Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lo importante es la salud

¿No te ha tocado la lotería? No importa, la mayor fortuna es gozar de buena salud. Estos han sido algunos de los hitos que han marcado la agenda sanitaria global para bien (y para mal)

Trabajadores sanitarios con trajes para protegerse de la gripe aviar en Aomori, Japón.
Trabajadores sanitarios con trajes para protegerse de la gripe aviar en Aomori, Japón. REUTERS

Es 22 de diciembre y gran parte de la sociedad española se pasa el día pendiente de la televisión, la radio o Internet, boleto de lotería en mano. Todos los anhelos puestos en un pellizco de El Gordo de Navidad. O todo él. Pero, salvo para unos cuantos afortunados, no sucederá: pocos se harán  millonarios. ¿Mala suerte general? No. Más allá del dinero hay un asunto muy, muy importante del que depende la felicidad de un individuo, y no, no es el amor. Hablamos de la salud. Si usted se encuentra bien, alégrese, porque no todos tienen tal golpe de suerte: millones de personas padecen enfermedades graves, enfermedades raras y enfermedades que no tienen cura. Y la medicina avanza y da alegrías, pero más despacio de lo que los enfermos necesitan.

Hemos recopilado algunos de los hitos más importantes en el ámbito de la salud global de 2016 para conocer el estado general de la cuestión. Hay buenas y malas noticias. Entre las primeras: que estamos cada vez más cerca de encontrar una cura para el VIH, la malaria y algunas enfermedades olvidadas, por ejemplo. Entre las segundas, los brotes de fiebre amarilla, dengue o zika que han costado muchas vidas. Así ha sido este 2016.

La vacuna contra el VIH ya se está probando

La esperanza de acabar con la epidemia del sida abrió una nueva etapa a principios de diciembre, cuando Sudáfrica inició uno de los mayores ensayos clínicos de una vacuna experimental para prevenir el contagio del VIH. Más de 5.400 hombres y mujeres jóvenes participarán en la prueba, que durará cuatro años. Los científicos esperan que este esfuerzo sea el último paso en la erradicación de la enfermedad. Tailandia y Bielorrusia se han sumado este 2016 a la lista de países que han acabado con la transmisión madre-hijo del VIH y la sífilis. Cuba fue el primero del mundo, en 2015. Desde hace más de 30 años se ha intentado sin éxito desarrollar una vacuna eficaz contra el virus, descubierto a principios de la década de los ochenta. Solo la mitad de los 36 millones de personas que viven con VIH en el mundo tienen acceso a antiretrovirales, según datos de Onusida.

Y también contra la malaria

En enero de 2016, la OMS recomendó llevar a cabo amplios estudios experimentales con la vacuna de la malaria en varios países africanos, algo que podría allanar el camino para su utilización más generalizada en los próximos años. La enfermedad, que se transmite por la picadura de un mosquito, causó la muerte de 429.000 personas durante 2015 y se notificaron 214 millones de nuevos casos. Casi la mitad de la población mundial (3.200 millones de personas) sigue estando expuesta al riesgo de contraerla. Esta vacuna es la única que existe por el momento y ha demostrado una eficacia de en torno al 30% en niños. Con su recomendación, la OMS pretende estudiar si es viable dar las cuatro dosis necesarias para la inmunización y, también, explorar los efectos secundarios observados durante los ensayos clínicos anteriores, en los que participaron unos 16.000 menores.

Un fármaco revolucionario contra la tuberculosis resistente

Los resultados preliminares de una investigación que pretendía reducir a más de la mitad el tratamiento contra la tuberculosis resistente fueron el anuncio estrella de la conferencia sobre tuberculosis y salud pulmonar celebrada el año pasado en Sudáfrica. Prometían revolucionar el tratamiento de la variante de la enfermedad que no responde a los fármacos habituales y que supone 20 largos meses de dolorosas inyecciones y efectos secundarios como la sordera. Los datos presentados en la 47 conferencia de The Union en Liverpool, en octubre de 2016, confirmaron la revolución: en la mitad de tiempo (nueve meses), la tasa de curación es del 82%, muy superior al 55% anterior. La tuberculosis es actualmente la enfermedad infecciosa que más muertes provoca: 1,5 millones de personas al año. La comunidad internacional se ha propuesto eliminarla antes de 2035.

Juan Pedro, aquejado de microcefalia provocada por el virus zika, recibe ejercicios acuáticos en la clínica de fisioterapia Pepita Duran de Recife, Brasil.
Juan Pedro, aquejado de microcefalia provocada por el virus zika, recibe ejercicios acuáticos en la clínica de fisioterapia Pepita Duran de Recife, Brasil. Getty

El virus del zika, una emergencia global

El Comité de Emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró a principios de febrero el virus del zika como una emergencia de salud pública de importancia internacional. El virus, que transmite el mosquito Aedes aegypti —el mismo que el dengue y el chikungunya—, normalmente provoca una infección leve pero se ha asociado a casos de microcefalia en bebés de madres infectadas y a algunos casos de síndrome de Guillain-Barré. Esta asociación llevó a la OMS a considerar el zika como una amenaza  "de proporciones alarmantes", como la definió la directora general, Margaret Chan. El virus afectó a 75 países y en todo el mundo se han registrado unos 2.300 casos confirmados de bebés nacidos con microcefalia asociada al zika. No dejó de ser una amenaza global para la OMS hasta noviembre.

Resurgimiento de la fiebre amarilla

La fiebre amarilla causó más 150 muertos en Angola en marzo de 2016, y la razón de este rebrote después de 30 años con la enfermedad a raya fue la falta de vacunas, según Médicos del Mundo. La organización estimó que en Luanda cuatro millones de personas no habían recibido la inmunización, y había otros ocho millones sin proteger en las 12 provincias donde se detectó la enfermedad. La República Democrática del Congo también sufrió un brote este 2016. Entre los dos países se han superado los 400 muertos, sobre todo en Angola. Esta crisis ha llevado a las organizaciones sanitarias a emprender la mayor campaña de vacunación en África en las últimas tres décadas: unas 14 millones de personas han sido o van a ser vacunadas. Cada año enferman de fiebre amarilla unas 130.000, de las que mueren 40.000 (el 30%).

Ciudadanos de Kinshasa aguardan para recibir la vacuna contra la fiebre amarilla el 21 de julio.
Ciudadanos de Kinshasa aguardan para recibir la vacuna contra la fiebre amarilla el 21 de julio. AP

Más esperanza de vida

La esperanza de vida aumentó en cinco años entre 2000 y 2015, el incremento más rápido desde los años sesenta, según anunció la Organización Mundial de la Salud (OMS) en mayo. La tendencia fue la contraria durante la década de 1990, cuando la esperanza de vida cayó en África debido a la epidemia de sida y en Europa Oriental tras el colapso de la Unión Soviética. El continente africano ha vivido el mayor aumento, pues ha aumentado en 9,4 años hasta los 60 años de media. Las razones han sido, principalmente, las mejoras en la reducción de la mortalidad infantil, el progreso en el control de la malaria y el acceso ampliado a los antirretrovirales para el tratamiento del VIH. En Estados Unidos, por el contrario, se ha reducido por primera vez en dos décadas por el aumento de las muertes por enfermedades cardiovasculares, la diabetes, la sobredosis de drogas y los accidente.

La polio reaparece en Nigeria, pero retrocede en el mundo

La poliomielitis reapareció en Nigeria en el mes de agosto después de que un año antes el país abandonara la lista de países endémicos de la OMS y, con él, todo el continente africano, pues era el único que quedaba. Fueron dos casos confirmados en el Estado de Borno, al nordeste, justo donde las campañas de vacunación no se han llevado a cabo debido al conflicto con el grupo terrorista Boko Haram. La buena noticia es que el virus retrocede: hasta octubre de 2016, solo se han registrado 27 casos en Pakistán, Afganistán y en Nigeria. Puede ser la segunda enfermedad humana erradicada de la faz de la Tierra, tras la viruela.

Nuevas vías para acabar con la rabia

La OMS, en colaboración con la fundación Bill & Melinda Gates, ha lanzado varios proyectos piloto para demostrar que la vacunación masiva de canes es la vía más efectiva y barata para acabar con la dolencia. Experiencias en Sudáfrica, Tanzania o Filipinas demuestran la eficiencia de esta aproximación. En la región sudafricana de KwaZulu-Natal acabaron con la rabia: no se registró ningún caso en 24 meses. En el proyecto de las filipinas islas Visayas, de 2008 a 2013 se redujo el número de casos de rabia en humanos en la región del proyecto de 51 a cuatro. Supimos de estos avances en el Día Mundial de la Rabia.

Un intento de vacunar a un perro contra la rabia.
Un intento de vacunar a un perro contra la rabia.

La lepra se sigue conociendo poco y mal

La lepra es una enfermedad curable y poco contagiosa, pese a que muchos piensan lo contrario. La clave es el diagnóstico temprano, pero aún hoy se sigue conociendo poco y mal, algo que no hace posible su eliminación. El último dato de la OMS indica que el número de nuevos casos notificados en el mundo en 2015 fue de 211.973 personas se infectaron en 2015. La OMS ha presentado en 2016 una nueva estrategia mundial —la Estrategia Mundial para la lepra 2016-2020: Acelerar la acción hacia un mundo sin lepra— cuyo objetivo es reforzar las medidas de control de la enfermedad y evitar las discapacidades, sobre todo entre los niños afectados de los países endémicos.

El dengue aterriza en Argentina

En marzo, el Gobierno de Argentina confirmó 15.000 casos en todo el país y aseguró que era la mayor epidemia de esta enfermedad desde el anterior brote ocurrido en 2009. En abril se produjeron las dos primeras muertes. Mientras, Uruguay también registró su primer brote en 100 años con 17 casos en febrero. Filipinas, por su parte, aprobó la primera vacuna contra la enfermedad en el mes de julio pese a que varios expertos han advertido de sus efectos nocivos a largo plazo. Se estima que 390 millones de personas son infectadas por el virus cada año en más de 100 países endémicos.

Avance contra las enfermedades más olvidadas

Un equipo de científicos encabezado por una farmacéutica ha encontrado un compuesto químico que mata de un tiro a tres males olvidados: la enfermedad del sueño, la leishmaniasis y el chagas. Juntos matan cada año a 50.000 personas en las zonas más pobres de África, Asia y América Latina. La molécula, bautizada GNF6702, solo ha demostrado de momento ser eficaz en ratones, pero no es tóxica para las células humanas en el laboratorio.

Más información