_
_
_
_
_

Los socios de la coalición dejarán solo al Gobierno en funciones durante la jura de la Constitución de la princesa Leonor

ERC, Junts, EH Bildu, el BNG, el lehendakari y el presidente catalán no acudirán al acto institucional del martes en el Congreso para refrendar sus críticas a la Monarquía

Operarios del Congreso de los Diputados habilitan la tribuna para el acto del juramento de la Constitución de Leonor de Borbón.
Operarios del Congreso de los Diputados habilitan la tribuna para el acto del juramento de la Constitución de Leonor de Borbón.Sergio Pérez (EFE)

La Mesa del Congreso abordará y resolverá este miércoles todos los detalles pendientes de última hora de la jura de la Constitución ante las Cortes el martes que viene de la princesa Leonor de Borbón, uno de los actos institucionales y más simbólicos de esta XV legislatura que no acaba de arrancar y que se producirá con un Gobierno en funciones. El programa se ha completado siguiendo un guion muy similar al marcado hace 37 años para el juramento que entonces formuló su padre, el rey actual Felipe VI. A esa sesión solemne, que protagonizará la heredera del trono, no acudirán los socios habituales del Ejecutivo en funciones. ERC, Junts, EH Bildu y BNG ya han confirmado que no asistirán en una posición muy crítica con la Monarquía. El PNV todavía no se ha posicionado oficialmente, al igual que Podemos, una de las marcas de Sumar, aunque otras fuentes de esa formación sí han adelantado que estarán representados. Ni el lehendakari ni el presidente catalán se presentarán en el Congreso en contra de lo que hicieron José Antonio Ardanza y Jordi Pujol en 1986 con el juramento del entonces príncipe Felipe.

El juramento solemne de la Constitución de Leonor de Borbón ante las Cortes está previsto en el artículo 61 del texto constitucional para cuando el heredero de la Jefatura del Estado alcance la mayoría de edad, hecho que se producirá en este caso este 31 de octubre. La agenda de esa sesión está ya perfectamente diseñada, con un patrón muy parecido al que cumplió su padre el 30 de enero de 1986. El próximo martes los reyes, Felipe VI y doña Letizia, la princesa de Asturias y la infanta Sofía llegarán a la Carrera de San Jerónimo a las 11 de la mañana, escoltados por el escuadrón de la Guardia Real que estará formado en batallón de honores, más cuatro compañías de los ejércitos de tierra, armada, aire y Guardia Civil.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y el jefe del Estado Mayor de la Defensa, Teodoro Esteban López, les recibirán y el Rey pasará revista desde un podio. A continuación la presidenta del Congreso, Francina Armengol, y el del Senado, Pedro Rollán, les acompañarán a través de la escalinata y la puerta de los leones hacia el vestíbulo del Congreso, donde la familia real saludará al presidente del Tribunal Constitucional, Cándido Conde-Pumpido, y el presidente por suplencia del Consejo General del Poder Judicial, Vicente Guilarte. Ya en el salón de los pasos perdidos, la familia real cumplimentará a las Mesas de ambas Cámaras y accederán al estrado que se ha habilitado en estos días, donde habitualmente se sitúa la tribuna principal del hemiciclo.

Operarios del Congreso de los Diputados habilitan el hemiciclo para el acto del juramento de la Constitución de Leonor de Borbón.
Operarios del Congreso de los Diputados habilitan el hemiciclo para el acto del juramento de la Constitución de Leonor de Borbón.Sergio Pérez (EFE)

La sesión comenzará con la interpretación del himno nacional, un discurso de la presidenta Armengol, la lectura del artículo 61 de la Constitución y la prestación del juramento de la princesa Leonor ante todos los parlamentarios presentes, en teoría en pie. Al finalizar esa sesión, Armengol y Rollán impondrán a la heredera las medallas de ambas Cámaras y la princesa inaugurará la segunda edición del libro de honor del Congreso. Luego todos los componentes de la Casa Real presentes compartirán un saludo con el resto de las autoridades invitadas en el salón de los pasos perdidos.

Algunos portavoces de grupos políticos con representación ahora en el Congreso no se prestarán a participar en el acto por su postura crítica con la Monarquía. Fuentes oficiales de ERC, Junts, EH Bildu y el BNG, que son formaciones clave ahora para la investidura que se negocia del candidato socialista Pedro Sánchez, ya han avanzado que no estarán en el evento. Tampoco se desplazarán a Madrid en esta ocasión ni el presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès, que alegó este martes, según su portavoz, que él preside una institución de espíritu “republicano”, ni tampoco el lehendakari, Iñigo Urkullu, que justo esa jornada presidirá su Consejo de Gobierno.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El PNV del que forma parte Urkullu todavía no ha fijado posición sobre si su portavoz en el Congreso, Aitor Esteban, estará ese día en el pleno. Tampoco lo ha hecho aún formalmente Unidas Podemos, pero fuentes de esa formación que está dentro de Sumar sí adelantaron que al margen de lo que hagan sus diputados rasos de “claro espíritu republicano” sí estarán representados por alguno de sus componentes de la Mesa, de sus ministros o algún portavoz.

El Congreso de los Diputados
Preparativos en el hemiciclo del Congreso para la celebración del juramento de la Constitución de Leonor de Borbón. Sergio Pérez (EFE)

Desde ERC sí se quiso subrayar que su portavoz en el Congreso, Gabriel Rufián, que normalmente hace alusiones muy críticas en sus intervenciones contra la Casa Real, no estará en la sesión bajo ningún concepto porque en el grupo republicano entienden que la Monarquía es una “institución absolutamente anacrónica, corrupta y opaca, que no se presenta a las elecciones”. En Junts simplemente se limitaron a aportar que sus diputados no se presentarán. EH Bildu también avanzó que no habrá ningún diputado de su grupo en ese pleno: “Por la misma razón por la que no participamos en la ronda de consultas del Rey ni en ningún acto presidido por la Casa Real: porque no reconocemos la Corona ni su legitimidad ni el papel político que algunos le otorgan”. El BNG abundó en esos mismos argumentos, recordaron que sus distintos portavoces en varias legislaturas nunca habían respondido en ese sentido a las llamadas del Rey, y remarcaron que son “una organización nacionalista que defiende la soberanía nacional y la libertad de la nación gallega para constituirse en un Estado soberano, democrático, laico y republicano” que interpreta la Monarquía “como una estructura del Estado impuesta y heredera del franquismo y, por lo tanto anacrónica y corrupta”.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Javier Casqueiro
Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_