Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Geena Davis lamenta que ‘Thelma & Louise’ no mejorara la situación de la mujer en el cine

La fundación de la actriz ha publicado un estudio que destaca la baja presencia de protagonistas femeninas y cómo los estereotipos definen a sus personajes

En el vídeo, Geena Davis, en el Festival de Cine de Deauville.

Una actriz tiene cuatro veces más de probabilidades de aparecer completamente desnuda en una película que un actor. Una actriz interpreta más veces a un personaje que sufre ataques verbales (un 11% más) o acoso sexual (un 4% más) que un actor. Y ellas tienen la mitad de frases que ellos. Esta situación es la que ha denunciado Geena Davis Institute on Gender in Media (El Instituto de Geena Davis sobre Género en los Medios), junto a la ONG Plan Internacional, en su último estudio, Rewrite her story (Reescribe su historia). El documento, publicado la semana pasada, compara los personajes masculinos y femeninos en 56 películas estrenadas en 2018 en 20 países, como Estados Unidos, Alemania, Perú o Sierra Leona.

Geena Davis, actriz y activista, fundó esta organización en 2004 para investigar la presencia de la mujer en los medios de comunicación, la publicidad y el cine, y así mostrar la desigualdad entre hombres y mujeres. La artista ha explicado al periódico The Guardian que no existen "suficientes modelos femeninos a seguir que inspiren un cambio", pues el 33% de los protagonistas son mujeres frente al 67% que son hombres. Los roles masculinos que tienen posiciones de liderazgo se presentan como más efectivos y respetados que cuando los interpreta una mujer.

La actriz ha lamentado "el poco progreso que se ha conseguido". Ella tuvo la corazonada —inspirada en parte por la prensa— de que Thelma & Louise, película estrenada en 1991 y por la que fue nominada al Oscar, cambiaría las cosas, que las mujeres dejasen de ser vistas como meros objetos sexuales. Un año después pensó lo mismo con Ellas dan el golpe, un largometraje sobre la primera liga de béisbol de mujeres, pero el interés por el deporte femenino continúa muy lejos de la afición por el masculino. "Desde hace unos 25 años han salido películas con las que la gente ha dicho 'Esto cambiará las cosas'. Pero no lo hicieron", ha comentado Davis.

Por ello, considera que es esencial concienciar a los medios de la influencia que tienen sobre las personas, especialmente sobre las niñas, debido a que siguen exhibiendo una serie de estereotipos que agravan la desigualdad de género. La actriz insiste en que se puede trabajar en ello: "Conocemos muchos ejemplos de imágenes en los medios que pueden ser increíblemente poderosas y positivas, pero esto se consigue si se molestan en trabajar en ello".

El estudio también advierte de la discriminación racial que hay dentro de la industria. La mitad de las protagonistas eran blancas y el resto se repartía entre negras, latinas, asiáticas e indias. Ninguna era de origen árabe. Además, solo un personaje era bisexual. 

Aparte de la desigualdad entre actrices y actores, las mujeres sufren discriminación en otros cargos. En 2018, ellas representaron el 20% del conjunto de todos los directores, guionistas y productores, un 2% más que el año anterior. Pero el número de directoras ha descendido un 3% respecto a 2017, habiendo solo un 8% entre las películas más taquilleras. Sin contar a las actrices, solo el 1% de las películas contrataron a diez o más mujeres.

Davis ya criticó la situación de las mujeres que trabajan detrás de las cámaras este mismo mes en el Festival de Cine de Deauville, en Francia. “Creo que escuché que en Francia hay un 24% de directoras y en Estados Unidos solo el 4%. Quiero decir, 24% tampoco es suficiente, pero 4% es una vergüenza”, declaró la actriz durante la promoción de su documental This Changes Everything, que muestra entrevistas con actrices como Meryl Streep, Reese Witherspoon, Jessica Chastain y Tiffany Haddish.

El estudio elaborado por su organización también destaca que las producciones protagonizadas por hombres recaudaron más: 387 millones de dólares (más de 355 millones de euros) en comparación con los 253 millones (más de 232 millones de euros) que consiguieron las películas con protagonistas femeninas. No obstante, el dato cambia cuando el largometraje lo lideran tanto un hombre como una mujer: 764 millones de dólares (más de 700 millones de euros). Un dato positivo que suma al hecho de que los roles femeninos se caracterizan por ser más trabajadores e inteligentes. 

La intérprete ha defendido el movimiento #MeToo, que ha ayudado a las mujeres a denunciar hechos de violencia sexual y reveló la prevalencia del acoso sexual y los ataques contra las mujeres en todo el mundo. David confesó que en sus comienzos se las desalentaba a las actrices a contar lo que les pasaba advirtiéndoles de que siempre habría alguien dispuesto a asumir sus papeles: "Te decían que siempre habría una actriz más barata o lo que sea...pero no solo con las agresiones sexuales, en general, con todo tipo de discriminación".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información