La OMS crea una fuerza de intervención ante emergencias

El equipo estará financiado con 100 millones de dólares (88 millones de euros)

La directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, pronuncia un discurso durante la asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
La directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, pronuncia un discurso durante la asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS).JEAN-CHRISTOPHE BOTT (EFE)

La directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, anunció este lunes, durante la inauguración de la 68ª Asamblea Sanitaria Mundial, la creación de un nuevo programa para atender emergencias sanitarias, que se financiará en su primer año con 100 millones de dólares (88 millones de euros).

Chan admitió que la decisión es consecuencia de las críticas al trabajo de la organización en la crisis del ébola —aún sin cerrar—."El nuevo programa está diseñado para tener un impacto pronto, rápido y flexible. Rendirá cuentas directamente a mí, y yo se las rendiré a ustedes. El programa tendrá controles que indicarán lo que debe suceder en las 24, 48 y 72 horas, no meses después", dijo Chan.

Con esta iniciativa la organización ha vuelto a demostrar su cintura ante las críticas. Le sucedió después de declarar la epidemia ante la llamada gripe A —entonces cambió las guías de actuación y la escala para medir la gravedad de la situación—, y ahora las ha recibido por el tiempo que tardó en declarar una emergencia sanitaria —lo hizo en agosto de 2014 cuando la gravedad de la situación era evidente ya en abril—. "No quiero ver nunca más que esta organización se enfrente a una situación para la que no esté preparada, con personal, fondos o administrativamente lista", dijo contundente Chan. Para ello prevé no solo crear esta estructura autónoma, sino tener preparados planes para desplazar personal. De momento, en África occidental (Guinea Conakry, Sierra Leona y Liberia) hay 1.000 trabajadores de la OMS desplazados, y se quedarán después de que el ébola haya desaparecido para ayudar a la reconstrucción de los sistemas sanitarios de los países, dijo Chan.

De momento, el brote ha afectado a casi 27.000 personas y ha causado más de 11.000 muertes. Sierra Leona fue declarado libre del virus el 9 de mayo, y Liberia tiene ya niveles mínimos de contagios (dos la última semana contabilizada, la que acabó el 10 de mayo). El brote se concentra ahora en Guinea, en la zona fronteriza con los otros países.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción