Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así ha sido la Tomatina de Buñol 2017

La 72ª edición de la popular fiesta ha comenzado a las 10.55 horas. Más de 22.000 personas se han reunido para lanzar 160.000 kilos de tomates maduros

Unas 22.000 personas han participado en la septuagésimo segunda edición de la Tomatina de Buñol, en la que durante una hora los participantes se han lanzado 160 toneladas de tomate maduro, que han teñido de rojo las calles céntricas de la localidad valenciana. La Tomatina, Fiesta de Interés Turístico Internacional, tiene un presupuesto específico de 36.000 euros para la compra de tomates, dentro de un gasto global de toda la fiesta, que alcanza los 140.000 euros. 

Un dispositivo de 700 personas ha velado por la seguridad en la fiesta. Además, tras los atentados en Cataluña, el dispositivo estaba reforzado e incluía un blindaje de acceso a las calles y cordones con vehículos policiales. Por primera vez en los últimos años no se ha incrementado ni el aforo ni la cantidad de tomates lanzados, tal y como ha explicado a Efe el concejal responsable de la organización, Rafael Pérez.

"Entre 2005 y 2012 la fiesta se había convertido en un problema -reconoce-. Cada año venían hasta 50.000 personas y se había generado un debate social en el pueblo sobre si realmente debíamos continuar o no con la fiesta. Afortunadamente, eso se ha superado y los vecinos se vuelven a volcar con su tradición". 

Así, la limitación de aforo y el cobro de entradas -que se hace por quinto año consecutivo- han permitido encontrar un equilibrio entre diversión y seguridad. Entre los asistentes, aproximadamente el 65% han sido extranjeros procedentes de prácticamente toda Europa, Estados Unidos, Japón, la India, Australia, Sudáfrica, Argentina, Brasil, Colombia e incluso de otros destinos más exóticos como la isla estadounidense de Guam, uno de los puntos más "calientes" del planeta a cuenta de la tensión entre Corea del Norte y EE UU.

Más información