Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un buen motivo para que no estrenen una temporada de 'Stranger Things' cada semana

Un estudio ha analizado cómo afecta el hábito de devorar series a nuestras capacidades cognitivas, y los resultados no invitan a tener esta costumbre

Menos de 24 horas después de su estreno, el trailer de la tercera temporada de Stranger Things, que estará disponible el próximo 4 de julio, ha tenido más de 12 millones de visualizaciones en el canal oficial de Netflix en YouTube. En las redes sociales, se cuentan por miles los comentarios de los seguidores, preparados para pasar el primer fin de sema na de julio devorando la serie, sin más pausa que la necesaria para preparar un bol de palomitas. Es un gran plan, pero también uno que no debe tomarse como una costumbre: pasar tantas horas pegados a la pantalla, cuando se convierte en una rutina, pasa factura a nuestro cerebro.

Son las conclusiones de un reciente estudio británico, publicado en la revista Scientific Reports, que ha analizado los datos de más de 3.500 personas cuya edad superaba el medio siglo. La información procede del Estudio longitudinal inglés del envejecimiento, una base de información sobre la salud, el bienestar y las circunstancias económicas de la población británica mayor de 50 años, y advierte de que la moderna costumbre de ver las series de un tirón tiene sus riesgos. La investigación demuestra que ver la televisión durante tres o más horas seguidas aumenta el ritmo al que menguan las capacidades cognitivas relacionadas con el lenguaje y la memoria.

Hasta un 10% menos de memoria verbal

Los expertos siguieron a los participantes durante 6 años —los primeros datos los tomaron entre 2008 y 2009, los últimos, entre 2014 y 2015— y los dividieron en grupos, según la cantidad de horas diarias que veían la televisión. Los resultados del estudio fueron claros. En general, todos habían perdido capacidades, pero aquellos que pasaban más de tres horas y media ante la pantalla tenían peor memoria verbal y capacidad semántica.

"Nuestro análisis muestra que, mientras los adultos que ven menos de tres horas y media de televisión al día experimentan entre un 4% y un 5% de pérdida de la memoria verbal, los que pasan más de tres y media pierden entre un 8% y un 10%", asegura Daisy Fancourt, investigadora del University College of London (Reino Unido).

Esto no quiere decir que no podamos disfrutar de nuestras series favoritas, simplemente que no las veamos del tirón. "Ver televisión puede reportar algunos beneficios educativos al ver documentales y ayudar a relajarse, pero el estudio muestra que a partir de los cincuenta debemos tratar de combinarlo con otras actividades", explica Fancourt.

Existen diferentes ejercicios que ayudan a mantener nuestro cerebro en forma. Además, hay técnicas y trucos avalados por la ciencia —como las reglas mnemotécnicas— que sirven para desarrollar la memoria. Por supuesto, una buena alimentación siempre es la guinda de una salud de hierro.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información