Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La guerra en Siria, el conflicto más buscado en Internet durante 2015

Según datos de Google, las claves de la guerra copan las consultas de los internautas

El gigante de Internet Google ha publicado varias listas con los términos más buscados durante el año 2015, esto es, la cantidad de veces que los usuarios han consultado esas palabras en el motor de búsquedas. EL PAÍS ha analizado los datos de interés que los usuarios han tenido este año en los conflictos internacionales. Las búsquedas que se han realizado desde España se han centrado en Siria, pero los lectores mantienen la atención en otros frentes abiertos como el de Ucrania, tras la intervención rusa en el este; la larga contienda en el Sáhara Occidental, y el conflicto árabe-israelí. Las consultas sobre el origen y explicación de la guerra siria son las palabras clave que los internautas más han buscado dentro este apartado.

Siria

La fascinación e interés por el conflicto sirio entre los lectores tiene raíces muy diferentes, desde la puramente informativa tras cinco años de guerra y más de 240.000 víctimas entre civiles y uniformados (datos del Observatorio Sirio de Derechos Humanos), hasta la que alimenta precisamente una de sus aristas más incontrolables: la atracción de simpatizantes a través de las redes sociales —más de 45.000 perfiles en Twitter, por ejemplo— y el reclutamiento de combatientes a partir de la propaganda vertida en estas plataformas.

Sin duda que la complejidad de la contienda en el terreno, en el que escasean las fuentes de información independientes, ha movido a los internautas a buscar información básica para entender. Sirva de ejemplo que según el Centro Carter, desde el inicio de la guerra —nacida del levantamiento prodemocrático de marzo de 2011—, han intervenido en las hostilidades alrededor de 7.000 grupos armados, hoy reunidos en un puñado de grandes coaliciones con dos enemigos, fundamentalmente: el régimen de Bachar el Asad y el Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés).

El ISIS, el fenómeno, su crueldad, sus éxitos en el terreno de batalla y su espectacular propaganda en la Red han atraído también a los lectores para entender Siria y su guerra, lugar donde creció y se expandió el grupo yihadista a lo largo de 2013 y hasta ahora. Finalmente, la crisis y drama de los refugiados que llegan a Europa, alrededor del 60% de nacionalidad siria, ha despertado nuevas necesidades entre los ciudadanos para entender la guerra y el porqué de la huida de miles de ciudadanos de la antigua Mesopotamia.

Ucrania

Varios millones de personas son rehenes del conflicto armado que en 2014 enfrentó al Gobierno central de Kiev con los secesionistas de las regiones orientales de Ucrania apoyados militarmente por Rusia. Los acuerdos de Minsk, firmados en febrero de 2015, han mitigado los enfrentamientos en las autodenominadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk (RPD y RPL), donde se vive una situación que no es de paz pero tampoco es de guerra a gran escala. La OSCE vigila que las partes enfrentadas no movilicen el armamento y equipo que retiraron dejando un corredor neutral, a resultas de un acuerdo que está atascado debido a diferencias irreconciliables sobre el modelo de Estado en Ucrania.

Una mujer camina sobre un puente destrozado cerca del aeropuerto de Donetsk, en el este de Ucrania.
Una mujer camina sobre un puente destrozado cerca del aeropuerto de Donetsk, en el este de Ucrania. AP

Más de ocho mil personas han perecido en el conflicto, según los datos oficiales, pero se calcula que son muchas más. Bloqueadas por Ucrania, la RPD y RPL subsisten con la ayuda económica de Rusia y están cada vez más integradas a este país, gracias a la frontera común: comercian en rublos rusos y, con ayuda de consejeros llegados de Rusia, organizan sus propias administraciones centralizadas y se libran de los caudillos revolucionarios que en la primavera de 2014 protagonizaron la rebelión contra Kiev.

Oriente Próximo

El conflicto de Oriente Próximo, y más en concreto la disputa entre israelíes y palestinos por el territorio de lo que fue mandato británico sobre Palestina hasta 1948, atrae el interés de muchas personas. En la web de EL PAÍS lo comprobamos por el elevado número de comentarios enfrentados que generan las noticias sobre este asunto. Cabe suponer entonces que las búsquedas en Internet pueden tener la misma base: la atención que suscita entre el público un conflicto que sigue abierto desde hace décadas, con defensores activos de las tesis de cada una de las partes en casi todos los países. La presencia de decenas de corresponsales internacionales sobre el terreno también contribuye a generar un flujo constante de información desde Oriente Próximo, y la consiguiente demanda por parte de la audiencia.

Jóvenes palestinos tiran piedras a soldados israelíes a las afueras de Ramala.
Jóvenes palestinos tiran piedras a soldados israelíes a las afueras de Ramala.

Tras la esperanza que despertó en la comunidad internacional la firma de los Acuerdos de Oslo y el nacimiento de la Autoridad Palestina, con competencias sobre parte de Cisjordania y Gaza, la paralización de las negociaciones entre israelíes y palestinos no invita al optimismo sobre una solución del conflicto dos décadas después. La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) reclama la constitución de un Estado propio con capital en Jerusalén Este, dentro de los limites anteriores a la guerra de 1967 y a la ocupación militar israelí.

El Estado judío, por su parte, ha impulsado desde entonces la creación de asentamientos de colonos que en la actualidad suman unos 600.000 habitantes en Cisjordania y Jerusalén Este. Después de que Hamás se hiciese con el control efectivo de la Franja en 2007, con la consiguiente fractura política en el campo palestino, se han sucedido tres intervenciones militares israelíes en Gaza. Las últimas negociaciones entre israelíes y palestinos quedaron bloqueadas en mayo de 2014, sin que se hayan vuelto a producir contactos desde entonces. El pasado octubre estalló una ola de violencia en Israel y Palestina sin perecederos desde la Segunda Intifada (2000-2005). En una serie de continuos ataques, la mayoría por acuchillamientos, han muerto dos decenas de israelíes. Unos 120 palestinos —la mitad de ellos acusados de ser agresores– han perdido la vida en acciones de las fuerzas de seguridad y el Ejército.

Sáhara

El interés de los internautas por el Sáhara Occidental pude obedecer al vínculo emocional que existe entre España y la antigua colonia española. Vínculo que se refuerza con la llegada cada verano de unos 5.000 niños saharauis que pasan las vacaciones junto a familias españolas. El interés se acrecienta también por el dinamismo en las redes de las distintas organizaciones de “Solidaridad con el pueblo saharaui”.

Un miembro del Frente Polisario en Tinduf (Argelia) se manifiesta ante los soldados marroquíes, al fondo de la imagen.
Un miembro del Frente Polisario en Tinduf (Argelia) se manifiesta ante los soldados marroquíes, al fondo de la imagen.

En la actualidad, los saharauis siguen esperando a que la ONU celebre el referéndum donde el pueblo del Sáhara Occidental ha de elegir entre la independencia y la integración con Marruecos. La misión de la ONU lleva 24 años intentado convocar esa consulta. Pero el rey de Marruecos, Mohamed VI, ha advertido en varias ocasiones que la independencia “de las provincias del sur” no es negociable.

Con información de Pilar Bonet, desde Moscú, Juan Carlos Sanz, desde Jerusalén, Francisco Peregil, desde Rabat, y Katy Lema y Óscar Gutiérrez, desde Madrid.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información