_
_
_
_
_

Si creía que el chocolate con churros era una bomba, es que no ha visto el chocolate caliente de unicornio

Lo ha popularizado una cafetería estadounidense y sí, tiene mucho azúcar y muchos colores pastel

Los amantes del chocolate caliente, de las nubes de golosina y de sacar fotos cuquis en Instagram están de enhorabuena. Joanna Czikalla, la responsable de una cafetería californiana, ha lanzado un producto que satisface esas tres necesidades y lo ha bautizado como el nombre de Unicornio hot chocolate. Resultado: están haciendo el agosto entre los instagramers de medio mundo y los amantes de este animal fantástico.

“El chocolate de Unicornio no es un cuento, es real”, señala en sus redes sociales. Y el chocolate no está solo, porque desde Creme & Sugar han creado todo menú dedicado a esta criatura fantástica: tartas de Unicornio, batidos y galletas. Todos, sí, con mucho azúcar y mucho color.

Si algún intrépido —que no se ha empalagado aún con las imágenes— quiere ponerlo en práctica, en su cuenta de Instagram encontrarán también un vídeo en el que se muestra el proceso de elaboración y la receta secreta: cacao rosa caliente, nubes de golosina de arcoíris y fideos de azúcar.

Bonito es, ¿pero qué nos estamos comiendo?Pues está claro: una bomba de azúcares. Como referencia, por ejemplo, podemos tener en cuenta que una bolsa de 100 gramos de nubes de golosinas —el chocolate de unicornio las lleva en abundancia— contiene 333 kilocalorías y 80 gramos de hidratos de carbono (de los que 68 gramos son azúcares). Según explican los nutricionistas, "las nubes solo nos aportan calorías en forma de azúcares añadidos, que son los que hay que reducir". 

Y la Organización Mundial de la Salud no se cansa de repetirlo: una ingesta excesiva de azúcar puede ir asociado a problemas de obesidad y enfermedades cardiovasculares. Si su cuerpo no hace más que pedírselo y no sabe cómo renunciar a él, aquí aportábamos algunos trucos para engañarlo. Tener siempre a mano alimentos que no alteren su glucemia —los refrescos light puede ser una opción— o preparar la bollería usted mismo, sustituyendo los ingredientes más dañinos, son dos opciones asequibles y más saludables.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_