Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FBI arresta a 14 miembros de Anonymous en EE UU

La policía judicial ha coordinado unas 40 operaciones en diez Estados contra el grupo internacional de ciberactivistas

La policía judicial estadounidense, el FBI, ha detenido a 14 personas relacionadas con el grupo de internacional de ciberactivistas Anonymous. La policía británica ha detenido por su parte a un ciberactivista más, y la holandesa a otras cuatro.

Los agentes del FBI coordinaron unas 40 operaciones en 10 Estados del país: Alabama, Arizona, California, Colorado, Florida, Massachusetts, Nevada, Nueva México y Ohio, así como en Washington. "Catorce personas han sido arrestadas por el FBI, debido a su presunta implicación en un ataque informático contra el sitio PayPal [del grupo eBay], en el marco de una operación reivindicada por el grupo Anonymous", precisa el comunicado del FBI. Los detenidos, todos ellos varones y con edades comprendidas entre 20 y 42 años, son acusados de haber participado "con ayuda de otros" en ataques por denegación de servicio (saturando los servidores de un sitio de Internet) contra la web de pagos online PayPal a comienzos de diciembre de 2010, es decir, inmediatamente después de que PayPal boicoteara el portal de revelación de secretos Wikileaks, de Julian Assange.

EE UU se suma así a otras operaciones internacionales contra el movimiento. El pasado 10 de junio, la Policía Nacional detuvo a tres miembros de Anonymous en España. Se les acusa de asociación ilícita y de interrupción del sistema informático.

Penas de hasta 10 años

Los piratas informáticos detenidos se enfrentan a una pena máxima de 10 años de cárcel y una multa de hasta 250.000 dólares si son declarados culpables. Tienen entre 20 y 42 años y están acusados de varios delitos por "conspirar y dañar intencionadamente" los sistemas informáticos de PayPal del 6 al 10 del pasado diciembre, especifica la acusación emitida por la Fiscalía federal del Distrito Norte de California, en San José.

Las autoridades han mantenido bajo secreto la identidad de uno de los detenidos. El resto son Christopher Wayne Cooper, de 23 años y conocido como Anthrophobic; Joshua John Covelli, de 26 años y que usaba los sobrenombres de Absolem y Toxic; Keith Wilson Downey, también de 26 años; Mercedes Renee Haefer, de 20 y conocida como No y MMMM, y Donald Husband, de 29 años y que se hacía llamar Ananon.

Completan la lista Vincent Charles Kershaw, de 27 años y que actuaba como Trivette, Triv y Reaper; Ethan Miles, de 33; James Murphy, de 36; Daniel Sullivan y Christopher Quang, ambos de 22 años; Tracy Ann Valenzuela, de 42 años y Drew Alan Phillips, de 26 y que usaba el nombre virtual de Drew010, así como Jeffrey Puglisi, de 28 años y conocido como Jeffer, Jefferp y Ji.

Las autoridades también han informado de la captura de otros dos ciberpiratas, ambos de 21 años: Scott Matthew Arciszewski, en Florida; y Lance Moore, en Nueva Jersey. Arciszewski está acusado de atacar la web de la firma Tampa Bay InfraGard, que colabora con el FBI, mientras que Moore atacó los sistemas de la compañía de telecomunicaciones AT&T para obtener documentos e información confidencial de la misma.

Vínculos con Wikileaks

Anonymous es un grupo internacional de ciberactivistas, asociados sin ninguna dirección o liderazgo concreto, que se manifiesta a favor de la libre circulación de información y la transparencia gubernamental y que no duda en asaltar redes oficiales o de empresas privadas para avanzar en sus fines. En el pasado, ha tomado represalias contra las empresas e instituciones que han tratado de aislar al portal de revelación de secretos Wikileaks, como VISA o MasterCard.

Las operaciones de ese grupo, sin embargo, no se han limitado a la defensa de Wikileaks y su líder, Julian Assange. Recientemente, se infiltraron en los servidores del departamento de policía estatal de Arizona y publicaron información personal de diversos agentes, como respuesta a la propuesta de dura reforma migratoria aprobada el año pasado por el Congreso regional pero paralizada cautelarmente por un juez federal a petición del gobierno de Barack Obama.