Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Microsoft informa de que ‘hackers’ iraníes intentaron atacar la cuenta de un aspirante a la Casa Blanca

El gigante tecnológico alerta de una operación destinada a vulnerar los correos electrónicos de políticos, funcionarios del Gobierno de Trump y periodistas, sin revelar el nombres de los objetivos

El logo de Microsoft fuera de la oficina de la tecnológica en Redmond, Washington.
El logo de Microsoft fuera de la oficina de la tecnológica en Redmond, Washington. AP

La amenaza de una interferencia electoral en la campaña presidencial estadounidense se robustece. La empresa Microsoft ha informado este viernes de que unos piratas cibernéticos vinculados al Gobierno iraní intentaron hackear sin éxito la cuenta de uno de los aspirantes a la Casa Blanca. La empresa mundial de software no quiso revelar cuál de los candidatos fue el objetivo del ataque. "Las cuentas específicas están asociadas con una campaña presidencial de EE UU, funcionarios actuales y anteriores del Gobierno, periodistas que cubren política mundial y destacados iraníes que viven fuera de Irán", detalló la compañía. En un periodo de 30 días —entre agosto y septiembre— el grupo conocido como Phosphorous intentó vulnerar el sistema en 2.700 ocasiones.

Con el fantasma de la interferencia rusa en las elecciones de 2016 a través de las redes sociales, Estados Unidos está de sobra alertado sobre posibles nuevos ataques. En esta ocasión, la amenaza iba dirigida a 241 cuentas de correo electrónico de clientes de Microsoft y solo cuatro de ellas lograron ser hackeadas. “Estas cuatro cuentas no estaban asociadas con la campaña presidencial de EE UU ni con funcionarios actuales ni anteriores del Gobierno", apuntó el vicepresidente corporativo de seguridad y confianza del cliente, Tom Burt, en el blog de la empresa. "Microsoft ha notificado a los clientes relacionados con estas investigaciones y amenazas y ha trabajado según lo solicitado con aquellos cuyas cuentas se vieron comprometidas para protegerlos".

Según la información compartida por Burt, los ataques no fueron técnicamente sofisticados, pero sí intentaron usar una cantidad significativa de información personal para atacar a los objetivos. La banda criminal “está altamente motivada y dispuesta a invertir mucho tiempo y recursos en la investigación y otros medios de recopilación de información”, rezaba el comunicado difundido por la tecnológica. En julio, Microsoft publicó en su blog que alrededor de 10.000 clientes habían sido objeto de ciberataques en el último año. La mayor parte de la actividad criminal provenía de Irán, Corea del Norte y Rusia. Las relaciones entre EE UU e Irán se han deteriorado desde que llegó Trump a la Casa Blanca. El fin del acuerdo nuclear y una escala en las amenazas han marcado el diálogo entre Washington y Teherán estos dos últimos años.

En mayo de este año, Facebook anunció que en el primer trimestre de 2019 cerró 2.190 millones de cuentas falsas, una cifra récord que busca reivindicar los fallos cometidos en las elecciones pasadas. A principios de septiembre, la empresa de Mark Zuckerberg, junto a representantes de Google, Microsoft y Twitter se reunieron con agencias de inteligencia estadounidenses para analizar estrategias de seguridad de cara a las elecciones de noviembre de 2020. Tras los últimos comicios, en un informe conjunto, la CIA, el FBI y la NSA acusaron a Rusia de haber orquestado una campaña de interferencia para favorecer la victoria de Trump frente a la candidata demócrata Hillary Clinton.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información