Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La foto más grande de la Vía Láctea tiene 46.000 millones de píxeles

La imagen se ha construido con fotografías tomadas a lo largo de cinco años, en los que se han descubierto 50.000 objetos nuevos

Vía Láctea
Una de las secciones de la macro fotografía de la Vía Láctea.

Un grupo de astrónomos de la Universidad de Ruhr (Alemania) ha construido la imagen astronómica más grande hecha hasta la fecha. La fotografía es de la Vía Láctea y contiene 46.000 millones de píxeles. Para poder apreciarla, los investigadores han diseñado la herramienta online http://gds.astro.rub.de/. La imagen contiene información basada en la observación de la galaxia durante los últimos cinco años. 

Usando la herramienta virtual, se puede ver la imagen completa de la Vía Láctea de un vistazo o hacer zoom en las áreas específicas que más interesen. Abajo a la izquierda aparecen las coordenadas a las que corresponde la sección de la Vía Láctea que se está viendo. También permite escribir el nombre de una estrella concreta; la herramienta la localiza y un cuadrado que aparece a la derecha aumenta la zona de la imagen donde se encuentra.

Imágenes grabadas por los astrónomos durante la fase de observación para realizar la fotografía.

Durante cinco años, el equipo de investigadores, liderado por Rolf Chini, ha estado monitorizando nuestra galaxia en busca de objetos que aparecen y desaparecen porque tienen un brillo variable. Estos objetos incluyen estrellas por delante de las cuales está pasando un planeta o sistemas donde las estrellas orbitan entre ellas y se tapan de vez en cuando, por lo que no se pueden ver de una sola observación.

Para conseguir la fotografía, los investigadores han utilizado los telescopios de la Universidad de Ruhr en el observatorio del desierto de Atacama, en Chile. Con estas observaciones, han podido descubrir más de 50.000 nuevos objetos que aún no estaban identificados.

El área que los astrónomos estaban observando es tan grande que la subdividieron en 268 secciones. Fotografiaron cada sección en intervalos de varios días y, comparando las imágenes, fueron capaces de identificar estos objetos. Después, unieron las 268 fotos en una sola imagen que fuera coherente con lo que estaban observando.

Más información