Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuernos naturales, cuernos artificiales

Cuernos naturales, cuernos artificiales
AFP

El órice de Arabia es un antílope que estuvo cerca de la extinción en los años setenta por culpa de la caza. ­Desaparecieron de la vida salvaje y quedaron los ejemplares de los zoos. A partir de ellos se desarrolló un plan de crianza y reintroducción en sus territorios naturales y hoy su población es vulnerable pero estable. En la foto ­vemos un ejemplar en el desierto y el perfil del emirato árabe de Dubái. Ahí está el Burj Khalifa, la estructura ­construida más alta del mundo con 828 metros. El mayor cuerno edificado por la humanidad. Contrasta con los cuernos en primer término del sosegado órice; más bajos, sí, pero más finos y elegantes.

Más información