PRESUPUESTO DE LA UE

Berlín propone suspender pagos a países con casos de fraude vinculados a los fondos europeos

Alemania lleva una nueva oferta al Parlamento Europeo para vincular los recursos comunitarios al cumplimiento del Estado de derecho

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, el pasado mes de agosto en Bled (Eslovenia).
El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, el pasado mes de agosto en Bled (Eslovenia).BORUT ZIVULOVIC / Reuters

La Eurocámara quiere que los fondos europeos sean el freno a los Gobiernos que pretendan socavar el Estado de derecho en la Unión Europea. Los delicados equilibrios que requirió la negociación del Presupuesto de la UE y el fondo de recuperación en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del pasado mes de julio obligaron a descafeinar esa vía. Alemania propone ahora al Parlamento Europeo, que debe dar luz verde al pacto entre los Veintisiete, que el Consejo pueda castigar a los países en los que la vulneración de esos principios democráticos afecte “de una forma suficientemente directa” a los presupuestos comunitarios, ciñéndose a casos de corrupción o fraude.

Berlín ha puesto sobre la mesa una propuesta para avanzar en el vínculo entre el Estado de derecho y los fondos europeos, incluyendo los 750.000 millones de euros procedentes del plan comunitario de reconstrucción. El Parlamento Europeo quería más concreción y contundencia sobre el documento firmado en julio, que preveía tomar medidas cuando se observaran “deficiencias generalizadas”. Máxime cuando, tras la cumbre, Hungría se jactó de haber conseguido su propósito de no poder ser sancionada a través de los presupuestos.

El documento alemán es más claro aunque no llega tan lejos como pretendía la Eurocámara: habla de “incumplimientos” del Estado de derecho, pero solo cuando afecte a cuestiones presupuestarias. Si la Comisión Europea considera que un país puede haber incurrido en fraude o corrupción vinculada a esos recursos pondrá en marcha un procedimiento para formular una propuesta de sanción al Consejo. Los Veintisiete deberían decidir por mayoría cualificada –apoyada por al menos el 55% de los países y el 65% de la población— una de las medidas que tendría a su alcance el Ejecutivo comunitario, entre ellas la suspensión de los pagos.

Esta propuesta empezará a ser negociada este martes por el grupo de trabajo que lleva esta cuestión y se abordará por los embajadores el miércoles. “Por primera vez en la historia de la UE habrá un mecanismo que vincule la gestión de los fondos del Presupuesto Europeo al Estado de derecho. Esto es un importante paso adelante”, sostuvo un funcionario familiarizado con ese dossier.

Fuentes diplomáticas lanzan una advertencia a la Eurocámara, que rechazó el acuerdo alcanzado por los líderes en verano. “Es importante que todas las partes permanezcan en el delicado acuerdo alcanzado en el Consejo Europeo. Lo que no tuvo el apoyo de los jefes de Estado entonces, no lo tendrá ahora”, afirman.

El aviso no es solo para los diputados, sino también para los países. Fuentes comunitarias temen que si se reabre esa carpeta vuelvan a aflorar las diferencias. Por un lado, el líder húngaro Viktor Orbán avisó de que su Parlamento no respaldaría una propuesta que eleve el tono en esa cuestión. Enfrente tiene a los países nórdicos, en especial Holanda, que siguen batallando por vincular los fondos europeos al cumplimiento de los principios del Estado de derecho. En medio, varios países que esperan que ese pacto salga adelante cuanto antes ante la necesidad de meter gasolina a sus economías.

Más información

Lo más visto en...

Top 50