Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos dejará de tener personal diplomático en Venezuela

Pompeo anunció el lunes por la noche que retiraría al personal y el Gobierno de Maduro asegura que la decisión fue suya

En vídeo, el secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, este lunes en una rueda de prensa en Washington. AFP | Vídeo: Reuters

Estados Unidos retirará a lo largo de esta semana al personal diplomático que todavía queda en su embajada de Caracas. La decisión se produce, según ha afirmado en un comunicado el secretario de Estado, Mike Pompeo, por el "deterioro de la situación" en Venezuela y por constituir su presencia un "obstáculo" a la estrategia de Washington en la región.

El Gobierno de Nicolás Maduro, por su parte, ha asegurado este martes que fue él quien ordenó el lunes la expulsión de los diplomáticos estadounidenses que permanecían en Venezuela, porque su presencia "entraña riesgos para la paz, la integridad y la estabilidad del país". "Se ha requerido al Gobierno estadounidense la salida del territorio nacional del personal remanente de su antigua embajada de Caracas en el plazo de las próximas 72 horas [desde el lunes]”, dice la nota oficial, difundida por el canciller venezolano, Jorge Arreaza.

"Tratar de adelantarse a la noticia y pretender hacer creer que Washington retira a su personal no es más que una reacción arrogante y derrotista que demuestra mucha frustración”, ha tuiteado, en inglés, Arreaza, molesto por la forma en que la Administración estadounidense ha realizado el anuncio.

En el comunicado del Departamento de Estado, difundido el lunes poco antes de la medianoche, Pompeo asegura que "esta decisión refleja el deterioro de la situación en Venezuela, así como la conclusión de que la presencia de personal diplomático en la embajada se ha convertido en un obstáculo para la política estadounidense". Horas antes, avanzada la tarde del lunes, el secretario de Estado había ofrecido una sesión informativa a los periodistas en la que acusó a Cuba y Rusia de sostener el régimen de Maduro, pero no mencionó nada acerca de la suerte de los diplomáticos estadounidenses que permanecen en Caracas.

Washington ya ordenó el pasado 24 de enero la evacuación de su personal diplomático no esencial de Venezuela, aunque dejó a un grupo de funcionarios para gestionar la embajada en Caracas con "capacidad limitada a proveer servicios de emergencia a los ciudadanos estadounidenses". La decisión del 24 de enero se tomó el día después de que el Gobierno de Nicolás Maduro ordenase la expulsión de todo el personal diplomático de EE UU en el país caribeño y tras el reconocimiento, por parte del presidente, Donald Trump, del líder opositor Juan Guaidó como mandatario legítimo interino.

"Estados Unidos mantiene relaciones diplomáticas con Venezuela y las llevaremos a cabo a través del Gobierno interino de Guaidó, que ha invitado a nuestra misión a permanecer en Venezuela", dijo en esa ocasión Pompeo, que anunció que no retiraría a su personal al no reconocer la autoridad de Maduro, a quien se refirió como "expresidente".

Washington lidera una estrategia internacional para deponer a Maduro y entregarle el poder a Guaidó, quien ha recibido el reconocimiento de más de 50 países, en su mayoría americanos y europeos, aunque también de Israel y Australia. Maduro, por su parte, mantiene el apoyo de Rusia y China, así como de Cuba, México o Bolivia. Tanto Trump como sus más cercanos asesores en Washington han repetido una y otra vez que "todas las opciones", incluida la militar, "están sobre la mesa" para sacar a Maduro del poder.

La oposición venezolana ha convocado para este martes nuevas manifestaciones en el quinto día de un gigantesco apagón que ha paralizado el país, haciendo más profunda la crisis alimentaria y sanitaria.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información