Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Inspección de Trabajo detecta a 29 falsos becarios en Presidencia de la Generalitat valenciana

El organismo investiga otros 20 casos denunciados por CC OO en el Gobierno de Ximo Puig

Palau de la Generalitat valenciana.
Palau de la Generalitat valenciana.

La Inspección de Trabajo ha concluido que Presidencia de la Generalitat valenciana mantiene bajo la figura de becarios a 29 trabajadores, en lo que representa un "claro y evidente fraude y abuso de ley" porque su labor no cumple los requisitos formativos y desempeñan, en realidad, funciones propias de empleados públicos, según establece la resolución del organismo a la que ha tenido acceso este diario.

Comisiones Obreras, el sindicato que denunció la práctica, ha advertido este lunes de que el fraude laboral puede ser mayor: la inspección investiga otros 20 casos similares en cinco consejerías del Gobierno de coalición que preside Ximo Puig, del PSOE, y del que forman parte también Compromís y Podemos: Sanidad, Hacienda, Igualdad, Justicia y Economía.

A la espera de recibir la resolución, el Ejecutivo ha defendido que "respeta de forma escrupulosa los derechos" de sus becarios, cuyas tareas, afirma, "están estrictamente enmarcadas en el ámbito de la formación". "En todo caso, y sin perjuicio de las alegaciones que puedan presentarse, la Generalitat está dispuesta a analizar las conclusiones de la Inspección de Trabajo y, de hecho, realizará los ajustes necesarios para mejorar aspectos relacionados, por ejemplo, con la evaluación del proceso formativo", ha añadido un portavoz de Presidencia.

La utilización de falsos becarios en la Generalitat se remonta a la etapa de Gobierno del PP, han afirmado las responsables de Formación y Empleo, Ana García, y Acción Sindical, Soledad Fernández, de Comisiones Obreras del País Valenciano, que han atribuido la persistencia de la práctica a los recortes presupuestarios y a la normativa de ámbito estatal que restringe la convocatoria de ofertas públicas de empleo, limita el relevo de los funcionarios que se jubilan e impide aumentar la masa salarial.

La decisión de la inspección, contra la que cabe recurso, obliga a la Generalitat a ingresar en la Seguridad Social las cuotas que dejó de abonar desde el inicio de las becas. Una cantidad que, según los cálculos de CC OO, asciende a 84.000 euros.

La inspección menciona 36 elementos para concluir que Presidencia de la Generalitat recurrió a becas de formación para proveer "verdaderos puestos de trabajo que deberían haber sido cubiertos mediante fórmulas de contratación laboral o funcionarial". Y que lo hizo porque los becarios tienen "un menor coste económico".

Sin plan de formación

Los becarios de Presidencia no tenían un programa de formación —los afectados aseguraron desconocerlo y la Generalitat no lo ha aportado al expediente—, "sin que por lo demás existan informes de seguimiento periódicos del aprendizaje y evaluaciones continuas", señala el organismo del Ministerio de Trabajo.

La inspección ha tramitado el alta en la Seguridad Social como trabajadores de los 29 becarios de Presidencia, que estaban asignados a las áreas audiovisual, de publicidad e imagen institucional, planificación y análisis informativo, prensa y redes. En este último caso, todos los trabajadores del servicio eran becarios, ha destacado Comisiones.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información