Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estos son los cinco finalistas de los premios Mies van der Rohe (y por qué podían haber ganado)

La arquitectura social de Lacaton & Vassal recibe hoy en galardón, pero la Fundación quiere dejar claro que todos los finalistas tienen nivel de vencedor. Estos son sus contrincantes, incluido un estudio español

A lo largo de sus 15 ediciones, el premio bienal Mies van der Rohe —que recibe hoy en Barcelona el estudio Lacaton & Vassal, Frédéric Druot Architecture y Christophe Hutin Architecture por su proyecto de vivienda social en Francia— ha ido a parar a la aristocracia de la arquitectura europea. Álvaro Siza, Norman Foster, Peter Zumthor, Zaha Hadid, Snøhetta o David Chipperfield han sido algunos de sus ganadores. En tres ocasiones ha acabado en manos españolas: fue el caso de Esteve Bonell y Francesc Rius en 1992 (por el Pabellón Olímpico de Badalona), Rafael Moneo en 2001 (por el Kursaal donostiarra) y el estudio Mansilla + Tuñón (por el MUSAC de León).

Este año entraron en la primera lista de candidatos hasta seis obras construidas en España y tres más de estudios españoles. Pero después, en la última criba, entre los cinco finalistas solo quedó Selgascano, un joven estudio español de prestigio internacional, con un impactante proyecto también ubicado en nuestro país. Al final no ha conquistado el galardón, pero en esta edición la Fundación Mies van der Rohe quiere poner énfasis en que todos los finalistas podían haber resultado ganadores, pues la calidad de los trabajos que llegan a esta fase es extraordinaria y por eso, les dedican hoy un apartado especial en la ceremonia de entrega del premio. ¿Quiénes son y por qué podían haber ganado los rivales de Lacaton & Vassal, Frédéric Druot Architecture y Christophe Hutin Architecture para el premio de arquitectura más importante del continente?

Selgascano  – Un iceberg en el campo

premios mies van der rohe

La obra:

Del estudio de Lucía Cano y José Selgas han salido proyectos tan celebrados como el Pabellón Serpentine Gallery de Londres (2015) o el Pabellón Martell de Cognac (Francia), concebidos sobre cierta idea de lo efímero. Al desarrollar algo en principio tan permanente como un centro de congresos —Auditorio y centro de congresos de Plasencia (España)—, lograron mantener una apariencia de ligereza y provisionalidad que de inmediato lo hace reconocible como una de sus obras. El edificio se ubica entre el campo y la ciudad, en la futura zona de expansión de Plasencia, a la que espera servir como referencia arquitectónica. De momento recuerda a un iceberg en un mar campestre, aunque su cálido cromatismo interior le aporta un acertado contraste.

Por qué podía haber ganado:

El prestigio del estudio español no ha hecho más que aumentar en los últimos años. Además, la aplicación a un centro de congresos de los principios que han utilizado en sus pabellones anteriores demuestra que aún pueden darse muchos giros incluso a la tipología más convencional. También implica una declaración de principios desde el punto de vista urbanístico, por su carácter de guía de las futuras construcciones en esa área.

Lacaton & Vassal Architects – Vivienda social de calidad

premios mies van der rohe

La obra:

El fenómeno de las viviendas sociales en Europa —y en especial en Francia, bajo la onda expansiva de la Unité d’Habitation de Le Corbusier— es apasionante, pero también presenta sus miserias. Entre las segundas, la dudosa perdurabilidad de las construcciones y la escasez de espacio individual. Esta intervención de Lacaton & Vassal Architects, Frédéric Druot Architecture y Christophe Hutin Architecture sobre tres bloques (350 viviendas) de principios de los años sesenta, en el Grand Parc Bordeaux en Burdeos (Francia), estaba destinada a corregir estos problemas. Hace hincapié en la ampliación de los espacios con galerías y balconadas, la mejora de las instalaciones técnicas y la eliminación de materiales contaminantes.

premios mies van der rohe

La obra se ejecutó en un tiempo muy reducido gracias al empleo de elementos modulares prefabricados. También hay que destacar un factor esencial en los tiempos de especulación inmobiliaria que corren: según se ha asegurado, no se incrementó la renta a los inquilinos del inmueble como consecuencia de la reforma.

Por qué ha ganado:

Ubica al habitante del edificio en el centro del proyecto, transformando una rígida construcción muy típica de un momento histórico y un lugar determinados en un medio adecuado para el desarrollo de la vida humana. Y promete resolver de un plumazo todos los problemas del inquilino contemporáneo, al ofrecerle más espacio en mejores condiciones y sin mayores costes. Es decir, la cuadratura del círculo.

Architecten de Vylder Vinck Taillieu – Una clínica psiquiátrica habitable

premios mies van der rohe

La obra:

Una clínica psiquiátrica es, inevitablemente, un edificio lleno de connotaciones negativas. Más aún cuando se ubica en una antigua villa del siglo XIX al borde del derribo. Para aportar una nueva vida a la clínica PC Caritas en Melle (Bélgica), los arquitectos se integraron en un grupo de trabajo formado también por médicos, personal administrativo y pacientes, que lo han convertido en un lugar para la investigación. Se ha mantenido la configuración original del palacete, con sus galerías y sus suelos de madera, mientras se retiraban las tejas del tejado, se ampliaban los vanos, se creaban estancias en invernaderos de cristal y se añadía un auditorio en el sótano. El propio edificio se convierte en medio y fin, ya que se espera que con su nueva disposición sirva para experimentar modos de vida y trabajo no previstos en un inicio.

Por qué podía haber ganado:

Pese a haberse mantenido mayoritariamente el edificio original, se trata quizá del proyecto más experimental de todos los finalistas, al concebirse como un ensayo sobre cómo la arquitectura puede condicionar el uso que se le dé, y por tanto la propia actividad humana.

51N4E, Anri Sala, Plant en Houtgoed e iRI – Humanizar el urbanismo soviético

premios mies van der rohe

La obra:

Un espacio muy amplio y algo duro, típico del urbanismo soviético, se ha transformado completamente gracias a esta nueva intervención. El pavimento de la Plaza Skanderberg en Tirana (Albania) se compone ahora de distintos tipos de piedras locales formando un mosaico que cambia su colorido por el efecto del agua que mana de un sistema de fuentes. La plaza queda circundada por árboles, lo que conforma un medio ambiente más amable para el ciudadano.

Por qué podía haber ganado:

Una vez más, se trata de un nuevo urbanismo que adapta el anterior a los tiempos actuales, poniéndolo al servicio de una vida urbana equilibrada. Esto cobra especial sentido en un país con una historia reciente tan compleja como Albania, marcado por las cuatro décadas de gobierno de una dictadura comunista.

Brandlhuber+Emde, Burlon y Muck Petzet Architekten – Espera a verlas cuando llueve

premios mies van der rohe

La obra:

Como su propio nombre indica —Terrassenhaus Berlin (Alemania)— es una casa compuesta de terrazas por el sucesivo retranqueo de sus cinco alturas. Destinada a múltiples usos, se ha construido en hormigón y se ubica frente a la línea ferroviaria, sobre lo que fue un depósito de chatarra. Se la ha comparado con un zigurat o una pirámide maya, aunque también hace pensar en unas gigantescas gradas a las que se accede por las escalinatas de ambos extremos. Aunque en ciertos momentos acabará pareciéndose más bien unas cataratas, dado que los distintos pisos están levemente inclinados para evacuar el agua de lluvia hacia el jardín inferior. Se planteó como un taller multiusos y galería, pero la idea es que el uso comercial vaya dando paso a una convivencia con el residencial.

Por qué podía haber ganado:

Entre la arquitectura utópica y la más racional, por su polivalencia y aparente sencillez es un claro representante del signo de los tiempos. Se trata de un proyecto funcional y modesto con una interesante resolución plástica.

Más información