LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

El plan de bajas paternales de Iglesias desata un pulso con la patronal

La ministra de Trabajo asegura que habrá prestación para padres con hijos en cuarentena sin PCR positiva

Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, durante su intervención  en el encuentro organizado por Exceltur y el Govern balear este jueves en Palma.
Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, durante su intervención en el encuentro organizado por Exceltur y el Govern balear este jueves en Palma.Isaac Buj / Europa Press

El plan anunciado por el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, de conceder bajas remuneradas a los padres de niños en cuarentena sin que hayan dado positivo por coronavirus ha provocado un nuevo choque con la patronal, que se opone a costear la medida. Pese a la dificultad técnica de aplicar este sistema de bajas por problema de coordinación con Sanidad, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, insistió este jueves en la propuesta de Iglesias. El presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, reclamó al Gobierno que “se haga cargo de la decisión” y aseguró que las empresas no pueden asumir el coste.

El problema surge por la extensión de la incapacidad temporal para los padres con hijos que tengan que guardar cuarentena sin una PCR positiva. Esto supone un laberinto enrevesado para dar esa baja sin un diagnóstico médico, solo por prevención o conciliación familiar. Y según cómo se resuelva, el coste recaerá en el Estado o en las empresas. Esto ha puesto en alerta a la patronal, que pide que las compañías no tengan que soportar esa carga.

En cuanto a la parte técnica para la ampliación de la baja existen obstáculos que sortear en los que deben coordinarse varios ministerios. Incluido el de Sanidad, ya que son los médicos de cabecera los que dan la baja y en este caso se tendría que hacer solo por prevención o conciliación y no por un diagnóstico médico.

Por el momento, los portavoces del ministerio que dirige Salvador Illa escurren el bulto: “Las bajas laborales son competencia del Ministerio de Trabajo”. Sin embargo, fuentes del departamento que dirige Díaz reconocen la dificultad que entraña el asunto e incluye a Sanidad en el laberinto. “Es muy complejo y entran otros ministerios como Sanidad, porque la baja la da el médico de cabecera”, explican estas fuentes.

Tras tres días de declaraciones en parte contradictorias, los ministros de Unidas Podemos aseguran que el Gobierno planea ampliar las bajas laborales a aquellos padres cuyos hijos tengan que guardar la cuarentena obligatoria sin dar positivo en una PCR. Esto ha desatado el enésimo choque entre el Ejecutivo y la patronal, que no entiende cómo se pueden anunciar medidas que todavía no están cerradas en un momento caliente con varias negociaciones espinosas con los agentes sociales. “No se pueden anunciar cosas sin tantearlo ni hablarlo seriamente antes”, dijo este jueves Garamendi en RNE.

El Gobierno se ha metido en un embrollo que no esperaba con este asunto. El martes, tras el Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno María Jesús Montero explicó lo que ya era un hecho: los padres con hijos con PCR positiva tendrían derecho a la baja laboral. En el resto de supuestos, afirmó, los padres tienen la posibilidad de flexibilizar hasta el 100% su jornada laboral —con una merma del salario— para compatibilizar el trabajo con el cuidado de los menores.

Montero, curtida en mil batallas, salió airosa. Pero 24 horas después, el vicepresidente Iglesias anunció que se aprobaría “de manera inmediata” la ampliación de esta cobertura a los padres de hijos en cuarentena aunque no diesen positivo en la PCR. Incluso para aquellos que no los lleven al colegio por presentar síntomas —como fiebre— compatibles con la covid. En este enredo se vio envuelta la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que este jueves confirmó que planean la ampliación. “Se está trabajando en la extensión de la baja por cuarentena incluso en el caso de un menor que no está contagiado”, dijo en una entrevista radiofónica en IB3. Los portavoces de los ministerios implicados, mientras tanto, insisten en que no hay discrepancias dentro del Gobierno. “Esto es complementario a lo explicado por Montero. Solo se trataría de una ampliación”, matizan fuentes de Trabajo. Pero en Hacienda y Sanidad se ponen de perfil y evitan confirmar nada al respecto.

Pese a todo, la medida queda lejos de estar resuelta por el momento. Díaz reconoció que está en fase de estudio y no prácticamente cerrada como dio a entender Iglesias. Además, la titular de Trabajo adelantó que se llevará este viernes a la mesa de diálogo con los agentes sociales para buscar una solución pactada a un problema que tarde o temprano llegará con la vuelta al colegio.

Quién paga

Responsables de CEOE esperan conocer los planes del Gobierno en la reunión. “De esa forma podremos tener algún detalle de lo que plantean. Hay que ver a qué figura se equipara, porque en función de eso el coste recaerá en las empresas o en el Estado”, argumentan fuentes de la patronal.

Ese es, precisamente, el quid de la cuestión para CEOE: quién paga la prestación. “Los primeros días de baja de una persona los paga la empresa [en algunos casos], y las empresas están francamente mal. Vamos a ver qué significa lo que se está diciendo, pero estos primeros días no deben ir a cargo de la empresa”, insistió Garamendi.

A este respecto, portavoces del Ministerio de Inclusión y Seguridad Social aclaran que la prestación correría a cargo del Estado, ya que se incluiría dentro de las previstas para los casos de coronavirus. “Se cambió la regulación expresamente de las bajas covid en marzo para ello. Son más generosas y, además, las paga la Seguridad Social desde el primer día para aliviar el coste de la pandemia en trabajadores y empresas”, explican fuentes del ministerio.

Desde la patronal se mantienen expectantes, a la espera de conocer los detalles y de saber sobre quién recaerá el coste de la prestación. Aunque fuentes del Ministerio de Trabajo les lanzan un aviso. “En una situación de salud pública, como es esta, el Estado pone una parte, la empresa pone otra parte y el trabajador otra”. A lo que añaden: “Sabemos que no es el mejor momento para las empresas, pero todos tenemos que entender que esto no es voluntario. Nadie quiere esta situación, pero para solventarla y salir adelante tenemos que poner todos de nuestra parte”, remarcan.

Italia, Alemania y Francia, entre las que más apoyan a las familias

El Banco de España, en un informe reciente sobre las medidas de política fiscal en respuesta a la crisis sanitaria en las principales economías del área del euro, destacaba las ayudas a las familias en Italia, con una baja por cuidado de 15 días con el 50% del sueldo o un bono canguro de 600 euros —1.000 euros para personal sanitario— y Alemania, con un pago de 300 euros por hijo. En el caso de Francia, también entre los más generosos, la medida de apoyo era del 90% del salario de los padres que tuvieran que cuidar a sus hijos.

En el caso del España no hay ayudas específicas a las familias con hijos, aunque el supervisor señala: “Se destinaron nuevos fondos para compensar a familias sin recursos por la suspensión de la actividad de los comedores escolares”. El informe recoge en este caso que estas becas comedor se pagaron pese a estar cerrados los colegios a final del curso pasado. También destaca el esfuerzo por la implantación antes de lo previsto del ingreso mínimo vital.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Más información

Lo más visto en...

Top 50