Junqueras asegura que ERC no apoyará la reforma laboral si el Gobierno no hace “cambios sustanciales”

El líder de Esquerra defiende la apuesta de su partido por la mesa de diálogo

El líder de ERC, Oriol Junqueras, atiende a los medios ante la Ciutat de la Justicia, en Barcelona, el pasado noviembre.
El líder de ERC, Oriol Junqueras, atiende a los medios ante la Ciutat de la Justicia, en Barcelona, el pasado noviembre.Toni Albir (EFE)

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha asegurado que su formación no apoyará la reforma laboral consensuada entre patronal y sindicatos si el Gobierno no hace “cambios sustanciales”. “Creen que los salarios de tramitación no son prioritarios. Que reforzar las inspecciones de trabajo no es prioritario. Que combatir la parcialidad de los contratos de trabajo no es prioritario. Si no cambian eso, no votaremos a favor de la reforma laboral. Si no mejoran estas cosas no va a haber apoyo de ERC”, avanzó el lunes por la noche en una entrevista en Onda Cero. Junqueras se mostró especialmente crítico con el PSOE, socio mayoritario del Gobierno central, que estos días trata de sumar apoyos para convalidar la reforma en el Congreso antes del 7 de febrero. El líder de Esquerra también defendió la apuesta de su partido por la mesa de diálogo sobre Cataluña y un “modelo de negociación” con el Estado.

Las palabras de Junqueras muestran que ERC sigue inamovible en sus reclamaciones y en su intención, por ahora, de votar en contra del pacto social. “Es evidente que tenemos prioridades distintas ―PSOE y Esquerra― y que no nos parecemos (...) Si no modifican este tipo de cuestiones nosotros votaremos no a la reforma laboral. La respuesta es no, porque creemos que no reforma nada, que deja las cosas como están. Seguro que hay algún cambio relevante, pero creo que las cuestiones que acabo de plantear son muy importantes”, añadió. El decreto de la reforma laboral necesita más votos afirmativos que negativos para prosperar, y por ahora solo suma los 154 de que disponen PSOE y Unidas Podemos. El PSOE se ha abierto a negociar con más partidos ante el atasco con ERC, PNV y e Bildu. La patronal auxilió el lunes al Gobierno y pidió a Cs que votara el acuerdo. El discurso del Ejecutivo, con mayor énfasis en la parte socialista, es que el Congreso debe respetar lo acordado por los agentes sociales.

Durante la entrevista, Junqueras restó importancia a las diferencias de planteamiento entre el Gobierno central y la Generalitat con respecto a los objetivos de la mesa de diálogo. “Si estuviéramos de acuerdo no sería una mesa de negociación”, afirmó. “Creo que las cuestiones relevantes se resuelven negociando porque estoy convencido de que ninguna cuestión políticamente compleja se resuelve de manera unilateral y exige elementos de multilateralidad”, aseveró.

Sobre la polémica en torno a los relevos en la cúpula de los Mossos, entre ellos el máximo responsable de investigación anticorrupción, Junqueras rechazó que se trate de una purga del Departamento de Interior. “¿Qué interés puede tener ERC en tapar la corrupción cuando somos el único partido que puede decir que en sus 90 años de historia no tiene ni un caso de corrupción? No tenemos nada que esconder”, añadió.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS