Crisis del coronavirus

Las Administraciones destinan más de 80.000 millones a combatir la pandemia

La Airef calcula que este será el coste de las medidas lanzadas para hacer frente a la covid entre 2020 y 2021

Pacientes de covid en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid el pasado mes de julio.
Pacientes de covid en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid el pasado mes de julio.Carlos Rosillo

Más de 80.000 millones de euros. Esta es la cuantía de las medidas que comunidades autónomas, Estado, municipios y Seguridad Social destinarán a luchar contra la pandemia entre 2020 y 2021, según la Autoridad Fiscal (Airef). El organismo, que este jueves publicó su Informe sobre los Presupuestos de las Administraciones Públicas, calcula que estas políticas tendrán un impacto de 32.602 millones este año, frente a los 47.909 millones de 2020. El grueso de la rebaja se debe al menor peso que tendrán las medidas de apoyo al empleo (ERTE). La Airef también mejoró sus previsiones de déficit público al rebajarlo al 7,6% del PIB para 2021.

La pandemia del coronavirus ha supuesto un esfuerzo mayúsculo para todas las Administraciones públicas, que han desplegado una larga batería de medidas para apuntalar el sistema económico y sanitario y evitar daños mayores al tejido productivo. Entre 2020 y 2021, estas políticas supondrán una factura de 80.511 millones de euros, según calcula la Airef: casi el 20% de este importe irá a sufragar los servicios de salud y más de la mitad a apoyar al empleo (ERTEs), empresas y autónomos.

Más información

En el año 2020 se empleó el grueso de estos recursos: 47.909 millones, equivalentes al 4,3% del PIB. La mayor parte de este importe, 29.869 millones, se destinó a apoyar el mercado laboral y las rentas. Tan solo los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), la política estrella lanzada para evitar despidos masivos, supusieron un coste de unos 21.000 millones entre prestaciones y exoneraciones de cotización. En medidas sanitarias para reforzar plantillas y comprar material, la Administración central invirtió más de 1.000 millones el año pasado y 8.352 millones las comunidades, titulares de las competencias sanitarias, que pudieron aguantar el golpe gracias a transferencias del Estado.

Según el informe de la Airef, el peso de todas estas partidas bajará considerablemente este año ante la mejora económica prevista por el avance en el proceso de vacunación y el paulatino abandono de las restricciones a la movilidad. Las medidas vinculadas al empleo y las rentas pasarán a suponer el 1% del PIB en 2021, 12.646 millones de euros, frente al 2,7% de 2020. También el gasto sanitario del Estado y las comunidades bajará hasta los 5.505 millones conjuntamente. Lo que sí crecerá son los desembolsos previstos para autónomos y empresas, por el nuevo paquete de ayudas por 11.000 millones que el Gobierno aprobó el pasado marzo.

Ante este escenario, la Airef ha mejorado sus previsiones de déficit público para 2021, del 8% al 7,6% del PIB, aunque detalla que esta rebaja no se debe solamente a la disminución del coste estimado por las medidas contra la covid. El organismo señala que parte de la mejora del saldo presupuestario se explica por un cierre mejor de lo esperado en 2020, del 11% del PIB frente al 11,6% que pronosticaba. Además, prevé una recuperación de los ingresos superior a la prevista y recuerda que en 2021 desaparecerá el efecto en las cuentas causado por las pérdidas acumuladas de la Sareb —Eurostat ha obligado a contabilizarlas, elevando el déficit de 2020 en unos 10.000 millones— y la sentencia de la plataforma Castor, con un impacto de unos 1.400 millones.

Asimismo, el organismo estima que nuevos elementos, que no contemplaba en sus anteriores previsiones de noviembre, serán responsables de dos puntos de déficit en 2021. Entre ellos, el efecto denominador causado por la revisión a la baja del PIB —el organismo ha recortado el crecimiento previsto del 8,2% al 6,6% este año—, el nuevo plan de ayudas a empresas y autónomos, las modificaciones que ha sufrido el proyecto de Presupuestos del Estado en su tramitación —como la reducción de la bonificación fiscal al diésel, que finalmente no se aprobó—, o el menor impacto de nuevas medidas como la ley contra el fraude fiscal o los impuestos al plástico.

La Airef calcula que los ingresos de las Administraciones alcancen el 43,3% del PIB en 2021, siete décimas más de lo que estimaba en noviembre. Los gastos se situarán en el 50,9%. La Administración central seguirá acaparando el grueso de los números rojos (6%), por las transferencias al resto de Administraciones. La deuda pública bajará al 118,7% del PIB este año tras cerrar 2020 en el 120%, el nivel más elevado en un siglo. Por ello, la Airef volvió este jueves a lanzar un aviso. Recordó que la sostenibilidad de este abultado pasivo está vinculada a que el BCE mantenga los tipos bajos y reiteró que se diseñe lo antes posible un plan de reequilibrio aunque las reglas fiscales estén suspendidas, tal y como establece la Ley de Estabilidad.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50