Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel prohíbe la entrada a Cisjordania de 100 activistas pro palestinos

El ejército les denegó el acceso cuando intentaban cruzar por el puente Allenby, en la frontera con Jordania

Lleada del autobús de los activistas al puente de Allenby, en la frontera con Jordania.
Lleada del autobús de los activistas al puente de Allenby, en la frontera con Jordania. AFP

La desilusión se apoderaba anoche del centenar de activistas que intentaron llegar hasta la ciudad cisjordana de Belén, procedentes de Francia, Bélgica, Suiza, España o Estados Unidos, cuando los oficiales del paso fronterizo les denegaron la entrada en Israel. Su gobernador, Abdel-Fattah Hamayel, les había invitado formalmente tiempo atrás a llevar material escolar a niños palestinos con motivo del arranque del nuevo curso escolar, que empieza hoy en parte de Cisjordania e Israel. En respuesta al ofrecimiento, los activistas transportaban abundantes lápices y bolígrafos destinados a varias escuelas de la gobernación de Belén –que aglutina a la ciudad que ostenta el mismo nombre junto a otras dos, Beit Jala y Bet Sahour.

Sin embargo, cuando los activistas, que viajaban a bordo de dos autobuses, llegaron a la parte israelí del paso fronterizo tras haber cruzado el área de soberanía jordana, un oficial israelí les devolvió los pasaportes con el sello de “entrada denegada” tras la revisión rutinaria de la documentación de los transeúntes, según informó Olivia Zemor, portavoz de CAPJPO-Europalestine, una ONG francesa que milita por el fin de la ocupación de los territorios palestinos.

Según la misma fuente, a los pasajeros del segundo autobús ni siquiera se les permitió acercarse al puesto fronterizo israelí. Tampoco fueron revisados sus pasaportes, por lo que decidieron bajarse del vehículo para exigir explicaciones a los oficiales, quienes les obligaron a subir de nuevo dando orden a su conductor de regresar por donde había venido. "Los jordanos impidieron atravesar el puente al segundo autobús por petición de las autoridades israelíes. Obedecieron a los israelíes", añadió Zemor.

En Jerusalén, un responsable del ministerio de Defensa confirmó la denegación de entrada a los activistas. "Un pequeño grupo de provocadores y agitadores conocidos llegaron al punto de paso Allenby horas antes. El Estado de Israel ejerció su derecho de denegarles la entrada y volvieron a Jordania", dijo este portavoz a France Presse.

Muchos de los activistas habían participado previamente en otras acciones contra la ocupación israelí de los territorios palestinos como la llamada “flotilla”, integrada en la campaña “Bienvenidos a Palestina”, con la que cada año decenas de activistas intentan entrar en Cisjordania por el aeropuerto de Ben Gurion, en Tel Aviv. “Es la cuarta vez que los militantes intentan llegar a Palestina", aseguró Olivia Zemor.

Por su parte, la embarcación Estelle, que recorre desde julio varios puertos europeos para denunciar el bloqueo israelí de los territorios palestinos, tiene previsto llegar a la franja de Gaza a mediados de próximo mes de octubre. Se trata del barco que encabeza la tercera “Flotilla de la Libertad” que desde 2010 intenta, sin éxito, hacer llegar ayuda humanitaria a tierras palestinas. La primera expedición sufrió un ataque directo de la armada israelí, en el que fallecieron nueve personas; la segunda, que contaba con el apoyo de más países, fue retenida el año pasado en Grecia.