Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU aplaude “la solidaridad” de España con los refugiados

Mark Lowcock, vicesecretario de Acción Humanitaria Naciones Unidas, solicita al nuevo Ejecutivo que aumente los fondos a la ayuda internacional para emergencias

barco aquarius
Mark Lowcock este viernes en Madrid.

Mark Lowcock es el máximo responsable de la atención a las personas afectadas por crisis en el mundo. Él es el vicesecretario general de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) y ha visitado España para explorar la posibilidad de que el nuevo Ejecutivo aumente su aportación a la oficina que dirige, que ahora representa algo menos del 1% del total, y a la atención de situaciones emergencias en general. "Si se pudiera incrementar, sería fantástico. Hay muchas organizaciones españolas implicadas en la ayuda humanitaria y tenemos que ver cómo podemos trabajar más estrechamente con el nuevo Gobierno", ha explicado su presencia en Madrid. "En el pasado, hace 10 años, hacía mucho más a este respecto y espero que vuelva a ser una parte importante de la política Exteriores", ha señalado.

En un encuentro con periodistas este viernes, no obstante, Lowcock ha alabado "la humanidad y solidaridad del Gobierno y el pueblo de España" por acceder al desembarco en el país de los 629 refugiados, entre ellos 123 niños, abordo del Aquarius. La gestión de los movimientos masivos de población por el mundo, ya sea porque huyen de conflictos o de la pobreza, es uno de los grandes retos que enfrenta su oficina en la actualidad, pero no es el único. Debido a estas causas, pero también a los desastres naturales, 130 millones de personas necesitan ayuda urgente. "Las agencias humanitarias son muy eficientes, pero hacen falta más recursos", ha destacado. Sobre esta y otras cuestiones, ha respondido el diplomático en una ronda de preguntas y estas han sido sus respuestas.

Migrantes y refugiados

Los motivos por los que la gente se desplaza, ha explicado, se resumen en dos: "Porque que están aterrorizados y temen por su seguridad en un conflicto o porque no pueden cumplir sus aspiraciones en su lugar de origen". Y dos son las soluciones. Primero, prevenir y resolver los conflictos. Segundo, ayudar a los países a desarrollarse más rápido. "De tal manera que las migraciones sean un fenómeno manejable".

La migración, en la Historia de la humanidad, ha sido una de las maneras en las que los países han prosperado

Sobre la percepción o posible rechazo de los migrantes y refugiados en las comunidades de acogida ha recordado que la migración, en la Historia de la humanidad, ha sido una de las maneras en las que los países han prosperado. Él mismo es bisnieto de migrantes. Cinco de sus bisabuelos eran irlandeses y uno sueco. Pero es en el fútbol, ahora que comienza el Mundial, donde encuentra el mejor argumento para defender su tesis: "Muchos de los jugadores de la Premier League inglesa son de todo el mundo y eso hace a la Premier League mejor de lo que sería de otro modo".

Pero los movimientos de población tienen que reducirse a niveles "manejables", ha insistido. Para ello, se está negociando el Pacto Mundial para las Migraciones, y Lowcock confía en que habrá acuerdo en diciembre en Marruecos. Sobre el descuelgue de Estados Unidos del mismo se ha limitado a señalar que "es mejor si todos los países se implican".

En lo concreto, sobre la específica crisis en el Mediterráneo, ahora más visible debido a la negación de Italia para acoger a los refugiados abordo del Aquarius —que finalmente recibirá España—, el responsable de OCHA ha realizado un llamamiento genérico a que los países "cumplan sus obligaciones y sean generosos con la gente que busca refugio". Por eso, ha alabado la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez de ofrecer España como destino para los rescatados por el barco de SOS Mediterraneé y Médicos sin Fronteras. "Aplaudo la humanidad y solidaridad del Gobierno y el pueblo de España", ha dicho. 

Respecto a la criminalización de su labor en el Mediterráneo que denuncian ambas ONG, Lowcock ha reconocido que "hacen un trabajo fantástico". Sin embargo, hay "demasiados lugares donde las leyes de la guerra y el derecho humanitario internacional no se cumplen", ha dicho sin apuntar dónde y quién no respeta estas normas. Dondequiera que sea, ha añadido, "los Gobiernos tienen que asumir la responsabilidad".

Las otras crisis

La OCHA destinará 25 millones de euros para paliar la hambruna en el Sahel y reducir la desnutrición aguda entre los niños

Una gran parte de los refugiados que llaman a las puertas de Europa provienen de Siria. El conflicto en aquel país, que ha iniciado su octavo año, y sus consecuencias han acaparado —además del foco mediático— la ayuda internacional. Por eso, Lowcock lucha contra el olvido de las otras crisis. "Hace unos días realice una declaración en la que asignaba 25 millones de euros del fondo que manejo para ayudar a los países del Sahel en la crisis alimentaria que padecen y reducir los niveles de desnutrición aguda entre los niños", ha subrayado. Pero hacen falta más recursos y atención. "Cualquier cosa que puedan hacer los medios para publicar sobre estas situaciones de emergencia es positivo. Uno de los retos que tenemos es que hay muchas y no es fácil persuadir a los Gobiernos y los medios para que provean todo lo que se necesita para atenderlas".

Lo esencial para Lowcock es, no obstante, prevenir. Una labor que no es la propia de las agencias humanitarias, sino más bien de las que implementan programas de desarrollo y que, sin embargo, cada vez van más de la mano. "Una de nuestras grandes prioridades es desarrollar el trabajo humanitario de tal manera que contribuya al desarrollo también y prevenir problemas antes de que se escapen del control". Él sabe por propia experiencia que esta es una de las mejores estrategias. "Mi primer trabajo fue durante la hambruna en Etiopía en los ochenta y un millón de personas perdió la vida entonces. Ahora, en el país, hay generadores de electricidad hidroeléctrica, pantanos, un tren conecta la costa con la capital, la ciudad tiene tren ligero… En otras palabras, el país se ha desarrollado. Todavía tiene muchos problemas, pero ha realizado enormes progresos. Y otros países pueden hacerlo también", ha culminado.

Abusos sexuales perpetrados por personal humanitario

"Como en Hollywood, la BBC o en los parlamentos del mundo, este es un asunto que la ONU y las ONG tienen que abordar. Toda gran organización tiene este problema", ha reconocido sobre los abusos sexuales. Aunque cree que en las Naciones Unidas es "seguramente de menor envergadura" que en otras instituciones. "Eso no quiere decir que no sea grave. Así que tenemos tolerancia cero", ha sentenciado. .

La ONU ha creado un fondo de un millón de dólares para investigar casos de abusos sexuales perpetrados por personal humanitario

Eso significa que, si alguien comete un abuso, "no gozará de inmunidad ni impunidad y tendrá que responder por sus actos". Además de las declaraciones de intenciones y amenazas para el futuro, hay acciones que se pueden tomar para prevenir estos casos. El problema es que, como ocurrió en el caso de Oxfam, alguien puede cometer una agresión en un lugar y conseguir un trabajo en otro". Para evitar que esto suceda, todas las agencias humanitarias están de acuerdo ahora en compartir información con las otras y así para impedir este tipo de movimiento de los perpetradores. "También hemos creado un fondo para realizar investigaciones porque uno de los problemas es que muchas organizaciones no tenían el conocimiento sobre cómo investigar las denuncias. Es un fondo pequeño, de un millón de dólares, pero si necesitamos más dinero confío en que podamos conseguirlo", ha destacado.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Más información