La abuela de los refugiados

Una octogenaria griega de 82 años ayuda a los cientos de refugiados que pasan por su hogar

Panagiota Vasileiadou.Foto: reuters_live | Vídeo: Naciones Unidas / Quality

La frontera griega de Idomeni, punto caliente que ha visto pasar a más de un millón de refugiados y migrantes, es hogar de unas 150 personas, la mayoría de ellos pensionistas. Una de ellas es Panagiota Vasileiadou, de 82 años, quien ha recibido ya en su casa a cientos de refugiados de paso que han podido usar su casa para alimentar a sus hijos o para ducharse y lavar la ropa. Como hija de refugiados griegos, ella misma huyó de Turquía en los años posteriores a la guerra greco-turca de los años 20 del siglo pasado. Ahora está haciendo todo lo posible por ayudar a la última oleada de refugiados. "Cuando llegamos, ella nos ayudó. Alegró a nuestros hijos y cuando supo que la madre había muerto nos dijo que podíamos volver cuando quisiéramos", afirma Baraa, que no indica apellido, de origen iraquí. Los motivos que mueven a Vasileiadou enraizan en su pasado. "Tenía siete años cuando nuestra casa salió ardiendo. No teníamos una cuchara, tenedor, pan ni ropas. Lo único que nos quedaba eran los camisones que llevábamos. Cinco niños. Sin ropa. Nada", recuerda la octogenaria, emocionada.

Vasileiadou cocina para sus invitados cada día. Una pequeña ayuda que no soluciona el problema, pero lo alivia. Con su pensión de 450 euros y el apoyo de sus hijos paga la comida y algunos enseres básicos para los refugiados. Algunos como Baraa y sus hijos van allí una vez al día para comer algo y darse una ducha. "Nos ha hecho la vida un poco más fácil. Se lo agradezco mucho. Ella representa al pueblo griego y lo que los griegos defienden", apunta el iraquí. Vasileiadou sostiene que los refugiados son su familia ahora. Seguirá ayudándoles tanto como pueda: "Mi vida cambió porque tengo compañía en casa. Hablo, nos reímos, incluso cuando no puedo entender nada de lo que me dicen", añade Panagiota Vasileiadou, la abuela de los refugiados.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS