_
_
_
_
Cartas a la Directora
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Sixto Rodríguez, el poeta urbano

Los lectores escriben sobre el fallecido cantautor estadounidense, la importancia de la radio en los hogares, el ‘caso Rubiales’ y la inflación

Sixto Rodríguez, en un concierto en 2017 en Ottawa.
Sixto Rodríguez, en un concierto en 2017 en Ottawa.Mark Horton (WireImage)

Pronto hará un mes. Mientras cenaba, oí una noticia que, aun esperada, me sobresaltó y por un momento me agarró demasiado fuerte el corazón: el cantautor Sixto Rodríguez, ídolo en Sudáfrica y Australia en los setenta sin saberlo él mismo, ha fallecido a los 81 años. Aún tengo el músculo algo dolorido, aunque han transcurrido tres semanas. He revisado el documental sobre su vida premiado en 2013 con la dorada estatuilla y mis pupilas se han bebido sus fotogramas. Me ha sido imposible sustraerme de las imágenes. Siento cierta desazón, o pena, o melancolía, o, por qué no gritarlo, rabia por no cumplirse con este poeta urbano aquello que algunos denominan “justicia poética”. Resulta inevitable enamorarse de sus letras y no menos de su música. Su valía, su calidad era y es indiscutible. El mejor tributo es escucharlo y septiembre, ahora que el verano nos sonríe y nos dice adiós cada tarde, parece un mes estupendo para hacerlo.

Isabel Pascual Cebrián. Zaragoza

La radio por compañía

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Mi abuela dormía de día y por la noche se pegaba la radio a la oreja para encontrar su paz. Desde mi cama oía un murmullo lejano que alimentaba nuestro insomnio. Desde niña he visto la radio en la cocina como un elemento más de lo cotidiano. Ha tenido diferentes formas y tamaños, han cambiado las voces, pero heredamos su frecuencia. Siempre hemos encendido la radio nada más despertarnos. Eso lo aprendí de mi madre, pero también de mi abuela, pegada a su radio pequeña, mientras el mundo dormía. A cuántas mujeres habrá acompañado la radio en tantas circunstancias.

Ana Belén Pérez Villa. Soria

Abuso de poder

El Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) ha decidido que en el beso de Rubiales a Jenni Hermoso no hubo abuso de poder. Aitana Bonmatí —recién galardonada como mejor jugadora del año— ha reclamado que las jugadoras no sean solo celebradas, sino también escuchadas y ve abuso de poder en el marco de la relación laboral. ¿Han escuchado los sesudos miembros del TAD a las futbolistas? Lo que revelan las fotos y las noticias es un abuso continuado que va desde festejar impulsivamente utilizando sin respeto el cuerpo de las jugadoras a la clamorosa discriminación salarial.

Milagros Cristóbal Cristóbal. Madrid

Por el interés general

El IPC no va a diario a por el pan ni escatima en si los huevos que piensa freírse son ecológicos o no, como tampoco repara en si el aceite es de oliva o de girasol. La FED y el BCE no se levantan a las cinco de la mañana para sobrellevar que la menguante nómina no alcance para sufragar los gastos corrientes familiares, además de la letra de la hipoteca. Y aunque esos tres sujetos parecen ausentes de tanto lío, su omnipresente presencia intimida. No les vendría nada mal a la FED y al BCE ponerse en la piel de tantos, por mucho que incidan en que actúan así por el bienestar común, ese maltrecho interés general tan olvidado de la mano de Dios.

Jesús Arroyo Amor. Navalmoral (Cáceres)

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_