Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OEA extiende su apoyo al proceso de paz de Colombia

La Organización de Estados Americanos renueva el mandato de su misión de acompañamiento por tres años y lo "flexibiliza" ante un posible proceso de paz con las FARC

El secretario general de la OEA en la firma del acuerdo para Colombia
El secretario general de la OEA en la firma del acuerdo para Colombia OEA

Con el deseo compartido de que 2015 sea el año en que Colombia logre sellar por fin el proceso de paz con las FARC que se negocia en La Habana, la Organización de Estados Americanos (OEA) renovó este lunes el convenio por el que desde 2004 apoya los diversos acuerdos por Bogotá con otros grupos armados del país sudamericano.

Dos son las principales diferencias de esta firma con las que se llevan realizando cada año desde hace una década para prolongar el mandato de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la OEA (MAPP-OEA): por primera vez, se renueva por tres años, hasta enero de 2018. Además, se agrega al texto el concepto de "flexibilidad" con la intención expresa de incluir, en caso necesario, “las negociaciones actuales con las guerrillas de las FARC y el ELN y un posible acuerdo de paz con dichas guerrillas”.

“La paz en Colombia también es la paz en América, por eso América acompaña indeclinablemente el proceso de paz en Colombia”, destacó durante la ceremonia de la firma, en la sede de la OEA en Washington, el embajador colombiano ante el organismo interamericano, Andrés González.

Al rubricar el acuerdo ya suscrito el 1 de diciembre por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, subrayó la ventaja que supone la experiencia que acumula de la misión de la organización en Colombia.

"Nuestra misión tiene la ventaja de que tiene lecciones aprendidas que esperamos que sirvan para el proceso de paz iniciado con las FARC y el ELN, tenemos algo que aportar", afirmó el excanciller chileno. Insulza, que acabará su mandato en mayo de 2015, definió la MAPP como la misión especial "más importante" asignada a la OEA en la región y manifestó su esperanza de que el año que está a punto de comenzar sea el momento en que se cumpla el "anhelo de paz" de la sociedad colombiana.

El objetivo declarado de la MAPP es "respaldar los procesos de paz, verificar y monitorear la política de paz del gobierno, y acompañar a las comunidades víctimas de la violencia". Para ello, trabaja en proyectos específicos en zonas de conflicto para reducir la violencia, cimentar la confianza, obtener la reconciliación y fortalecer la democracia. Apoya en este sentidos proyectos de reintegración y puede supervisar ceses del fuego, procesos de desmovilización o de desarme. Desde su creación en 2004, la Misión de la OEA en Colombia ha acompañado 36 desmovilizaciones de paramilitares.