Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ucrania pondrá fin al tratado de amistad con Rusia

El pacto, que entró en vigor en 1999, contempla el respeto a la integridad territorial de ambos Estados

Petró Poroshenko saluda al arzobispo Ilarion, de Edmonton (Canadá), este lunes en Kiev. Ampliar foto
Petró Poroshenko saluda al arzobispo Ilarion, de Edmonton (Canadá), este lunes en Kiev. AP

El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, firmó este lunes un decreto por el que denuncia el tratado de amistad, cooperación y asociación con Rusia, que data de 1997. De no ser denunciado con seis meses de antelación, el documento sería renovado automáticamente por 10 años el próximo 1 de abril, la fecha en la que expira. De este modo, el jefe del Estado ucraniano dio un paso decisivo para la ruptura legal del compromiso de amistad que el presidente ucraniano Leonid Kuchma y su colega ruso Boris Yeltsin suscribieron solemnemente en Kiev el 31 de mayo de 1997.

Considerado la piedra angular de la relación entre Moscú y Kiev hasta la anexión de Crimea en marzo de 2014, el tratado entró en vigor el 1 de abril de 1999, después de ser ratificado por la Rada Suprema (Parlamento ucraniano) y la Duma Estatal (Parlamento ruso) en enero y diciembre de 1998 respectivamente. En 2009, el documento se prolongó automáticamente por 10 años.

Entre otras cosas, el tratado contempla el respeto a la integridad territorial de ambos Estados, el compromiso de no utilizar el territorio de uno en detrimento de otro y la inviolabilidad de las fronteras.

El ministro de Exteriores, Pavel Klimkin, explicó el lunes que Ucrania no había denunciado antes el tratado porque este servía los intereses del país en los procesos internacionales contra Rusia, desde el tribunal de arbitraje de Estocolmo, donde se dirimen contenciosos económicos sobre las exportaciones de gas ruso, hasta los tribunales de Londres, donde se denunciaron los préstamos obtenidos por Víctor Yanukóvich de Rusia en diciembre de 2013.

El pasado 6 de septiembre el Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania decidió denunciar el tratado, a instancias de Poroshenko. A tenor de la legislación ucraniana, la anulación del documento deberá ser votada en la Rada, que lo ratificó, y será comunicada a Moscú en una nota formal el 30 de septiembre próximo, según Irina Lutsenko, representante del presidente Poroshenko en el Parlamento.

Ucrania tiene un plan preciso para reexaminar todos los acuerdos con Rusia y ya está haciendo un inventario de ellos, pero de tal modo que esto no perjudique la posición de Kiev en los juicios internacionales con este país, explicó el ministro Klimkin el lunes en los pasillos de un foro euroatlántico. El jefe de la diplomacia de Kiev aseguró estar trabajando de acuerdo con una “estrategia” planificada y no “con base en las emociones”. Anunció también que su país denunciará el acuerdo bilateral sobre el mar de Azov. En virtud de este documento, el mar de Azov tiene carácter de mar interior. A partir de la pasada primavera, en vísperas de la inauguración del puente sobre el estrecho de Kerch entre Crimea y el territorio de Rusia, los guardias de frontera rusos intensificaron sus inspecciones en los buques ucranianos que cubren la ruta entre los puertos de la zona industrial de Donbás y el mar Negro.

En Moscú, el Ministerio de Exteriores de Rusia calificó la denuncia del acuerdo de amistad como “paso destructivo”. En un comentario al efecto, el ministerio acusó a las autoridades ucranianas de “servir intereses geopolíticos ajenos y sus ambiciones políticas”. Según el comunicado de la diplomacia rusa, “es evidente que habrá que restablecer relaciones con otros políticos ucranianos más responsables”.

Más información