Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Merkel ofrece fondos a Santos para el postconflicto con las FARC

El presidente de Colombia recibe el apoyo político de la canciller alemana al proceso de paz

Juan Manuel Santos saluda a Angela Merkel, en Berlín.
Juan Manuel Santos saluda a Angela Merkel, en Berlín. EFE

La visita que realizó el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, a la sede del Gobierno alemán en Berlín para sostener un encuentro con la canciller Angela Merkel duró menos de dos horas, pero Santos se fue con el apoyo decisivo de Merkel al largo y difícil proceso de paz que inició hace dos años y que la canciller calificó de “muy valiente”: “Colombia cuenta con el apoyo pleno de Alemania”, dijo la mandataria.

La ayuda ofrecida por Merkel no se quedó solo en palabras, sino que anunció que su Gobierno respaldará el proceso con una ayuda económica de 75 millones de euros (unos 93,5 millones de dólares) en los próximos dos años.

Respecto a la idea de crear un fondo fiduciario destinado a financiar la sustitución de coca por otros cultivos, el desarrollo de las zonas más castigadas por el conflicto y el retorno de los desplazados, Merkel prometió también el apoyo de la Unión Europea, pero destacó que los 28 países miembros debían tener un enfoque común y no participar en el fondo de manera unilateral.

“Dos años para un conflicto que dura ya 50 no son un largo tiempo para superarlo. Años y décadas de lucha no se pueden solucionar de la noche a la mañana”, añadió Merkel, al referirse a las negociaciones que se llevan a cabo en La Habana entre representantes del Gobierno colombiano y de las FARC. “Este tipo de procesos son generalmente dolorosos pero los resultados compensan esas dificultades. El presidente Santos ya ha invertido mucha energía en el diálogo y en preparar soluciones para el postconflicto y ahora hay que hacer todo lo necesario para que se llegue a un acuerdo”, insistió la canciller.

El presidente Santos, por su parte, señaló que su gira europea no tenía la meta de solicitar recursos específicos para el postconflicto, sino que obedece al deseo de su Gobierno de buscar un apoyo internacional lo más amplio posible al proceso de paz. Santos recordó que el proceso ha entrado en la fase más difícil. “El apoyo de la comunidad internacional y de países como Alemania le da una base de legitimidad a las decisiones que hoy tomemos”, afirmó. “Las implicaciones para Colombia, para la región y para el mundo, de la paz trascienden nuestras fronteras y tienen que ver con temas que aquí, en Alemania, son de gran importancia, como por ejemplo la lucha contra el narcotráfico o la lucha contra el cambio climático”, dijo.

Un día antes de visitar la capital alemana, el presidente colombiano visitó Bruselas, donde recibió el respaldo de las principales figuras de la política comunitaria para el proceso de paz en curso. Santos fue recibido por la jefa de la diplomacia comunitaria, Federica Mogherini, por el todavía presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y por el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz. A falta de concreción sobre la forma en la que se materializará el apoyo político y financiero prometido, el presidente de Colombia salió de la capital comunitaria con la promesa de que recibirá “ayuda concreta” si las conversaciones con la guerrilla concluyen con éxito. El primero en recibirle fue Van Rompuy, que remarcó la disposición europea a respaldar a Colombia “una vez terminen las negociaciones” y reiteró su confianza en la “capacidad” de Santos para “superar” los obstáculos que aún tiene por delante en su senda hacia el fin del conflicto armado, informa Ignacio Fariza desde Bruselas.

“La Unión Europea garantizará su compromiso político en un proceso que tiene como objetivo último poner punto y final a un conflicto que ya dura 50 años”, señaló Mogherini en un comunicado hecho público poco después de su encuentro con el dirigente colombiano. Schulz, por su parte, apeló al “respaldo político y financiero de todos aquellos que anhelan una solución pacífica y duradera” en el país latinoamericano.

La UE y Colombia firmaron a finales de octubre un primer acuerdo para la financiación de una decena de proyectos de construcción destinados a apoyar la agenda de paz y la lucha contra la desigualdad en el país. El proyecto, valorado en 18 millones de dólares, se interpreta como un anticipo sobre la ayuda económica que Bruselas podría destinar a Bogotá si logra sellar el acuerdo con las FARC. Santos comenzó su gira europea el lunes en Madrid, donde el Gobierno de Mariano Rajoy le ofreció albergar una conferencia de donantes para crear un fondo fiduciario para el postconflicto.