Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La historia del disco de Soleá Morente y Alonso Díaz que se gestó en bares de Granada

COMPARTEN SENTIDO del humor, inquietudes e intereses. Antes de unirse para hacer un disco, Soleá Morente y Alonso Díaz se encontraban continuamente en bares de Granada. Un día, la cantante animó al músico a que le compusiera una canción. “Cuando grabamos, nos gustó tanto el resultado que pensamos en hacer más”. Lo que empezó como un divertimento acabó en Ole lorelei. Funk, fandangos, alegrías y trap.

Viven muy cerca, a dos calles, en el Albaicín. Desde que grabaron la primera canción hasta que se metieron en el estudio con la última, pasó un año y medio. “Fue un proceso de creación pura. Trabajamos mucho con nuestros sentimientos. Nos veíamos en nuestras casas, nos contábamos lo que nos había pasado, enganchábamos letra y música, íbamos probando…”, explican.

Ganadora del último Premio Artes y Letras de la Fundación Princesa de Girona, la hija de Enrique Morente estudió Filología Hispánica antes de dedicarse a cantar. “Me abrió mucho la mente. Estudié gracias a mi padre, al que debo casi todas las cosas buenas que me han pasado en la vida. Se quedó con ganas de estudiar una carrera universitaria y me animó mucho a que la hiciera”.

Son dos artistas sin miedos. “Con la música me dan ganas de hacer de todo, de meterme en cualquier jaleo. No hacer siempre lo mismo es mucho más excitante”, dice el líder del grupo Napoleón Solo. “Estaba buscando algo y me encontré con Soleá. Me dio la motivación que necesitaba”. Las Grecas, Los Chichos o Joe Crepúsculo son algunas de las influencias de su primer trabajo juntos. Baila conmigo se ha convertido en un superéxito que no deja de sonar. “Ahora la gente nos pide un disco entero de baile”, afirma el productor. “Tendríamos que hacer uno de rumba y bakalao”. Soleá no lo descarta.

La historia del disco de Soleá Morente y Alonso Díaz que se gestó en bares de Granada

En Tendrá que haber un camino, su anterior disco, ella colaboró con Los Planetas, Pájaro Jack y Lagartija Nick, estandartes de la escena granadina. “La verdad es que aquí hay un ambiente muy potente, muy inspirador, muy propicio para crear”, comparten. De allí han salido también superestrellas del trap como Yung Beef o La Zowi. “Han descubierto una nueva manera de hacer las cosas, una revolución de la industria”, dice él. “Sí, somos traperillos. Ahora mismo Yung Beef me parece uno de los mejores artistas de España. Me recuerda mucho a Camarón”, alaba la hija del mito del cante y de Aurora Carbonell, que hace coros en el disco, como su hermana Estrella.

Soleá y Alonso no dejan de presentar juntos en directo Ole lorelei. “Somos un grupo. Yo ya me considero una napoleona. Para mí es un sueño”. Su unión era cuestión de tiempo. “Siempre ha habido una admiración mutua entre nosotros. Ha sido una suerte encontrarnos y por fin juntarnos. Todo pasa por algo”.

Más información