Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos pide que se investigue a Rusia y Siria por crímenes de guerra

Kerry denuncia otro ataque a un hospital en la zona rebelde de Alepo

El ministro francés de Exteriores, Jean-Marc Ayrault (izquierda), junto a su homólogo estadounidense, John Kerry.
El ministro francés de Exteriores, Jean-Marc Ayrault (izquierda), junto a su homólogo estadounidense, John Kerry. REUTERS

El secretario de Estado norteamericano John Kerry aseguró este viernes que Rusia y Siria deberían ser investigados por crímenes de guerra tras sus ataques a civiles en la guerra civil en Siria. Las fuerzas sirias bombardearon en la madrugada del lunes otro hospital en la zona rebelde de Alepo, la ciudad cuyo control está dividido entre los partidarios y opositores al régimen, según denunció el jefe de la diplomacia estadounidense, dentro de una escalada de violencia que se ha cobrado casi 400 vidas desde el 23 de septiembre.

Las conversaciones sobre Siria entre Estados Unidos y Rusia, que apoya al presidente sirio, Bachar al Asad, nunca han sido muy fluidas, pero desde que comenzó esta semana están completa y oficialmente suspendidas. Este bloqueo es nefasto para la búsqueda de cualquier solución a corto plazo. Y al fracaso del alto al fuego que ambas potencias pactaron, y que entró en vigor el 13 de septiembre, le ha seguido una escalada de violencia de especial dureza contra las víctimas civiles. Los ataques contra la zona oriental de Alepo, que es la zona tomada por los rebeldes, comenzaron el 22 de septiembre. Desde entonces han muerto 376 personas y más de 1.200 han resultado heridas.

"Rusia y el régimen [del presidente sirio, Bachar al Asad] deben al mundo más que una explicación sobre por qué siguen atacando hospitales, e instalaciones médicas, así como niños y mujeres", afirmó Kerry a la prensa este viernes, en una comparecencia junto a su homólogo francés, Jean Marc Ayrault, en la sede del Departamento de Estado en Washington. Los ataques, dijo el jefe de la diplomacia de Estados Unidos, “van mucho más allá” de lo accidental y acusó a la coalición de los dos países de llevar a cabo “una estrategia organizada para aterrorizar a los civiles”.

El conflicto está enquistado en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, donde Rusia y Estados Unidos son miembros permanentes y, por tanto, con capacidad de veto, es decir, de vetarse mutuamente. Este sábado, este órgano de la ONU votará una propuesta de resolución que urge a ambas potencias a garantizar una tregua inmediata y finalizar los vuelos militares sobre Alepo, según señala el borrador, impulsado por Francia, también miembro permanente del Consejo, y España, que es rotatorio.

Ayrault, de hecho, viajó a Washington desde Moscú, para presentar la resolución. No tiene papeletas de salir adelante. “Ese no es un borrador adecuado para adoptarse, sospecho que busca causar el veto ruso”, dijo el embajador de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin. Kerry destacó que Francia es un "aliado" en un contexto como este y se mostró partidario de reforzar la colaboración para enviar un "fuerte mensaje" a Moscú.

Más información