Portugal aprueba el Tratado de Estabilidad financiera

El país se convierte en la primera nación de la UE que da luz verde a la reforma

El líder de los socialistas portugueses, Antonio José Seguro (centro) habla por teléfono durante el debate.
El líder de los socialistas portugueses, Antonio José Seguro (centro) habla por teléfono durante el debate.MARIO CRUZ (EFE)

El Parlamento portugués ha aprobado hoy el tratado de estabilidad de la Unión Europea, que fija el límite del déficit presupuestario para los países miembros, en una fecha sintomática: hace un año (el ocho de abril de 2011), el país se rendía y pedía ayuda financiera a la Unión Europea y al FMI para no declararse en bancarrota. De hecho, el primer ministro portugués, el conservador Pedro Passos Coelho, aseguró en el debate parlamentario del tratado que Europa necesita “un mecanismo de gestión de crisis eficaz que proteja a la Unión Europea de tempestades de efectos catastróficos”. Portugal se convierte en el primer país de la UE que da luz verde a la reforma.

Más información
El alcalde portugués que mudó el Ayuntamiento al barrio pobre
El Ave Lisboa-Madrid, enterrado definitivamente por Lisboa
La huelga general paraliza los transportes públicos en Portugal
Cavaco pierde el amor de Portugal
Portugal aprueba el tercer examen de la troika y recibirá el dinero

El resultado de la votación ha sido aplastante, ya que a la mayoría absoluta de la coalición de centro derecha del Gobierno (132 de 230 diputados) se sumaron los de la inmensa mayoría de los 74 diputados socialistas, primer partido de la oposición. Dos parlamentarios socialistas, con todo, se abstuvieron. El Partido Socialista portugués, que gobernaba hace un año, ha sufrido una especie de esquizofrenia interna y doctrinal en este debate. El secretario general del PS portugués, José António Seguro, advirtió que el “sí” socialista es un “sí” con algunos peros. De hecho, el PS ha propuesto un paquete de medidas adicional encaminado a generar empleo con la intención de que fuera aprobado junto con el tratado, pero la coalición de centro derecha lo ha rechazado.

Seguro, en una entrevista al Jornal de Negócios publicada hoy explicaba su postura: “Votaremos a favor porque este tratado es indispensable para que Portugal siga en el euro. Podemos estar de acuerdo o no en una cosa o en otra, pero es indispensable (…) Es un buen ejemplo del sentido de la responsabilidad del Partido Socialista”.

El propio Mário Soares, expresidente de la República y ex primer ministro, líder histórico del Partido Socialista, se manifestó recientemente en contra del tratado en un artículo publicado en el Diário de Notícias.

Los diputados del Bloco de Esquerda, del Partido Comunista Portugués y de los Verdes, que suman en total solamente 24 de los 230 diputados de la cámara, se mostraron ayer resueltamente en contra del tratado, calificándole de imposición alemana y votaron en contra. Acusaron al Gobierno de empobrecer aún más a un pueblo que está sufriendo ya mucho y al Partido Socialista de desconocer en qué bando se encuentran: “¿Cómo es que un partido que se reivindica de izquierda vota un documento de ultraderecha?”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sobre la firma

Antonio Jiménez Barca

Es reportero de EL PAÍS y escritor. Fue corresponsal en París, Lisboa y São Paulo. También subdirector de Fin de semana. Ha escrito dos novelas, 'Deudas pendientes' (Premio Novela Negra de Gijón), y 'La botella del náufrago', y un libro de no ficción ('Así fue la dictadura'), firmado junto a su compañero y amigo Pablo Ordaz.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS