_
_
_
_

Menú para hoy: salsa de tomate exprés y sus aplicaciones

En pleno enclaustramiento, inauguramos sección diaria para disfrutar de la cocina en casa. Una técnica sencilla pero poco conocida, su uso en recetas concretas, y un menú completo de comida y cena.

Hecho en exactamente 15 minutos
Hecho en exactamente 15 minutosMIKEL LÓPEZ ITURRIAGA
Mikel López Iturriaga

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

“Toda crisis es una gran amenaza, pero también una oportunidad”. ¿Hay algún dicho más tópico e irritante para los que sufren las crisis que éste? Puede que no. Sin embargo, cuando una epidemia como la del coronavirus te cambia la vida y no te queda otra que estar todo el santo día en casa, aprovechar el tiempo para aprender cosas parece lo más inteligente. “Si la vida te da limones, haz limonada”. Aarg, otra frase odiosa de libro de autoayuda: por favor, seguid leyendo, juro que lo que viene a continuación es mejor.

Nuestra propuesta es la siguiente: cada día te invitaremos a descubrir una técnica de cocina ultrasencilla pero no demasiado conocida, con las que te podrás entretener y a la vez elevar un pelín el nivel de lo que llevas a la mesa. Daremos unas cuantas recetas concretas para aplicar lo aprendido, y de regalo, un menú completo con sugerencias para la comida y la cena. Empezamos con un clásico que solemos comprar de bote... cuando podemos prepararlo en casa en tiempo récord.

Conseguir una salsa de tomate casera en 15 minutos es posible

Juro por San Pomodoro que no es una falsa promesa. La fórmula clásica de la salsa de tomate dicta que se tiene que hacer durante muuucho tiempo a fuego muuuy lento. Pero la versión “dale zapatilla que voy con prisa” también funciona, y mucho mejor de lo que creemos. Necesitarás:

Trituras el tomate con el ajo. Pones cuatro cucharadas de aceite de oliva en una sartén a fuego vivo, añades el tomate, lo salas, lo tapas casi del todo, y lo cocinas 15 minutos removiendo de vez en cuando, con cuidado porque salta. Corriges de sal y, si está muy ácido, añades una pizca de azúcar o una cucharadita de miel. Si la dejas un día en la nevera, mejora. Ah, y también puedes usar tomate fresco, pero para eso quizá sea mejor esperar a su temporada, el verano.

Salsa de tomate rápida y lenta: tú eligesVídeo: MIKEL LÓPEZ ITURRIAGA / UNTO

¿Puedo tunearla?

Por supuestísimo. Un poco de cebolla o de pimiento verde junto al ajo, admitido. ¿Un toque picante? Lo mismo, pero con una guindilla picada o un jalapeño. Hierbecillas clásicas que se llevan bien con el tomate son el orégano, el tomillo o la albahaca, y una pizca de comino o de pimienta negra tampoco te mandarán al infierno de los maltratadores de las salsas de tomate. Incluso damos por bueno engorrinarla con un poco de panceta picada frita. Pero un poco, ¿eh? Que ya nos conocemos.

Vale, y ahora qué platos preparo con ella

Mi primera propuesta suena a menú infantil, pero cuando descubres los espaguetis con esta salsa casera y un buen parmesano rallado, te das cuenta de la belleza de lo simple cuando está bien hecho. Exactamente lo mismo ocurre con el arroz a la cubana: lo comprobarás si preparas unos huevos fritos siguiendo estas instrucciones y preparas arroz blanco con éstas otras.

Otra idea tirando a moruna: pones salsa en el fondo de una sartén a fuego suave y añades un puñado de garbanzos cocidos, una pizca de comino y un poco de menta picada (te sorprenderás de lo bien que funciona esta hierba con el tomate). Cuando esté caliente, echas dos huevos encima, los salas, los espolvoreas con un poco de chile en polvo o de pimentón picante, y tapas. Cuando veas que la clara ha cuajado pero la yema aún no, lo sacas y sirves: una exquisitez para paladares refinados.

Por último, la madre de todas las recetas de comida reconfortante española: los macarrones con chorizo gratinados. Si añades un poco de agua a esta salsa y sigues este recetón de Ana Vega Biscayenne a partir del paso tres, conectarás con tu infancia y quizá te sientas un poco mejor en estos días de aislamiento.

Si me sobra, ¿la tiro?

Una pregunta inteligente. No, no la tiras: aguanta unos tres días en la nevera. También la puedes congelar. O embotar, esterilizando los botes y, una vez cerrados, poniéndolos al baño maría 20 minutos.

Comparte tu fotos de platos o trucos para comprar y cocinar durante el confinamento con la etiqueta #ComidistaConfinado. ¡Y recuerda que el miércoles 18 de marzo a las 20.00, cocinamos todos juntos en directo! Todos los detalles aquí.

¿QUÉ COMEMOS HOY?

COMIDA

 

Ensalada de lechuga con calabacín y anchoas

Macarrones gratinados con salsa de tomate exprés (ver receta arriba)

Mousse rápida de aguacate y chocolate 

 

 

CENA

 

Pollo pibil

Ensalada de hinojo, naranja y aceitunas negras

Fresas

 

Sobre la firma

Mikel López Iturriaga
Director de El Comidista, web gastronómica en la que publica artículos, recetas y vídeos desde 2010. Ha trabajado como periodista en EL PAÍS, Ya.com o ADN y colaborado en programas de radio como 'Hoy por hoy' (Cadena Ser), 'Las tardes de RNE' y 'Gente despierta'. En televisión presentó programas como El Comidista TV (laSexta) o Banana split (La 2).

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_