El Kremlin denuncia un “potente ciberataque” en su página web

El Gobierno ruso no ha responsabilizado aún a ningún grupo por el ataque Las autoridades rusas han bloqueado al menos tres páginas web de la oposición

Manifestantes de Single Ukraine chocan con un grupo de simpatizantes de Rusia durante una protesta en el centro de Donetsk (Ucrania).
Manifestantes de Single Ukraine chocan con un grupo de simpatizantes de Rusia durante una protesta en el centro de Donetsk (Ucrania).PHOTOMIG (EFE)

La guerra informativa está desplegada desde este viernes en Rusia. Así, la Agencia de Control de Medios de Comunicación y Tecnologías de la Información, conocida por su abreviatura rusa Roskomnadzor, ha bloqueado el acceso a una serie de páginas electrónicas de la oposición rusa, en las que se venían publicando artículos y entrevistas contrarias a la política del Kremlin en Ucrania, así como ha exigido cerrar el acceso al blog de Alexéi Navalny que reproducen algunas radios y revistas.

La medida ha sido tomada por orden de la Fiscalía General, que a su vez ha denunciado que los portales afectados "contienen llamamientos a actividades ilegales y a participación en acciones públicas con violación de orden" -aunque no ha especificado cuáles son los materiales concretos a que se refiere-, lo que violaría la llamada ley Lugovói.

De acuerdo con esta ley –que toma su nombre de Andréi Lugovói, diputado del nacionalista Partido Liberal Democrático y sospechoso en Inglaterra de haber asesinado con polonio en 2006 al exagente de los servicios secretos rusos Alexandr Litivinenko- ya no se necesita una decisión judicial previa para bloquear el acceso a las páginas web que publiquen artículos o entrevistas con llamamientos al extremismo.

Los portales bloqueados son www.kasparov.ru, www.ej.ru y www.grani.ru, aunque la página de este último es accesible si uno quita las tres doble uves (el bloque se puede burlar fácilmente utilizando un anonymizer o el turbo en el navegador Opera o Yandex). Además, está bloqueado el blog de Navalni al menos en los portalev de Live Journal y de la radio Eco de Moscú. El que ni Roskomnadzor ni la Fiscalía hayan detallado los materiales que estarían violando la ley ha hecho que Eco de Moscú se dirija oficialmente a esta última pidiendo que especifique los artículos ilegales, para poder bloquear solo a ellos y permite el acceso al resto.

El Kremlin mismo ha sufrido un ataque en esta guerra informativa y tuvo que cerrar temporalmente su página en internet debido a lo que calificó de "potente ataque" por parte de hackers. También el Banco Central fue atacado, pero las autoridades oficialmente no han responsabilizado a ningún grupo ni han dicho que estuviera relacionado con los que acontence en Ucrania.

El país vecino, por su parte, hace unos días cerró el acceso a las televisiones rusas. Este martes Nikolái Tomenko, presidente del comité parlamentario de la Rada Suprema, declaró que "existen todos los fundamentos jurídicos para suspender temporalmente las transmisiones de los cinco canales rusos" en Ucrania, los que, aseguró, «se han convertido en canales de la guerra y la mentira». Además, el diario ruso "Kommersant-Ukraina", anunció su cierre en Kiev, debido a que desde que comenzó la crisis las pérdidas se han multiplicado y, en palabras del director general Pável Filenkov, se ha en un medio «sin perspectivas y sin solución posible».

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La censura a los medios enemigos parece ir acompañada en Kiev al un boicot a los personajes de la cultura rusos que apoyan al Kremlin. Al menos así han interpretado en Moscú la cancelación del concierto que el gran pianista ruso Denís Matsúyev (Irkustsk, 1975) debía dar el 27 de marzo en la capital ucrania.

El bloqueo en Rusia de algunos medios electrónicos de la oposición ha coincidido con el escándalo que ha provocado el despido de la redactora jefa de Lenta.ru, Galina Tímchenko. Ese portal de noticias pertenece al Alexandr Mamut, quien ordenó despedir a Tómchenko después de que publicara una entrevista con un activista del ultranacionalista Sector de Derecha ucranio. Dmitri Yárosh, lider de la organización calificada de fascista por las autoridades rusas, fue juzgado en ausencia en Moscú por sus presuntos llamamientos a utilizar el terror contra Rusia y condenado a prisión, por lo que se ha dado una orden de búsqueda y captura en su contra. El despido de la redactora jefa motivó la renuncia de una cuarentena de periodistas y Mamut, que apoya la política del Kremlin, ha procedido a ordenar también el cese del contrato de la directora general de Lenta.ru Yulia Minder.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS