Suiza prohíbe cocinar langostas vivas en agua hirviendo

Los crustáceos deberán ser "aturdidos" antes de ser sacrificados para el consumo

Un cocinero saca una langosta de una cazuela con agua hirviendo.
Un cocinero saca una langosta de una cazuela con agua hirviendo.NICK DALY (GETTY)

El Gobierno de Suiza ha prohibido cocinar langostas vivas en agua hirviendo, práctica culinaria extendida en miles de restaurantes de todo el mundo. La normativa, anunciada este miércoles y que entrará en vigor en marzo, señala que los decápodos deberán ser "aturdidos" antes de sacrificarlos para el consumo.

Más información
Seis razones por las que no debes regalar en Reyes un perro o un gato
Una asociación animalista denuncia la explosión de un petardo en la boca de un gato en Badajoz
El viceprimer ministro ruso adopta al perro Nikolas, que fue sometido a un polémico experimento

"Los crustáceos vivos, incluida la langosta, no podrán ser transportados sobre hielo o agua helada. Las especies acuáticas deberán mantenerse en su entorno natural", apunta la regulación enmarcada en una revisión de la legislación en materia de protección animal.

Suiza también busca acabar con las granjas ilegales de cachorros y prohibir los dispositivos automáticos que castigan físicamente a los perros por ladrar, entre otras cosas. La legislación pretende explicitar las condiciones en que deben ser sacrificados animales enfermos o heridos y responsabilizar a los organizadores de eventos públicos del bienestar de los animales.

Otros países también han legislado al respecto. Por ejemplo, Italia, donde un tribunal dictaminó el pasado junio que las langostas no pueden conservarse vivas en hielo en los restaurantes, ya que, según los jueces, supone un sufrimiento injustificable antes de que los animales sean cocinados.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS