ERC deja en el aire su apoyo a los Presupuestos si se excluye a plataformas como Netflix de la cuota de lenguas cooficiales

Las productoras internacionales no tendrán que cumplir el requisito del 6%, según el proyecto de ley audiovisual. El Gobierno asegura que tendrá en cuenta las exigencias de su socio en la tramitación parlamentaria

La ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, este martes tras el Consejo de Ministros.Foto: EUROPA PRESS/E. PARRA. POOL (EUROPA PRESS) | Vídeo: EPV

Los Presupuestos para 2022 que el Gobierno ya daba por encarrilados, a la espera de lo que debía ser un trámite intrascendente en el Senado después de su aprobación la semana pasada en el Congreso, peligran tras el enfado mayúsculo de ERC con el proyecto de la ley audiovisual. El socio principal del Ejecutivo contempla “todos los escenarios”, según ha recalcado Gabriel Rufián, si La Moncloa excluye, como pretende, a plataformas internacionales como Netflix, HBO Max, Disney+ o Prime Video de cumplir con la cuota del 6% de contenido en las lenguas cooficiales. El portavoz republicano en el Parlamento ha sido este martes por la noche tajante: “Si el PSOE quiere respetar el acuerdo con ERC y respetar la mayoría que le permite en muchos casos sacar adelante la agenda legislativa, le conviene cumplir con ERC. Si no es así ERC no apoyaría esta ley. Y si no la apoyamos no existe”. La Moncloa se ha comprometido con Bruselas a tener aprobada la nueva normativa antes de fin de año. Pero hay muchísimo más en juego: la hoja de ruta legislativa del Gobierno, y en un momento en el que además Pedro Sánchez ha dado la instrucción de acelerar reformas y compromisos adquiridos con la UE con la celebración de hasta dos Consejos de Ministros semanales a lo largo de diciembre.

La advertencia de ERC se ha producido horas después de que el Gobierno aprobara el proyecto de Ley General de Comunicación Audiovisual, que incluye esa cuota del 6% de contenido del catálogo de las plataformas en alguna de las lenguas cooficiales. ERC exige que afecte a todas las que emiten en España, con independencia de si tienen su sede o no en el país. Rufián, que ha solicitado una reunión urgente al PSOE, ha reiterado que el apoyo a los Presupuestos está en al aire. De entrada, en el Senado. La intención del Gobierno es aprobarlos por la vía rápida en la Cámara alta, sin aceptar ninguna enmienda del resto de partidos como el año pasado, para ahorrarse una última votación de los Presupuestos en el Congreso.

“Para ERC, el tema de la lengua es sagrado. Tocarle las narices a ERC con esto es un mal negocio (…) Cuando digo que todos los escenarios están abiertos, me refiero a todos, también al Senado en cuando a los Presupuestos se refiere. O esta ley protege la ley en catalán, gallego y euskera en todas las plataformas en este país, nos da lo mismo donde estén, o ERC no la apoyará”, ha insistido Rufián. “No hay multinacional que le tenga que susurrar las leyes a un Gobierno, sobre todo si es un Gobierno progresista”, ha sentenciado.

El aviso de Esquerra ha surtido efecto, ya que ha provocado la alerta en el Gobierno. Pasadas las diez de la noche del martes, fuentes del Ministerio de Economía han transmitido la intención del Ejecutivo de “trabajar en el trámite parlamentario en todos los temas que ERC plantea para garantizar la protección y promoción de las lenguas cooficiales”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La razón que da el Gobierno para dar un trato diferente a las plataformas con sede fuera de España es que la directiva europea impone un límite que es el principio de país de origen, en virtud del cual los prestadores de servicios de comunicación audiovisual solo están sujetos al ordenamiento jurídico y a la jurisdicción del Estado miembro en el que están establecidos. La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, no descartó en la comparecencia posterior al Consejo de Ministros que se puedan introducir “mejoras” y “ajustes” en la ley durante el trámite parlamentario. Lo que no contemplaban en el Gobierno, al menos en la parte socialista, era la reacción de Esquerra. Calviño se llegó a jactar de que se había “logrado un buen equilibrio” entre los intereses de los socios del Gobierno y el sector audiovisual.

El Ministerio de Economía siempre se ha mostrado partidario de incentivos fiscales para convertir a España en un gran hub (concentrador) audiovisual y de no imponer un porcentaje de producción en las lenguas cooficiales. Rufián incluso ha apelado al socio minoritario del Gobierno para que presionase al PSOE. “Me consta que a Unidas Podemos no le gusta nada lo que se ha publicado sobre esta ley. No pasa nada por salir a decirlo, creo que daría más fuerza y capacidad de negociación”, le ha apremiado.

El proyecto de ley establece que la televisión lineal, los canales convencionales, deberán reservar el 51% del tiempo de emisión a obras audiovisuales europeas. Pero salva a las grandes plataformas extranjeras. De ese porcentaje, el 50% será para obras en castellano o en alguna de las lenguas cooficiales (catalán, euskera y gallego). De esta subcuota, RTVE reservará un mínimo del 15% a obras audiovisuales en alguna de las lenguas cooficiales. Además, el texto establece que las comunidades que tengan lengua oficial puedan regular “obligaciones adicionales” a las plataformas.

La referencia del Consejo de Ministros que publica La Moncloa señala también que las plataformas audiovisuales a petición —todas las que no son televisión convencional— deberán reservar un 30% de su catálogo a obras europeas. La mitad (15%) deberán ser obras en lenguas oficiales en España y, de esa subcuota, el 40% deberán ser obras audiovisuales en alguna de las lenguas cooficiales.

Antes de que Rufián expresase su enfado por la noche, ERC ya se había anunciado que presentará enmiendas para mejorarla y, entre otras cosas, intentar que empresas como Netflix tengan que aplicar la cuota de producción en lenguas cooficiales que su partido pactó con el Gobierno. Así lo ha explicado Rufián en una rueda de prensa en el Congreso en la que, tras asegurar que conocía el texto que el Gobierno va a enviar al Congreso, ha insistido en que este tipo de multinacionales “no deberían poder legislar”. A continuación ha indicado que su pacto con el Ejecutivo es “un acuerdo de mínimos” y que el texto debe mejorarse a su paso por las Cortes. En este contexto, ha señalado que una de las cosas que hay que revisar es lo relativo a estas multinacionales. “Haremos todo lo posible para mejorarlo, tenemos herramientas para hacerlo e intentaremos que así sea”, ha asegurado el diputado catalán.

Junts también ha criticado el proyecto de ley: “Tal como habíamos advertido, la reforma audiovisual margina el catalán”, ha declarado este martes por la tarde la portavoz de la formación en el Parlamento de Cataluña, Mònica Sales. “El Gobierno ha vuelto a engañar. Se han ignorado las peticiones del sector audiovisual y de entidades en defensa de la lengua, prometiendo unas cuotas que no se han cumplido”. La portavoz ha remarcado “la necesidad de coordinar el independentismo en Madrid: 23 diputados juntos tienen más fuerza”, ha dicho, antes de lanzar una amenaza: “Si no salen adelante, podemos bloquear la tramitación de los Presupuestos en el Senado y devolverlos al Congreso”, informa Camilo S. Baquero.

La producción europea

En el caso de la producción, en el proyecto se mantienen los porcentajes globales de la ley de 2010, es decir: un 5% de los ingresos anuales en el caso de los medios privados y un 6% en los públicos deberá destinarse a la producción europea, ya sea de películas o series.

Lo que cambia es el reparto, ya que un 3,5% tendrá que destinarse a obra audiovisual en cualquier formato y en lengua oficial o cooficial de España, frente al 0,9% de la ley actual, según el proyecto aprobado este martes.

Por otro lado, un 2% deberá ir a la financiación de cine de productor independiente, que deberá realizarse también en la lengua oficial del Estado o en alguna de las cooficiales, frente al 1,8% vigente, según precisa un comunicado del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

Esos dos porcentajes no se suman, han precisado a Efe fuentes del ministerio. La producción independiente puede a la vez ser en una lengua oficial, con lo que cumpliría los dos criterios a la vez. Un 1,5% sería para la producción de obra europea en cualquiera de las lenguas oficiales europeas.

Sobre la firma

José Marcos

Redactor de Nacional desde 2015, especializado en PSOE y Gobierno. Previamente informó del Gobierno regional y casos de corrupción en Madrid, tras ocho años en Deportes. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Trabajó en Starmedia, Onda Imefe y el semanario La Clave.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS