Un espejo del Barcelona

El Oporto propone guardar la pelota hasta encontrar un hueco para el disparo, con el 4-3-3 bien definido y la presión adelantada.- Hulk, en la punta de ataque, el mayor peligro