encontraban Perú y Colombia. El representante español en esa reunión fue el mismo que ahora acaba de anunciar a los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Perú, Ollanta Humala, que propondrá a la Comisión dar marcha atrás: el actual jefe de Gobierno español, Mariano Rajoy. El entonces ministro del Interior se abstuvo entonces con el argumento de que no era razonable votar contra la política común europea.

Más información