Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adiós, resaca, adiós

Cinco remedios eficaces contra el malestar que se manifiesta cuando nos pasamos con las copas

Resaca
CORDON

Si anoche se pasó con las copas, es probable que tenga nueva compañera este domingo, la resaca, que no es otra cosa que el malestar general que sufre nuestro cuerpo tras la liberación de los tóxicos del alcohol durante su metabolización. Pero, ¿hay manera de aliviarla? La cosa, a menudo, va de culturas. Por ejemplo, la sopa hervida con callos parece ser el remedio más común en Rumanía, el arenque en escabeche en Alemania o el jugo de los encurtidos para los ingleses. En España, el típico “tómate una cañita” se dibuja como la cura más extendida. Aunque, lo sentimos, no tiene nada de real. “Es por sentido común. No puedes abordar un problema de residuos en el organismo generando más residuos. De hecho, el alcohol está contraindicado en episodios de resaca”, zanja Moisés Robledo, médico de familia y secretario de información de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG). Sí, quien dice cerveza, también dice Bloody Mary. Bebiendo más alcohol, lo único que conseguirá será retrasar los síntomas unas horas, pero terminará llegando la deshidratación, el dolor de cabeza, la irritabilidad, la fatiga, los mareos e incluso, en los casos más graves, las náuseas y los vómitos.

Vaya por delante que el mejor remedio contra la resaca es no beber, pero como es éste un plan, en ocasiones, complicado, aquí van cinco alternativas para ahuyentarla en caso de inoportuna aparición.

1. Agua y más agua. “El alcohol nos deshidrata, pues inhibe una hormona encargada de la reserva de líquidos en nuestro cuerpo”, explica Moisés Robledo. Así, el síntoma de la deshidratación (solo uno de los muchos que tiene la resaca), cuenta con una fácil solución: rellenar la botella de agua cada vez que su cuerpo se lo pida. También ayuda, previamente, beber un vaso de agua entre copa y copa; así como otro antes de irse a dormir.

2. Ibuprofeno sí, paracetamol no. “Para las cefaleas, recomiendo cualquier antiinflamatorio, como ibuprofeno o aspirina. Evitaría, sin embargo, el paracetamol, porque este fármaco hace trabajar al hígado y, en episodios de resaca, este órgano ya está haciendo un esfuerzo extra con la eliminación de los tóxicos de nuestro cuerpo”, narra el médico. Lo de tomarse la pastilla antes de meterse en la cama, puede funcionar; aunque lo ideal es hacerlo cuando comienzan los episodios de dolor.

3. Dame vitaminas. Según las investigaciones de la revista médica British Medical Journal, los zumos y la fruta atenúan los dolores que provoca una resaca, porque la vitamina C y la fructosa ayudan al hígado a metabolizar el alcohol y a eliminarlo el doble de rápido. El zumo de naranja es una opción fantástica, pero si se siente un poco más creativo, apueste por bebidas depurativas como este gazpacho de pepino.

4. ¿Qué pasa con el gas? Aunque la mayoría de los expertos desaconsejan las bebidas gaseosas como remedio para la resaca, parece ser que el Sprite (bebida gaseosa con sabor a limón y sin cafeína) puede ser la solución a los excesos. O al menos eso afirma un estudio de la Universidad de China Sun Yat-sen, que asegura que el Xue Bi –como se llama el Sprite en chino– es la sustancia que mejor acelera la eliminación del alcohol en el organismo, tras estudiar una lista de 57 productos, como tes de hierbas u otras bebidas gaseosas. En cualquier caso, beber el alcohol con bebidas gaseosas produce el efecto contrario: “Se adelantan los síntomas de la ingesta de alcohol, porque su absorción se produce más rápido”, asevera Moisés Robledo. Así, combinar el alcohol con bebidas no gaseosas se alza como medida preventiva para la resaca.

5. Suelte esa hamburguesa. Otro de los síntomas de la resaca se refleja en problemas en el aparato digestivo, mediante acidez, vómitos, náuseas o incluso la inflamación de la mucosa gástrica. Así que lo de tirar de hamburguesa en un día de resaca no es aconsejable. Lo explica el doctor: “Necesitamos azúcares, porque la resaca conlleva hipoglucemia [bajada de azúcar], pero no con alimentos pesados que hagan más daño al estómago. Yogures, pasta o verduras son una buena opción”. Previamente al consumo de alcohol, sí conviene ingerir un extra de grasas, pues contribuyen a retrasar su absorción. "Comer un filete antes de beber puede ser una buena acción", concluye el doctor.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información