Crisis del coronavirus

El País Vasco declara la emergencia sanitaria y podrá obligar al confinamiento de poblaciones

Euskadi es uno de los principales focos del coronavirus con 417 infectados y 14 muertos

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, en un acto en Vitoria, este miércoles. LINO RICO / VÍDEO: QUALITY

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha anunciado este viernes que el departamento de Salud vasco aprueba una declaración de emergencia sanitaria. El líder del Ejecutivo vasco había convocado un Consejo de Gobierno extraordinario a las ocho y media de la mañana y más de dos horas después ha comparecido para plantear las medidas que ha tomado su gabinete. Las resoluciones suponen “medidas complementarias a las decisiones del Gobierno español”, ha sostenido. Euskadi cuenta con 417 casos positivos de coronavirus y 14 muertos, según el balance ofrecido la mañana de este viernes. Urkullu ha indicado que nueve personas que habían contraído la enfermedad ya están curadas.

Esta emergencia faculta al Gobierno vasco para tomar medidas extraordinarias, como el confinamiento de poblaciones (como el que se ha adoptado ya en Igualada, en la provincia de Barcelona), la prohibición de desarrollar actividades concretas y la “limitación o condicionamiento del uso de servicios públicos y privados o el consumo de bienes”, según establece la normativa vasca. El lehendakari ha notificado que “hay un plan de seguimiento del abastecimiento alimentario”

Más información

Urkullu ha afirmado que la “declaración de emergencia sanitaria se adopta para afrontar la crisis de salud”. El dirigente vasco ha considerado las medidas como “imprescindibles ante la situación del coronavirus”. El presidente vasco ha insistido en que se trata de “medidas de protección y contención” para “preservar la salud pública”. El jefe del Ejecutivo autónomo ha hecho saber que se aplicará un “primer fondo institucional de urgencias con 300 millones de euros para apoyar al sistema educativo y sanitario.

“Remar en la misma dirección”

“El carácter extraordinario del esfuerzo está justificado”, ha declarado el lehendakari. Urkullu ha destacado que “la situación afecta a la salud de todos, es un hito histórico por su gravedad, consecuencias y duración”. “Hay que remar en la misma dirección como un equipo, la sociedad vasca está respondiendo con un civismo modélico”, ha aseverado, además de pedir prudencia: “No hemos pasado lo peor”.

“Tenemos que llamar a la responsabilidad”, ha declarado el dirigente, quien ha dicho que no teme una eventual “desertización" de la región. “Apelamos al deber de los ciudadanos”, ha precisado, y ha solicitado actuar desde lo local ante una crisis internacional.

El también candidato del Partido Nacionalista Vasco (PNV) para las elecciones adelantadas al próximo 5 de abril citó el jueves al resto de partidos a un encuentro este lunes en la sede del Gobierno, en Vitoria. El propósito era estudiar, después del encuentro programado el sábado con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el resto de presidentes autonómicos, la pertinencia de un aplazamiento electoral. “Estamos analizando legalmente y jurídicamente las situaciones que pudieran afectar a la campaña electoral y a las elecciones. Por eso hemos convocado a los partidos el lunes para que todas las decisiones que se tomen sean consensuadas”, ha informado.

- Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50