El PA, abierto a todos los acuerdos, sólo pactará con el PP si excluye a Berbel

El PA, abierto a todos los acuerdos, sólo pactará con el PP si excluye a Berbel. El único escollo que frena un acuerdo entre el Partido Andalucista y el PSOE en el Ayuntamiento de Granada es la incorporación a las tareas de gobierno de IU, de quienes recelan los nacionalistas. No obstante, la dirección del PA de Granada se mostró abierta ayer a cualquier hipótesis de colaboración, incluido un acuerdo con el PP pero sin Gabriel Díaz Berbel, a quien han atacado duramente durante la campaña. Por su lado, el PP anunció que tenderá la mano al concejal del PA, Jesús Valenzuela, pero que en caso de que no fructifique el acuerdo tiene voluntad de gobernar en minoría. Pablo Serrano, secretario del PA de Granada, enumeró prácticamente todas las posibilidades combinatorias que existen para alcanzar un compromiso de gobierno y no descartó ninguna. Serrano admitió que la experiencia de colaboración en la Junta entre nacionalistas y socialistas ha sido "positiva". El secretario del PA dijo que la posición ideológica de su partido es "de progreso", aunque precisó que antepondrá, a la hora de establecer un pacto, los intereses de la ciudad a las afinidades ideológicas. Serrano precisó que no descarta un posible acuerdo con el PP. "No sería una hipótesis descabellada. Berbel ha dicho que si no es el alcalde se va a su casa o a su yate, no sé, y esa posición me parece una posición propia de un jugador de mus. Pero no es una cuestión de personas sino de proyectos", dijo. Serrano se mostró igual de ambiguo respecto a qué exigiría su partido a cambio de un acuerdo. El dirigente del PA dijo que están abiertos a todos, desde una concejalía a una delegación, pasando incluso por la alcaldía. Serrano admitió que en la campaña el PA ha sido crítico con Berbel, pero al mismo tiempo arremetió contra la Junta porque el enfrentamiento que mantiene con el PP sólo ha servido para "bloquear" una serie de proyectos para la ciudad. "Un acuerdo de gobierno estable", dijo, "no tiene por qué establecerse con un solo partido. También se pueden obtener acuerdos puntuales de gobierno con dos". "Estamos estudiando la fórmula que mejor responda a los deseos de nuestros electores y a las necesidades de Granada". Una "superconcejalía" Por su lado, el portavoz del PP granadino, César Díaz, lanzó ayer un ofrecimiento al PA para conformar gobierno y dejó caer la propuesta de que Valenzuela podría hacerse cargo de una "superconcejalía" de Turismo, Cultura y Deportes. Díaz dijo que "es más fácil negociar a dos bandas que a tres", en relación a un pacto entre PSOE, IU y PA, y le recordó que un pacto similar hace 20 años le costó al PA "una verdadera travesía del desierto". Si, pese a todo, los nacionalistas no dieran su apoyo a Díaz Berbel, el PP tiene la intención de "gobernar en minoría" en Granada, según dijo Díaz. "Parece evidente", dijo, "que, por los resultados, el PP es el partido más votado, y es el llamado a gobernar la ciudad". Luego admitió: "Los granadinos han querido que en esta ocasión gobernemos en minoría". La razón del retroceso del PP en Granada en seis puntos respecto a 1995 se debe, según Díaz, "a los errores y torpezas que podemos haber cometido en estos cuatro años". El portavoz popular eludió pronunciarse sobre la posibilidad de prescindir de Berbel como alcalde para obtener el apoyo del PA. "Ésa es una decisión del partido, que no me corresponde", señaló.

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada