La crisis del coronavirus

El Gobierno se reunirá con los agentes sociales el 4 de septiembre para discutir la prórroga de los ERTE

Los agentes sociales reclaman una ampliación de las ayudas para proteger trabajadores y empresas

Una trabajadora desinfecta la mesa de la terraza un local de hostelería.
Una trabajadora desinfecta la mesa de la terraza un local de hostelería.Europa Press

Ya hay fecha: el próximo 4 de septiembre se celebrará la reunión de la comisión tripartita del diálogo social, según confirmaron este jueves fuentes del diálogo social. Patronal, sindicatos y Gobierno volverán entonces a tocar el delicado tema de la prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), la medida estrella que el Ejecutivo lanzó al inicio de la pandemia para evitar una destrucción masiva de puestos de trabajo, y que ya fue ampliada hasta finales de septiembre tras una dura negociación.

Los agentes sociales abogan por mantener la ayuda hasta al menos finales de año, vistos los estragos que la crisis económica originada por el coronavirus está causando en el tejido productivo en general y en determinados sectores en particular, como el turismo. Pepe Álvarez, secretario general de UGT, insistió el miércoles en una entrevista a Efe en que los ERTE vinculados a la covid-19 se prolonguen más allá del plazo actual del 30 de septiembre. El sindicalista defiende que, al igual que se desconoce cuándo se pondrá un punto final a la emergencia sanitaria, tampoco se debería fijar un límite a los ERTE. Al contrario, aboga por mantenerlos y volver a evaluar la situación a finales de año.

El acuerdo al que llegaron los agentes sociales y el Gobierno a finales de junio para ampliar los ERTE hasta el 30 de septiembre fijó un “periodo transitorio de bonificaciones decrecientes” en las cotizaciones a la Seguridad Social, con el objetivo de favorecer la vuelta al trabajo. El decreto en el cual se plasmó el pacto prevé que las empresas de menos de 50 trabajadores en ERTE total se beneficien de una reducción en las cuotas del 70% en julio, del 60% agosto y del 35% en septiembre. La exoneración para las firmas con más personal es del 50%, 40% y 25%, respectivamente. En el caso de ERTE parcial, las empresas más pequeñas gozan de una bonificación del 60% para los trabajadores que se reincorporen y del 35% para los que sigan en suspensión de empleo; las más grandes del 40% y 25%.

Cerca de 3,4 millones de trabajadores llegaron a beneficiarse de la prestación, un número que ha ido reduciéndose a medida que la economía ha vuelto a abrirse. El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, aseguró este jueves que el 75% de los trabajadores que se vieron afectados por un ERTE por fuerza mayor ya se ha reincorporado a su empleo. Esta cifra, según el ministro, supone una vuelta a la actividad más rápida de lo esperado, a un ritmo de 15.000 trabajadores diarios que se han reincorporado a sus puestos en las últimas semanas.

Escrivá añadió, en una rueda de prensa posterior a un encuentro que mantuvo con el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, que todavía quedan 695.000 trabajadores afectados por ERTE de fuerza mayor, y 145.000 por expedientes vinculados a otras causas.

Aun así, reconoció que sigue habiendo sectores particularmente golpeados que continúan funcionando a medio gas. Entre ellos están el transporte aéreo o las agencias de viajes, que pese a la nueva normalidad y la reapertura de fronteras están sufriendo las recientes restricciones a los movimientos dictadas por varios países europeos ante el consistente aumento de contagios en España. El lobby turístico Exceltur prevé pérdidas por casi 100.000 millones de euros este año.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50