_
_
_
_
_

Brócoli frito agridulce con cacahuetes

Freír esta crucífera en aceite bien caliente proporciona unos floretes crujientes. Los empapamos de una salsa sabrosa y especiada, rematada con un toque de frutos secos y queso

La clave está en el crujiente de los floretes
La clave está en el crujiente de los floretesClaudia Polo

Nunca había tenido tantas expectativas por un plato de brócoli: cuando por fin me senté a la mesa de Tatema (Madrid) aún me quedaban algunos resquicios de duda. No de que no fuera a estar bueno, sino de si tanta expectativa con el brócoli frito del restaurante en cuestión iba a estar justificada. Bueno: no solo es que lo estuviera; es que esa ración marcó un antes y un después en mis criterios a la hora de cocinar dicha verdura.

No vengo a replicar la receta, para comprar mis palabras mejor acercarse a la calle Argumosa (y pedir la ración entera, que media sabe a poco). Lo que sí quiero es compartir las conclusiones que saqué de ese plato, que son útiles para aplicar en casa. Primero, que el brócoli frito es un acierto. Frito con el aceite muy caliente, durante apenas un par de minutos, para que se mantenga firme por dentro y el exterior crujiente: algo maravilloso de ese bocado era la jugosidad y humedad que contenía. Una vez frito, parecía que lo hubiesen impregnado de un sirope agridulce que, gracias al calor y a su estructura, empapaba los floretes. El queso curado a lascas le aportaba un toque algo amargo que contrastaba muy bien con el dulzor de la vinagreta.

Con todo esto interiorizado, me he dispuesto a preparar mi versión en casa. En vez de sésamo, he utilizado cacahuete, que he mezclado con queso Gruyere picado en trozos. El aliño a base de vinagre de arroz, miel, cinco especias chinas –anís, canela, hinojo, clavo y pimienta de Sichuan– y cayena en polvo, es la parte esencial de la receta. Una vez aprendido, puede usarse con brócoli o coliflor hecho al horno, al vapor o incluso en el microondas.

Tiempo: 15 minutos

Dificultad: La de freír con cuidado y limpieza

Ingredientes

Para 2 personas

  • 1/2 brócoli o coliflor
  • Aceite neutro para freír
  • 6 cucharadas de vinagre de arroz
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de mezcla de cinco especias chinas
  • ½ cucharada de cayena molida (o al gusto)
  • 70 g de cacahuetes fritos
  • 30 g de queso gruyere
  • Sal

Instrucciones

1.

Mezclar el vinagre, la miel, las especias y un poco de sal en un bol amplio. 

2.

Cortar los floretes del brócoli. 

3.

Calentar en un cazo aceite. Freír cuando alcance una temperatura elevada hasta que el brócoli se empiece a dorar, en ese momento transferir a una bandeja con papel absorbente. 

4.

Mezclar el brócoli frito con el aliño en el bol. 

5.

Picar los cacahuetes y el queso. Servir el brócoli con la picada de cacahuetes y queso por encima. 

Si tienes dudas o quejas sobre nuestras recetas, escríbenos a elcomidista@gmail.com. También puedes seguir a El Comidista en TikTok, Instagram, X, Facebook o Youtube.

Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_