Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno se compromete sin fecha a competir por el acelerador de fusión

Economía asegura que presentará una candidatura oficial para construir en Granada una instalación científica estratégica para Europa

Una instalación experimental de plasmas para fusión nuclear en Cadarache, Francia, sede del proyecto ITER
Una instalación experimental de plasmas para fusión nuclear en Cadarache, Francia, sede del proyecto ITER

Tras meses de parálisis, el Gobierno se ha comprometido hoy a presentar la candidatura de España para albergar en Granada un gran acelerador de partículas considerado estratégico para Europa. La Secretaría de Estado de I+D+i, dependiente del Ministerio de Economía, ha asegurado hoy que presentará la solicitud en coordinación con la Junta de Andalucía, el otro gran socio del proyecto. El anuncio no especifica cuándo se materializará la candidatura, algo especialmente sensible debido a la proximidad de las elecciones generales y el temor en la comunidad científica de que el proyecto sufra nuevos retrasos, tal y como adelantó EL PAÍS, que podrían beneficiar a otros países que compiten por albergar la instalación. Tampoco se especifica aún cuál sería la contribución económica española al proyecto.

El acelerador de partículas será parte de la Instalación Internacional de Materiales de Fusión (IFMIF) y se encargará de probar los materiales que serán usados en el futuro por los reactores comerciales de fusión nuclear. Se trata de las centrales energéticas del futuro donde se pretende imitar el proceso de fusión atómica que sucede dentro de las estrellas para producir energía eléctrica limpia y barata.

El nuevo acelerador, denominado IFMIF-Dones, tiene un coste de 360 millones de euros y comenzaría a funcionar a principios o mediados de la próxima década. Tendría una vida útil de unos 10 años y generaría 360 puestos de trabajo directos y unos 12.000 contando los indirectos desde el comienzo de la construcción. Polonia, Croacia y Japón son los principales competidores de España por albergar este proyecto.

El nuevo acelerador, denominado IFMIF-Dones, tiene un coste de 360 millones de euros y comenzaría a funcionar a principios o mediados de la próxima década

El organismo que seleccionará la candidatura para albergar el IFMIF-Dones tendrá en cuenta tanto el compromiso económico de los distintos países como sus capacidades técnicas, ha dicho la secretaría de Estado. En este sentido, España cuenta con la ventaja de ser es uno de los mayores contribuyentes hasta ahora en IFMIF y uno de los países más activos y con una visión más amplia sobre el proyecto.

Andalucía, por su parte, no solo cumple los requisitos para albergar el acelerador, sino que dispone de un ecosistema científico y tecnológico que actuará como dinamizador de la actividad que se desarrolle dentro y en torno al acelerador.

IFMIF es un proyecto liderado por la Unión Europea y Japón y está planteado en paralelo a ITER, uno de los mayores y más ambiciosos proyectos energéticos del mundo que prevé construir el primer reactor experimental de fusión en 2025 en el sur de Francia y en el que participan la Unión Europea, EEUU, Japón, China, Rusia, India y Corea.

Más información