Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

Así nació Starmus

“Vamos a juntar las estrellas y la música y ver qué sale de esto”. Ese fue el nacimiento del gran festival de la ciencia mundial, que se celebra en junio en Tenerife, contado por su creador

Garik Israelian, a la izquierda, junto al profesor Stephen Hawking.
Garik Israelian, a la izquierda, junto al profesor Stephen Hawking.

Hay ideas que nacen para hacer del mundo un lugar mejor para vivir. Ideas nuevas y ambiciosas. Sin embargo, hay que alimentar estas ideas con mucha energía para sacarlas adelante. No recuerdo cuántas veces me han preguntado: “¿Por qué creaste Starmus? ¿De qué se trata? ¿Por qué tanto sacrificio?” Cada vez que se me ha preguntado esto he pensado que mis respuestas no eran lo suficientemente claras… Siempre faltaba algo. De alguna manera la historia de Starmus es mi historia, porque mi propia inspiración viene de las estrellas y la música y esta inspiración es la que estoy intentando transmitir a otros.

Hace unos 10 años, viajando en un tren desde Moscú a San Petersburgo, conté mis ideas sobre la música de las estrellas a un amigo mío, Inaki Soroa. Él valora mucho la ciencia. Le encantan todo tipo de aventuras, desde el surf hasta alpinismo. Me dijo: “Vamos a juntar las estrellas y la música y ver qué sale de esto”. Starmus es una aventura donde se puede invertir mucha energía y dinero, pasar un buen rato pero también perderlo todo. Y así empezó todo, con bromas y emociones. Primero pensamos en montar un concierto en 2009 (año internacional de la astronomía) en el Observatorio del Roque de Los Muchachos, en la isla de La Palma. Vinieron varios productores y artistas, entre ellos Jean Michel Jarre, a revisar el lugar. El proyecto fue tan increíble y ambicioso que el mismo Jarre dijo: “¡Esto puede ser el proyecto de mi vida!” Por desgracia, no encontramos patrocinadores y y tuvimos que frenarlo. Más adelante, otros empresarios de Madrid y Tenerife quisieron colaborar con nosotros para empujar nuestros proyectos pero no llegamos a un acuerdo con ellos. Después de unos años de negociaciones y fracasos, decidimos montar el festival solos, sin patrocinadores fuertes. Fue muy difícil. Había demasiados problemas. Poca gente creía en nosotros. Solamente Brian May y Alexei Leonov. Ellos nos apoyaron desde el principio. De hecho, su apoyo fue muy sincero e importante. A veces considero a Brian y Alexei como cofundadores de Starmus.

Starmus es una aventura donde se puede invertir mucha energía y dinero, pasar un buen rato pero también perderlo todo"

Sin embargo, es posible que la historia de Starmus no sea una historia única, diferente… Es cierto que en Starmus estoy juntando mis grandes pasiones: ciencia, música y divulgación (sobre todo, a través de la ciencia ficción). Sé que hay millones de personas ahí fuera que piensan que no hay nada más apasionante y emocionante que el cielo nocturno y la música, así que no hay que ser un genio para querer crear un evento que una estas dos pasiones en uno de los mejores lugares de este planeta para así aprender mientras disfrutamos de la música de manos de grandes artistas. De hecho, Rick Wakeman, como tantos otros artistas, se inspiró en el cielo y las estrellas, creando así el tema para el festival: “Star-mus,música de las estrellas”.

Esta es la esencia principal de Starmus: un festival cuyo objetivo principal es inspirar a la gente con “estrellas” y “música”. La idea es bastante simple, pero no vale un escenario cualquiera para llevarla a cabo. Para montar un festival de este tipo necesitamos un lugar donde las estrellas brillen de forma especial, con un toque de misterio, donde la gente pueda relajarse lejos de las grandes ciudades y poder visitar los observatorios rodeados de una naturaleza impresionante. Este lugar tenía que ser de fácil acceso y con una buena infraestructura y el único lugar con estas características es Islas Canarias.

Solamente Brian May y Alexei Leonov creyeron en nosotros"

Según otros grandes divulgadores en este campo como David Eicher, Brian Cox y Steven Young, la necesidad de Starmus estaba en al aire pero hacía falta esa mano “inocente” que eligiera el mejor lugar donde poner este proyecto en marcha. Cuando montamos el primer festival, yo no sabía nada sobre la organización de eventos y tampoco sobre el mundo de los festivales de divulgación científica y de astronomía. Sólo después de Starmus I, me di cuenta de que realmente habíamos hecho algo increíble, habíamos hecho soñar a mucha gente, no sólo a los participantes. Nuestros ponentes decían que jamás habían visto un evento tan dinámico, natural y bonito. Cuando algo así te lo dicen personajes de la talla de Richard Dawkins, Neil Armstrong o Brian May, entonces piensas que de verdad fue algo histórico . Y así fue…

Hay millones de personas ahí fuera que piensan que no hay nada más apasionante y emocionante que el cielo nocturno y la música"

Uno de mis objetivos fue hacer que los grandes científicos, astronautas y artistas se conocieran unos a otros. Yo creo que no es aceptable que cada año, en Davos, se reunan políticos para conocerse entre ellos y que esto no ocurra entre científicos de diferentes campos. Gracias a Starmus, Brian May, Leonov, Michel Mayor, Richard Dawkins y muchos más han podido conocerse. De hecho, ¡siguen manteniendo el contacto!

Algunos ponentes de Starmus 1 regresaron a la segunda edición y pude ver la alegría en sus caras al recordar Starmus. Ha surgido una amistad entre ellos y algo en común. Starmus ha creado un vínculo entre ellos. Últimamente hemos estado intercambiando correos electrónicos entre Harry Kroto, Brian May y yo sobre varias noticias en el mundo. También entre Brian Schmidt, Brian Cox, Richard Dawkins, Rick Wakeman…. Es increíble que esta gente no se haya olvidado de Starmus Seguimos en contacto sabiendo que pronto vendrá otro gran evento: Starmus 3. Esto es genial. Hace unos meses, Alexei Leonov dio una charla en el Museo de Ciencias de Londres. Fue muy emocionante ver que Stephen Hawking, Brian May y Rick Wakeman estuvieron presentes en su charla y se juntaron para compartir bromas y recuerdos y todo ello gracias a Starmus. Los periodistas estaban de lo más confundidos. “¿Qué hace Rick Wakeman en la charla de Leonov?”, se preguntaban.

Recuerdo que acabé muy desanimado después de Starmus I, así que poco quise saber de Starmus II. Acabamos con deudas y problemas de todo tipo, desde personales hasta empresariales. Cuando estás desanimado y muy estresado, no quieres saber nada de nadie ni del mundo exterior… Pero mi gran amigo y la persona que siempre está a mi lado en los peores momentos de mi vida, Brian May, me dijo un día: “Garik, creo que no puedes sacarte Starmus de la cabeza. Starmus eres tú y deberías volver y hacer Starmus 2. Yo estaré contigo, como siempre”. Conozco a Brian desde 1998 y tengo que admitir que nadie ha influido tanto en mi vida como lo ha hecho él. Es el mejor consejero que he tenido y tengo en mi vida. Pensé que si él me decía esto sería por algo, así que; “¡Había que volver a hacer Starmus!”. También el Gobierno de Canarias y el Cabildo de Tenerife demostraron su interés por este festival. El programa fue tan interesante que hasta Stephen Hawking mostró su interés por participar. Le conté todo sobre la historia de Starmus, y Hawking dijo que estaría encantado de formar parte de Consejo Asesor.

Stephen Hawking ha dicho que, en un mundo tan acusado por tantos problemas terribles y tan carente de soluciones, Starmus es un rayo de esperanza"

Cuando terminamos Starmus II con mucho éxito, Brian me felicitó y me dijo: “Bienvenido a mi mundo. Ahora tu vida se parecerá un poquito a la mía con todo, lo malo y lo bueno”. Tenía razón. Starmus 2 ha creado tanto enemigos, envidia, y odio a mi alrededor como admiración por muchísima gente, dándome millones de gracias por crear este evento tan maravilloso. Según Brian esto es “normal”, porque muchas personas son así y no sabrán apreciar tus esfuerzos. Nunca hay que esperar un “gracias” por lo que uno hace. Aún así, aprecio muchísimo las muestras de agradecimiento por parte de mis ponentes, de los periodistas, los políticos, artistas…

No puedo olvidar el fuerte apoyo y respaldo que me han dado para Starmus II los Cabildos de Tenerife y La Palma, el Gobierno de Canarias, FYCIT, el GTC y el IAC. Con todo esto, el objetivo de Starmus también es ayudar a IAC y GTC para conseguir el reconocimiento y apoyo internacional que se merecen. Gracias a Starmus muchas eminencias científicas han visitado nuestras instalaciones como Stephen Hawking, que visitó el IAC. Todo el personal de IAC fue invitado a las charlas de Neil Armstrong y Stephen Hawking, al concierto de Starmus y a todos sus estudiantes se les entregó una copia del libro Starmus, 50 Años en el espacio”.

Nuestros ponentes decían que jamás habían visto un evento tan dinámico, natural y bonito. Cuando algo así te lo dicen personajes de la talla de Richard Dawkins, Neil Armstrong o Brian May, entonces piensas que de verdad fue algo histórico"

Ahora ya estamos con Starmus III. Sé que va a ser muy difícil. Surgirán más enemigos y problemas de todo tipo, pero también mas expectativas, ideas y esperanzas. En España decís que “a la tercera va la vencida” y, pese a que ya era difícil superar las expectativas levantadas por las dos primeras ediciones, la tercera tenía que ser un evento sin precedentes, ambicioso… Así tiene que ser Starmus, con sorpresas, ruido mediático, emocionesn evento que evoluciona y se hace cada vez más ambicioso y emocionante. El mismo Stephen Hawking ha hecho una de las alusiones a Starmus que más satisfacción me ha hecho sentir afirmando que “en un mundo tan acusado por tantos problemas terribles y tan carente de soluciones, Starmus es un rayo de esperanza”.

Un rayo de esperanza, un rayo de inspiración… Eso es lo que Starmus quiere despertar tras su mágico sueño. Al ritmo de la música y sintiendo que las estrellas y la ciencia están más cerca de lo que imaginábamos. Seguiremos convocando a las mentes más privilegiadas de este siglo, a los grandes héroes de la carrera espacial, pero sobre todo, seguiremos convocando a la inspiración.

Profesor Garik Israelian. Fundador y director de Starmus Festival.

Más información