_
_
_
_

Trump vuelve a contradecir sobre Rusia a su director de inteligencia

El presidente responde que no cree que EE UU siga siendo objetivo de injerencia política del Kremlin

Amanda Mars
Donald Trump, este miércoles en la Casa Blanca.
Donald Trump, este miércoles en la Casa Blanca.LEAH MILLIS (REUTERS)

El presidente de EE UU, Donald Trump, acepta a regañadientes la conclusión de los servicios de inteligencia de que Rusia interfirió en las elecciones de 2016 través de una campaña de propaganda y ciberataques que buscaba favorecer su victoria frente a la demócrata Hillary Clinton. Este miércoles, un día después de haber tratado de matizar su rueda de prensa del lunes en Helsinki —cuando equiparó la palabra del Kremlin con la de sus agencias de inteligencia y el departamento de Justicia— volvió a contradecir a su equipo al afirmar que Estados Unidos ya no es objetivo de Moscú.

Lo hizo durante una reunión con su gabinete, cuando un periodista le preguntó si cree que Rusia sigue tratando de interferir en la política estadounidense, a lo que respondió con un escueto pero rotundo “no”. Esa negativa contradice la versión del director de Inteligencia Nacional, Dan Coats, quien ha advertido de que los riesgos de injerencia por parte de Moscú siguen presentes, y contrasta también con las propias palabras del presidente del día anterior, cuando aseguró que su Gobierno trabajaba en que semejante interferencia no volviera a ocurrir en las elecciones legislativas del próximo noviembre.

Más información
Trump matiza su apoyo a Putin sobre la injerencia rusa en EE UU tras el alud de críticas

Trump se dirigió a la prensa este martes, tras la cumbre con Vladímir Putin del lunes en Helsinki, ante el alud de críticas recibidas por parte de los propios republicanos por sus palabras de aquella cita, en las que cuestionaba la credibilidad de los servicios de inteligencia de su país. "Mi gente, Dan Coats [director nacional de Inteligencia] y otros, vinieron a mí y me dijeron que creían que era Rusia. El presidente Putin dice que no es Rusia. Le diré que no veo ninguna razón por la que debería serlo”, había comentado en la rueda de prensa junto a Putin.

El presidente apuntó al día siguiente que se trataba de un lapsus y que sí creía la versión de la injerencia. Este miércoles, con una nueva discrepancia respecto a Coats, mostró que sigue con sus dudas respecto a los servicios de inteligencia.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Amanda Mars
Directora de CincoDías y subdirectora de información económica de El País. Ligada a El País desde 2006, empezó en la delegación de Barcelona y fue redactora y subjefa de la sección de Economía en Madrid, así como corresponsal en Nueva York y Washington (2015-2022). Antes, trabajó en La Gaceta de los Negocios y en la agencia Europa Press

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_