Entrevista:

JUAN MARI MAÑERO LOCUTOR DE RADIO "En la radio lo efímero tiene una duración incalculable"

El programa Contigo en la playa, que se emite todos los mediodías en Radio San Sebastián-Cadena SER durante los meses de verano, cumplió ayer 15 años. A su longevidad se le suma también el mérito de emitirse desde la calle, en pleno Paseo de La Concha. El director del programa, Juan Mari Mañero, está sorprendido con "la incalculable duración de un mensaje tan efímero como el radiofónico", aunque a la vez constanta "la transformación que ha sufrido Contigo en la playa desde que iniciamos la aventura en 1984, cuando salir en antena era ya un milagro". La evolución tecnológica, la mejora de los medios radiofónicos y el sostén de la audiencia han provocado que este programa sea un clásico de la radio guipuzcoana. Contigo en la playa se emite de lunes a viernes durante los tres meses de verano, a pie de la bahía donostiarra, haga sol, llueva o sople un vendaval. "Nosotros hacemos dos emisiones al mismo tiempo. Una, la que se escucha por la radio y otra para quienes presencian en directo el programa", comenta Juan Mari Mañero, a quien le han llovido las ofertas para trabajar en Madrid y todavía se resiste a "hacer un programa de ciudad". Define Contigo en la playa como "un programa crítico, directo y sincero", en el que las actuaciones en directo se compaginan con las entrevistas a invitados famosos y la actualidad municipal. Siempre en "riguroso directo". Mañero ha hipotecado los últimos 15 veranos en la dirección de este programa, de ahí que él considere que la radio le paga "todos los años las vacaciones en la primera línea de La Concha". El programa ha cambiado cuatro veces de escenario y ha conocido tres alcaldes donostiarras y otros tantos diputados generales. Ayer, precisamente, asistieron al plató el alcalde en funciones Odón Elorza y el diputado general también funciones Román Sudupe para bendecir el aniversario e inaugurar la nueva temporada de Contigo en la playa. "Hemos transportado literalmente la radio a la calle", explica Mañero, "para que el público conozca el misterio y los entresijos de la radio. Aquí no hay trampa de ningún tipo; la espontaneidad y la proximidad con el oyente son nuestras señas de identidad. Hay un hueco para la improvisación, siempre calculada". Mañero no entiende como réplicas, ni siquiera como imitaciones malogradas, los programas al aire libre que otras emisoras emiten con ocasión de la Semana Grande donostiarra o el Festival de Cine. Contigo en la playa "atiende a lo extraordinario y a lo cotidiano", está plagado de "historietas refrescantes por la proximidad con la playa". Tantos años asomado a La Concha convierten al equipo que dirige Mañero en "unos especialistas en adivinar las tormentas, los días de lluvia y de sol apabullante".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0015, 15 de junio de 1999.