_
_
_
_
_

Sánchez se garantiza el apoyo del PSOE al acuerdo con Sumar en un comité federal que no votará la amnistía

“Tenemos la investidura cada vez más cerca”, asegura el presidente en funciones en Bruselas

Pedro Sanchez
El presidente en funciones, Pedro Sánchez, entre el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, en la Cumbre Social Tripartita de este miércoles en Bruselas.Fernando Calvo (Pool / Moncloa / EFE)

El PSOE, ahora ya sí, ha entrado en la fase decisiva de las negociaciones para la investidura. El acuerdo con Sumar, tras unas negociaciones que se han dilatado tres meses, pone los cimientos para una segunda coalición y despeja el camino para acelerar las negociaciones con ERC y Junts. Al menos eso es lo que confían en el Gobierno en funciones una vez aclarada cuál sería su hoja de ruta para los próximos cuatro años. “Tenemos la investidura cada vez más cerca”, se mostró optimista Pedro Sánchez a su llegada a la Cumbre Social Tripartita en Bruselas, previa al Consejo Europeo de este jueves y mañana. La celebración del debate de investidura la semana del 6 de noviembre es el escenario más idóneo que manejan en Ferraz y La Moncloa tras haber consumido uno de los dos meses de margen hasta el 27 de noviembre, aunque los negociadores socialistas se resisten formalmente a poner un plazo conscientes de que los independentistas, y Carles Puigdemont en particular, manejan sus propios tiempos. Lo mismo que La Moncloa, donde querrían que la investidura se solventase antes del congreso del Partido Socialista Europeo del 10 y 11 de noviembre en Málaga.

Las fuentes consultadas sí son tajantes en que esta semana no habrá más pactos para escenificar el acuerdo con los partidos nacionalistas e independentistas. La previsión es cerrarlos en un lapso de tiempo muy corto a partir de la próxima semana. Nadie sabe exactamente cuándo, pero fuentes conocedoras de las negociaciones dan por seguro que, una vez el PSOE tuviese amarrados los votos de Junts, y que, por tanto, haya la certeza de que va a haber Gobierno, las firmas con todas las formaciones necesarias para la investidura se sucederán con rapidez. La jura de la Constitución por parte de la princesa Leonor de Borbón el martes 31 de octubre, a la que los socios de la coalición no asistirán, no tiene por qué influir en el calendario de los negociadores. Es decir, que si el lunes se logra un acuerdo clave podría anunciarse ese mismo día. Lo mismo podría pasar el miércoles, aunque coincida con la festividad del Día de Todos los Santos. “No hay nada acordado hasta que todo esté acordado, cada negociación tiene una dimensión política”, expuso este miércoles por la mañana la vicesecretaria general y ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, en la Cadena SER. Hay negociaciones que son más complejas políticamente y que adquieren relevancia cuando todas forman parte del mismo puzle”.

A la espera de cómo se resuelven unas negociaciones marcadas por el mutismo y de conocer las condiciones de la amnistía a los encausados del procés, el episodio más relevante e inmediato es el comité federal del sábado. El principal órgano de decisión del PSOE entre congresos, en el que Sánchez tiene un control férreo y que fue convocado el martes por la tarde a una reunión extraordinaria, aprobará la consulta a la militancia sobre el pacto de gobierno con el partido de Yolanda Díaz, una votación que es obligatoria y vinculante como marcan los estatutos desde la reelección de Sánchez en las primarias de 2017. El secretario general del PSOE hará una demostración de fuerza exhibiendo el apoyo sin fisuras del partido a la coalición. “Si hay algún partido que da voz a sus militantes, ese es el PSOE”, zanjó la portavoz de la dirección y ministra de Educación en funciones, Pilar Alegría, en La hora de la 1 de TVE. Lo que el PSOE no hará, según explican las fuentes consultadas, será someter al criterio de la militancia los pactos con otros partidos como Junts para sacar adelante la investidura. En plata: no habrá una consulta a la militancia sobre la amnistía, el punto central de ese acuerdo y que no cuenta con el respaldo del expresidente Felipe González y otros referentes históricos como Alfonso Guerra y Juan Carlos Rodríguez Ibarra. Los estatutos federales no obligan a hacerlo: el artículo 50.2 establece que “será obligatoria la consulta a la militancia, al nivel territorial que corresponda, sobre los acuerdos de Gobierno en los que sea parte el PSOE”.

En todo caso, tampoco ningún dirigente actual lo ha pedido. Ni siquiera el barón más crítico con la política de concesiones a los partidos independentistas, Emiliano García-Page, se plantea reclamar que se produzca una consulta de ese tipo en el partido, según fuentes de su entorno. “[La amnistía] se debatió y se descartó en los debates constitucionales”, mantuvo este miércoles el barón del PSOE, cuya presencia en el comité federal no está asegurada, aunque pretende asistir: el presidente de Castilla-La Mancha, favorable a los contenidos en avances sociales suscritos son Sumar, tiene agendados varios actos desde este jueves hasta el sábado en Toulouse (Francia) por su condición de presidente de la Asamblea de Regiones Europeas Vitícolas. El aragonés Javier Lambán, el otro líder territorial más contundente contra la amnistía, como antes lo fue con los indultos, la derogación del delito de sedición y la reforma del delito de malversación, no acudirá al comité federal por razones médicas. Las fuentes consultadas no descartan que Sánchez sea más concreto de lo que ha sido hasta ahora sobre las condiciones de la amnistía ante el principal órgano del PSOE, pero en cualquier caso ningún dirigente socialista vaticina un comité convulso e incómodo para el presidente en funciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

José Marcos
Redactor de Nacional desde 2015, especializado en PSOE y Gobierno. Previamente informó del Gobierno regional y casos de corrupción en Madrid, tras ocho años en Deportes. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Trabajó en Starmedia, Onda Imefe y el semanario La Clave.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_