Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rompecabezas más utópico del mundo

Belén Uriel rinde homenaje al arquitecto Bruno Taut en la escultura ganadora del VI Premio Audemars Piguet ARCOmadrid 2018

premio audemars piguet
La artista Belén Uriel con la obra ganadora al fondo.

La obra de arte con la que Belén Uriel ha ganado el VI Premio Audemars Piguet a la producción de una obra de arte en ARCOmadrid es un homenaje a un juego imposible. Y no lo decimos en sentido metafórico. "En los años veinte, el arquitecto expresionista y utópico Bruno Taut diseñó un juego de construcción con bloques para niños, y era absolutamente utópico. Las piezas eran de cristal y las instrucciones de montaje incluían figuras que requerían piezas no disponibles en la caja del juego. Eso siempre me ha parecido muy interesante", explica Uriel.

El juego al que hace referencia es hoy toda una rareza de museo (solo hay ocho cajas completas en el mundo) y ella nunca ha podido trabajar directamente con él, pero su obra refleja la tensión entre utopía y realidad que vértebra su trabajo. Esta artista madrileña afincada en Lisboa y Londres desde 2003, lleva años trabajando sobre el modo en que los objetos cotidianos dicen algo acerca de nuestros hábitos sociales, y En Dandanah, el proyecto que ha presentado en el espacio Audemars Piguet de la feria madrileña, lo representa a la perfección.

'En Dandanah', el proyecto ganador de la artista.
'En Dandanah', el proyecto ganador de la artista.

El espectador se encuentra ante una construcción arquitectónica inspirada en los modelos propuestos por Taut. "Escogí una de las construcciones que aparecen en las láminas. Me interesa la estructura, una especie de torre o edificio que parece casi una figura", apunta. "Ni siquiera es un edificio como tal, pero tiene algo de arquitectónico. La escala de las piezas está aumentada. Y trabajé los vidrios para conseguir una textura similar a la del vidrio que se ha roto y se ha encintado".

La escultura en metal y vidrio –uno de sus materiales predilectos– revela la naturaleza vanguardista de la composición y también su carácter imposible. Taut aspiraba a un futuro en que la arquitectura de vidrio traería consigo un orden social más feliz, justo y transparente, y Uriel enfoca esta utopía desde una cierta melancolía.

La artista madrileña lleva años trabajando sobre el modo en que los objetos cotidianos dicen algo acerca de nuestros hábitos sociales

La obra, presentada al público en la edición más reciente de ARCO Madrid, contó con las palabras entusiastas de Brian Lavio, Director General de Audemars Piguet Iberia, que realzó la labor del jurado formado por Paula Achiaga, subdirectora de la web El Cultural; Ainhoa Grandes, presidenta de la fundación MACBA; Manuel Fontán, director de exposiciones de la Fundación Juan March; Pilar Citoler, coleccionista; Eduardo Rivero, coleccionista; Eloy Martínez de la Pera, asesor de arte en Audemars Piguet Iberia; Winka Angelrath, directora de exposiciones en Audemars Piguet y, Carlos Urroz, director de ARCOMadrid.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información